El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Más de 11 millones de familias podrían quedarse en la calle en EEUU si se levanta el veto a los desahucios

Sería un desastre humanitario y de salud pública" declaró la oficina de Protección Financiera al Consumidor.

hace 8 mese(s)

,

La Oficina de Protección Financiera al Consumidor de Estados Unidos (CFPB, por sus siglas en inglés) ha advertido este lunes 1 de marzo de que más de 11 millones de familias podrían perder sus hogares si se levanta finalmente el veto a los desahucios.

Hasta 2,1 millones de hogares tienen retrasos de más de 90 días en los pagos de hipoteca y 8,8 millones tienen deudas de alquiler, según la CFPB, pero continúan en sus hogares gracias a las medidas de excepción aprobadas a nivel federal y estatal con motivo de la pandemia de coronavirus.

El mes pasado el presidente Joe Biden amplió la prohibición de desahucios por impago de renta hasta finales de marzo y la prohibición de desahucios por impago de hipotecas con respaldo federal expira a finales de junio.

«Para decirlo llanamente: tenemos muy poco tiempo para evitar que millones de familias pierdan sus hogares», ha explicado el director en funciones de la CFPB, Eric Uejio, en un comunicado.



«Estoy muy preocupado por los posibles desahucios masivos que dejarían a millones de familias en la calle. Sería un desastre humanitario y de salud pública y además tendría consecuencias en el sector inmobiliario y en nuestra economía en su conjunto», ha apuntado.

Esta amenaza se cierne en particular sobre las minorías. En diciembre de 2020 eran un 7 por ciento los hogares blancos con atrasos en los pagos, mientras que era del 22 por ciento en el caso de hogares negros, del 18 en el caso de hogares de hispanos y del 13 por ciento en el de hogares asiáticos.

Los negros e hispanos corren más riesgo de contraer la COVID-19 y morir que los blancos, es menos probable que tengan un empleo que les permita teletrabajar y más probable que estén en sectores laborales más expuestos al riesgo del coronavirus.

«En particular en comunidades negras e hispanas, muchos no se han recuperado aún de la última crisis económica de hace más de una década y esas mismas comunidades están de nuevo llevando un peso desproporcionado de la pandemia a nivel económico y sanitario», ha señalado Uejio.


Notas Relacionadas