El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

El oficialismo se abre un frente de conflicto al hablar de ajustes a la autonomía universitaria

La UMSA se declaró en emergencia y otras universidades evalúan a pretensión de reformar el sistema de cogobierno docente-estudiantil de las universidades públicas.

hace 4 mese(s)

,

Un nuevo frente de conflicto se abrió el oficialismo al poner en tela de juicio la autonomía universitaria, a raíz del trasfondo político que fue develado luego del accidente en la Universidad Pública de El Alto (UPEA), en el que murieron siete estudiantes.

El jueves, el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuestionó duramente el sistema de cogobierno docente-estudiantil en las universidades públicas del país. “Habría que revisar la autonomía universitaria; a título de autonomía no se (les) puede tocar, es una vaca sagrada definitivamente las autonomías del sistema universitario en todo el país”, dijo.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, alimentó la polémica este viernes. Dijo que “no se descarta absolutamente nada” respecto de la propuesta adelantada por el senador Rodríguez.

“Llegaremos a hacer una evaluación profunda con relación a las autonomías (porque) creemos que no solo es el tema de estudiantes, sino también el tema de docentes, personal administrativo, el manejo económico”, dijo en entrevista con Cadena A.

El eventual ajuste a la autonomía generó reacciones en las mismas universidades públicas, como la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

En La Paz, la rectora interina de la UMSA, María Eugenia Pareja, hizo conocer la posición del Consejo Universitario respecto de lo que llamó “exabrupto” del senador Rodríguez. “Exigimos que no se toque ni se vulnere alegremente la autonomía universitaria”, afirmó.

“Vamos a ponerle con toda la fuerza y, si es posible, con nuestras vidas” nuestro empeño por defender nuestros principios, dijo.



La propuesta de Rodríguez comenzó a generar cuestionamientos políticos también. El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Alarcón, se preguntó el jueves si la “causa determinante” de la tragedia de la UPEA fue la autonomía universitaria. “Quieren eliminar la autonomía universitaria para que las universidades se conviertan en agencias y dependencias masistas”, escribió en sus redes sociales.

“Como siempre, el MAS disfraza fines perversos, de aniquilación de derechos, con motivos aparentemente nobles”, protestó.

La autonomía universitaria está consagrada en el artículo 92 de la Constitución Política del Estado (CPE). “Las universidades públicas son autónomas e iguales en jerarquía. Las universidades públicas constituirán, en ejercicio de su autonomía, la universidad boliviana, que coordinará y programará sus fines y funciones mediante un organismo central, de acuerdo con un plan de desarrollo universitario”, señala el parágrafo I.

La expresidenta transitoria y ahora candidata a la Gobernación de Beni Jeanine Áñez también cuestionó este viernes la pretensión de modificar los alcances de la autonomía universitaria planteada desde el oficialismo.

“La desgracia de la UPEA, no les da derecho a inmiscuirse en la autonomía universitaria establecida en la C.P.E. Luego pretenderán «revisar» lo poco avanzado en la autonomía de los otros niveles de estado. Centralista (sic)”, escribió en su cuenta de Twitter.

El martes, la convocatoria a una asamblea estudiantil en el Área de Ciencias Económicas, Financieras y Administrativas de la UPEA degeneró en una trifulca y posterior accidente. Once estudiantes cayeron al vacío desde el quinto piso del edificio de la carrera de Administración de Empresas y siete de ellos murieron.

El comandante de la Policía Boliviana, coronel Jhonny Aguilera, dijo a La Razón Radio que las investigaciones pudieron establecer móviles más que académicos en la convocatoria a esa asamblea. Afirmó que la dirigencia estudiantil del área (facultad) pretendía una “toma serial” de los centros de estudiantes con tal de promover una candidatura en las elecciones del Decanato del 18 de marzo.

Siete dirigentes estudiantiles fueron derivados la noche del jueves a las cárceles de San Pedro y Obrajes, en La Paz, en calidad de detenidos preventivamente.


Notas Relacionadas