El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Alertan sobre la ilegalidad de vacunas ofertadas por privados

hace 1 mese(s)

,

“Nos están vendiendo porque hemos buscado. Dicen que están llegando las de Moderna, las rusas y chinas. Hasta ahora el precio está a 200 dólares”, asegura Carlos, quien está dispuesto a adquirir las dosis de privados y sin garantías. Autoridades sanitarias y  la Policía alertan que la compra y venta de las inmunizaciones es ilegal. 
 
En enero, el Ministerio de Salud,  a través de los Servicios Departamentales de Salud,  comenzó el proceso de vacunación contra el coronavirus al personal que está en primera línea. Espera llegar a toda la población hasta septiembre de 2022. El suministro es gratuito.

La oferta riesgosa 

Según la explicación de Carlos, la oferta surgió de un grupo de médicos,   quienes estarían en  comunicación con una empresa importadora de medicamentos. Le aseguraron que se aguarda el trámite que autorice a las compañías privadas la importación de vacunas y su posterior comercialización a la población.

La oferta no la realizan en  redes sociales ni mediante publicaciones masivas. La estrategia es de “boca en boca” o pasar la información entre amigos y parientes de confianza que estén dispuestos a  pagar 1.392 bolivianos.

Prometieron a Carlos que las dosis llegarán después de las elecciones y que le comunicarán con anticipación porque la persona  que haya pagado los 200 dólares que piden debe tener una prueba PCR negativa y, con ese comprobante, viajar a la ciudad de La Paz donde le inyectarán para no romper la cadena de frío.

“Todo es por contactos que tenemos y nos avisan . El requisito es hacerse sacar una prueba PCR y hay que ir hasta La Paz. El precio es para las dos dosis. Nos van a avisar, nos van a decir ‘ya está libre (autorizada), vengan’”, cuenta Carlos, quien está convencido y  confía en que esa importadora sigue los procedimientos legales y que sólo aguarda la autorización del Ministerio de Salud.

Relata que hace dos semanas, unas 80 personas estaban interesadas en comprar  vacunas, pero algunos se desanimaron y otros prefieren esperar que la inmunización gratuita del Gobierno llegue a toda la población. Actualmente, algo más de 50  están anotadas en una lista de espera.

Advierten ilegalidad

“La Ley de Emergencia Sanitaria establece que todas las vacunas que se adquieran deben ser para su distribución gratuita. Por ejemplo, las puede comprar la Gobernación, pero debe distribuirlas gratis. Esa es la norma y sólo falta que se la reglamente”, afirma Yercín Mamani, exdirector del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba y actual funcionario de Epidemiología.

Si una empresa, farmacéutica o institución importa los biológicos con fines comerciales es ilegal, advierte Mamani.

“Si bien cualquier institución puede gestionar, no hay que dejarse engañar. Puede ser una estafa. Está prohibido vender, el suministro debe ser gratuito”, recalca Mamani, quien renunció a la dirección del Sedes el 1 de marzo.

Recordó que entre  abril y mayo del año pasado se detectó que, mediante las redes sociales, ofrecían vacunas, pero esas inmunizaciones eran contra “el coronavirus o moquillo en perros”.   

A principios de febrero de este año el Sedes alertó sobre la venta de vacunas contra coronavirus supuestamente avalada por una farmaceútica. Sin embargo, tras una investigación se descubrió que la oferta era fraudulenta y la empresa de medicamentos aludida desmintió su participación.

El 8 de febrero, la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) emitió un comunicado en el que advierte sobre la ilegalidad en la oferta y venta de las dosis. “Habiendo tomado conocimiento de ofertas  y comercialización ilícita por medio de cuentas falsas de redes sociales de las vacunas contra la Covid-19 de manera inescrupulosa y delincuencial, advertimos que eso está considerado como un delito contra la salud”, señala el aviso.

Aclara que “a la fecha ninguna empresa importadora de medicamentos, persona natural o jurídica  tramitó la autorización para importar y comercializar vacunas contra la Covid-19 en territorio boliviano”.

El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Jorge Silva, pidió a la Policía, a través de su Unidad de Cibercrimen, que dé con el paradero de personas que ofrecen vacunas por las redes sociales para sancionarlas como corresponde.

Desde el Comando Departamental de la Policía de Cochabamba indicaron que aquellas personas involucradas en la venta y/o comercialización de las inmunizaciones serán procesadas por el delito de atentado contra la salud pública que, de acuerdo con el Código Penal, puede ser sancionado con la privación de libertad de uno  a diez años. 

Empresas farmacéuticas

La cadena nacional de farmacias Farmacorp anunció, mediante las redes, su intención de importar las dosis. Este comunicado generó cientos de reacciones y muchos acudieron a sus sucursales para averiguar el precio y fecha de comercialización.

“Farmacorp comunica que se encuentra evaluando la compra de vacunas anti-Covid en el mercado internacional para su posterior importación, según la norma vigente. En este proceso se están considerando también los factores logísticos, tanto para el transporte como para la distribución en territorio nacional”, dice el anuncio que fue publicado el 25 de febrero.



