El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Arce afirma que ‘mientras esté la OEA, no vamos a acudir a ninguna invitación del Órgano Electoral’

El Presidente afirma que la misión de ese organismo internacional jugó un papel “nefasto” en las elecciones de octubre de 2019. “No hay credibilidad en la OEA”, remarcó.

hace 7 mese(s)

,

El presidente Luis Arce no asistió a la inauguración de la jornada electoral porque entre los invitados estaba la misión de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que acusó de un papel “nefasto” en los comicios anulados de 2019. “No hay credibilidad en la OEA”, ratificó.

Tras emitir su voto en el colegio Miguel de Cervantes de Miraflores, señaló a los medios de prensa que no fue al acto por el rol que tuvo la OEA en las elecciones de octubre de 2019. “Mientras esté la OEA, nosotros no vamos a acudir a ninguna invitación del Órgano Electoral”.

Cuando se le preguntó sobre el motivo de esta decisión, escuetamente dijo: “Por razones obvias, ustedes saben el papel nefasto que tuvo la OEA en las elecciones de 2019; no hay credibilidad en la OEA”.

Fue la Misión de Observación Electoral de la OEA que el 22 de octubre de 2019, mediante un comunicado, manifestó “su profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos tras el cierre de las urnas”, luego del corte del conteo de datos preliminar la noche de la jornada electoral, el 20, y su reinstalación en 21.

Aunque el “corte” del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) estaba previsto al alcanzar el 80% del registro y que este conteo no era vinculante con el resultado oficial, la Misión de la OEA tomó el “cambio drástico” como base suficiente para instalar una duda sobre la integridad del proceso electoral.



El conteo del TREP se interrumpió sobre 83,85% de las actas verificadas, y daba una ventaja a Evo Morales (Movimiento Al Socialismo, MAS) sobre Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana, CC) de 7,87 puntos porcentuales; y, al día siguiente, dicha diferencia había subido a poco más de 10 puntos, suficientes para proclamar presidente electo a Morales.

La misma noche del 22 de octubre empezó la movilización de sectores ciudadanos contra la elección, que calificaron abiertamente que hubo un “fraude electoral”.

Luego vino el acuerdo porque la OEA hiciera una auditoría de las elecciones, cuyos resultados fueron adelantados el 10 de noviembre de 2019, cuando la misión de auditoría de la OEA publicó un polémico informe de 13 páginas en que decía que no se puede validar una victoria en primera vuelta por las dudas que había en el resultado, porque se había manipulado el sistema informático y había encontrado actas alteradas.

Ese mismo 10 de noviembre, Evo Morales renunciaba a la presidencia, teniendo que dejar el país en un avión de la Fuerza Aérea de México.

El informe de la OEA posteriormente fue rebatido por estudios de instituciones y expertos internacionales. El MAS ganó las elecciones del año pasado con un categórico 55,10% y defiende su tesis de que en 2019 hubo un golpe de Estado, con la OEA como aliado.