El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Después de 3 días familiares recogen el cuerpo de una joven en un clínica de Montero

hace 9 mese(s)

,

El martes pasado, Roxana Condori (28) murió a las ocho de la mañana, según los datos proporcionados por sus familiares. Sin embargo, recién el viernes 19 de febrero tuvieron la posibilidad de recoger el cuerpo y enterrarlo, sin velatorio, debido a que el deceso fue ocasionado por Covid-19, entre varias complicaciones.

Los padres de Roxana denunciaron que en la clínica Orellana, de la ciudad de Montero, retuvieron el cadáver de su hija ante la imposibilidad de pagar los Bs 78 mil que alcanzó la cuenta en la Unidad de Cuidados Intensivos (UTI).

Mi hija estaba internada en Montero, dicen que tenía anemia y que también estaba mal de los pulmones, ya que tenía un tumor ahí. Nos pidieron Bs 78.000, tenemos los papeles de una casa para dejar en garantía, pero no los aceptaron, pedían el dinero en efectivo”, explicó Miguel Condori, el padre de la difunta, que llegó de Buena Vista, donde vive, junto a su esposa.

Desde su ocupación como albañil, se le complicaba reunir esa cantidad de dinero para dar cristiana sepultura a su descendiente.

Roxana Condori deja en la orfandad a dos niñas, de 6 y 8 años, a quienes su padre abandonó. Al momento del deceso, ella mantenía una relación de dos años con otra pareja, Johnny Vargas. Fue él quien, junto a su progenitor, intentaron dejar en garantía, en la clínica, los papeles de la vivienda familiar.



Las menores quedarán bajo la custodia de su abuelo, Miguel Condori, que tiene cuatro hijos más con él.

Para saldar la cuenta con el establecimiento privado de salud y retirar el cuerpo de Roxana, su pareja, Johnny Vargas, tuvo que entregar, como garantía, la documentación de su casa a un primo de Roxana, quien prestó Bs 35 mil.

Luego de negociaciones, la clínica redujo la deuda a la mitad del monto original, tras dos semanas de internación en cuidados intensivos.

 

 


Notas Relacionadas