El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Hombre acusado de matar a una joven en Yapacaní salió de la cárcel

hace 7 mese(s)

,

El 26 de noviembre del pasado año un hecho trágico provocó consternación e indignación a Yapacaní: una joven madre, con siete meses de embarazo, fue estrangulada frente a su hijo de cuatro años de edad. Casi tres meses después de este episodio violento el principal sospechoso del feminicidio consiguió salir de la cárcel y defenderse en libertad.

Génesis Espada tenía 21 años de edad cuando al anochecer de ese jueves de noviembre le apagaron la vida. Fue asesinada cuando se duchaba en la casa de su padre, en el barrio Bibosi de Yapacaní. Ella había decidido retornar al hogar paterno para alejarse de su pareja, con la que había convivido algunos meses, pero fue -según relató el niño de 4 años- quien terminó quitándole la vida.

El abogado del presunto autor le dijo este viernes a Soledad Prado, corresponsal de EL DEBER, que Bismark V. L. "no es el autor de este horrendo crimen". Rony Alba señala que las filmaciones de cámaras de seguridad, los mensajes de texto, la triangulación de llamadas, los peritajes del IItcup y las declaraciones de testigos apuntan a que Génesis no fue asesinada por su expareja.



“Hemos solicitado al Ministerio Público la toma de muestras de ADN para que se le haga el cotejo de la sangre de Bismarck con los residuos de las uñas de la occisa", dijo el abogado.

Lo que dijo el niño

Bismark V. L. se entregó a la Policía luego de que fuera señalado por el niño de cuatro años de ser quien estranguló a su madre. "El niño lo vio todo. Dice que un hombre salió del monte cuando ella estaba en la ducha, entró a la casa y le pegó", le contó la hermana de la víctima a EL DEBER un día después del crimen. Por este dato es que se supo que el agresor sorprendió a Génesis cuando se encontraba en la ducha.

Según el relato de sus compañeros y profesores de la carrera de Contaduría, la joven madre se iba a graduar en diciembre de 2020. Ellos se sumaron a los familiares y amigos de Génesis y llegaron, con el cuerpo, hasta el comando de la Policía de Yapacaní para pedir justicia por este crimen que conmocionó a este municipio situado en el norte de Santa Cruz.

La Fiscalía General del Estado reportó que Bolivia cerró el 2020 con al menos 113 mujeres muertas a causa de la violencia machista.


Notas Relacionadas