La gerente de Comunicación Corporativa de  Farmacorp, Sisi Áñez, asegura que la solicitud aún está en trámite en el Ministerio de Salud y que se  espera una respuesta.

“Estamos aún en las solicitudes. Es el Gobierno quien debe autorizar la compra de las vacunas. Estamos en esas aproximaciones. Se debe hacer un trámite”, explicó brevemente.

Ley  de emergencia

  • Artículo 13  El Gobierno definirá las políticas de inmunización y regulará su implementación en el país.
  • Artículo 14 Los procesos de inmunización autorizados serán gratuitos y no deben representar ningún tipo de costo para los beneficiarios.
  • Artículo 15  La inmunización tendrá carácter voluntario y se aplicará previo consentimiento informado.
  • Artículo 16  El  consentimiento  la difusión masiva de información sobre la inmunización, incluyendo los alcances y posibles efectos secundarios.

 Las gobernaciones y alcaldías  tramitan la adquisición de dosis 
Vacunas anti-Covid, a 27 dólares en el mercado internacional

“En el mercado internacional la vacuna cuesta  entre 14 y 27 dólares”, asegura Yercin Mamani, exdirector del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba.

Hasta el 1 de marzo, mientras Mamani aún era titular del Sedes, la Gobernación de Cochabamba, la Asociación de Municipios de Cochabamba (Amdeco) y el Colegio Médico solicitaron adquirir  vacunas, y ése es el precio referencial que les dieron en el mercado externo, sobre todo las Pfizer.

“Las conversaciones que tuvimos el año pasado nos presentaban ofertas de entre 14 y 27 dólares. Pero, varía mucho (el precio)  dependiendo a la vía por la que llega. No es lo mismo que venga por barco, que  demora mucho, a que venga por vuelo. Además, los mecanismos de conservación son diferentes”, explicó Mamani.

El 28 de enero llegó a Bolivia el primer lote con 20.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V. El Gobierno no reveló el  precio de las inmunizaciones debido a una “cláusula de confidencialidad” firmada con los laboratorios.

“Antes de que se compraran las vacunas Sputnik-V del laboratorio Gamaleya,  ya estaba en vigencia  el decreto 4432, que en su artículo 4 habla sobre la confidencialidad del precio de las vacunas; es el único elemento que está sujeto a confidencialidad porque es un requisito de los laboratorios”, afirmó  entonces el vocero presidencial, Jorge Richter.

Sostuvo que este tipo de condicionamientos son solicitados por “todos los laboratorios”, no por el costo del medicamento, sino por el conocimiento científico que “no permiten divulgarlo”.

El municipio de La Paz  gestiona la adquisición de 250 mil vacunas. Hace unos días, el alcalde  Luis Revilla acusó al Gobierno de rechazar cualquier tipo de coordinación y apoyo para  comprar las dosis. La alcaldesa de Santa Cruz, Angélica Sosa, por su parte, dijo que el Ejecutivo  “obstaculiza” la  adquisición de medio millón de dosis para su municipio. 

“En realidad el Gobierno nacional no está obstaculizando para nada. El que quiera importar vacunas, lo hará. Lo importante es que llegue de forma gratuita al pueblo”,  respondió Arce.

Colegio Médico de Cochabamba
“Aún no se sabe cuántos médicos se vacunaron”

El presidente del Colegio Médico de Cochabamba, Édgar Fernández, asegura que todavía no es posible cuantificar el número  de profesionales en salud que fueron inmunizados. Dijo que después de   la segunda fase de  vacunación, con las dosis de procedencia China, se podría tener cifras aproximadas.

 En el Colegio Médico de Cochabamba están inscritos cerca de 7.500 profesionales, pero se estima que son más de 12.000 en todo el departamento.

Según información del Servicio Departamental de Salud (Sedes), en ambas fases de vacunación, con las rusas y chinas, se pretende llegar al 100% de la población médica inscrita en las listas. Los profesionales que se inmunización con la Sputnik V ya recibieron la segunda dosis.

Fernández informó que algunos médicos de la Llajta no quisieron ser vacunados contra el coronavirus debido al “estigma” de las reacciones.

“Es por el estigma de las reacciones, sobre todo, de los efectos secundarios. Además, en esta segunda fase de la vacunación es con las chinas, se ha visto que tiene mayores efectos y menor efectividad. Hay una menor confianza”, dijo el presidente del ente colegiado departamental.

Entre los efectos adversos reportados por los profesionales en salud, tras recibir la dosis anti-Covid, figuran el dolor  de cabeza, insuficiencia respiratoria  y otros. Sin embargo, ninguno de gravedad.

“He recibido llamadas, he conversado con algunos colegas y me dicen que están esperando que haya una mejor certificación. Mientras más vacunas se traigan y mejores certificaciones tengan, es mucho mejor para la población”, destaca Fernández 

En  el país avanza la  vacunación a todo el personal de  los hospitales públicos, las cajas y clínicas privadas. También acceden a la inmunización en algunas regiones los    pacientes con  enfermedades de base.  


Notas Relacionadas