El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Personal de Salud de Santa Cruz reclama la falta de funcionarios para atender el rebrote

hace 4 mese(s)

,



El Remanso tenía 25 personas trabajando, hoy está con la mitad. Cuando seguían los contratos del Gobierno central se trabajaba 24 horas y fines de semana. “Hoy la debilidad son las noches y los fines de semana, y ahora se toman muestras de 8:00 a 14:00”, dijo un funcionario que prefirió no dar su nombre.

Afuera del laboratorio, las filas de gente que quiere hacerse una prueba PCR alcanzan hasta dos cuadras. “En El Remanso solo se están haciendo hisopados, ya no se atiende pacientes”, explicó otro médico que tampoco quiso hacer pública su identidad.

Sobre El Remanso, Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz, dijo que necesitan hacerse algunas aclaraciones. “La gente va y reclama, grita al personal. Para empezar, El Remanso ya no es un centro de atención médica ni de consultas; tampoco toma muestras, es un laboratorio donde deben llegar las muestras que se toman en los centros de salud, y la gente tiene que ir a esos centros de salud”, aseveró.

Ríos explicó que antes sí era centro médico, cuando había los contratos del Gobierno central, que fenecieron el 30 de septiembre. “Hasta ahora no nos hacen las adendas y esa es la pelea, la contratación de personal. El personal que hay ahora tiene ítem, por las horas laborales su trabajo es de lunes a viernes y resulta que ellos, desde hace un mes, los sábados, decidieron ir a trabajar de manera voluntaria por amor a la camiseta, debido a la situación. La gente no tiene por qué hacer cola a El Remanso, tiene que ir al centro de salud”, exhortó.

En el hospital San Juan de Dios, según el responsable de la UTI Covid-19, Andrés Martínez, la terapia intensiva está llena. “Tenemos la sala llena para nuestra capacidad, el hecho de tener un solo médico en sala limita el número de pacientes que pueden atenderse”, dijo.

Según Martínez, los contratos del Banco Mundial -en el San Juan de Dios- concluyeron a finales de octubre, y eran por 90 días. Dice que no hubo muchos pacientes en noviembre, pero en diciembre, sobre todo en las últimas semanas, se han disparado los casos.

“Los pacientes de terapia son complejos, no salen en una semana, hay una media de 12 a 15 días por paciente grave, y algunos se quedan más días. Si llenamos las camas con siete pacientes ventilados, quizás no tenemos más capacidad por los próximos 12 días, como mínimo, para recibir a más enfermos”, resaltó.

Martínez dice que hay capacidad física para el doble de camas, pero que no se puede trabajar con más camas porque es muy pesado y la norma en salud es clara: siete pacientes por un médico.

“La capacidad era del triple, podían atenderse 20 pacientes con tres médicos en sala, pero hoy solo tenemos uno. Nos dijeron que iban a contratar más y veremos cuándo se hace realidad eso”, sostuvo.

Ríos dijo que todos están con un solo equipo. Sobre el San Juan de Dios, explicó que hay 20 unidades de terapia intensiva, pero el hospital decidió usar solo 10 camas para UTI, 10 para Unidad de Cuidados Intermedios (UCI), “que también son importantes”, y que aparte hay emergencia y aislamiento.

Más bien el San Juan de Dios es uno de los que mayor soporte está dando ahorita”, reconoció.

En La Pampa, según un médico del lugar que prefirió el anonimato, solo han quedado un médico emergenciólogo y cinco médicos generales para la atención de pacientes Covid-19.

“La Pampa de la Isla se convierte en un hospital más del segundo nivel que necesita tiempo para ser preparado con toda la logística para la consulta médica e internación. Para terapia tenemos el domo del Japonés”, dijo Ríos.

Sin embargo, el Japonés tiene 74 camas distribuidas en dos domos, 30 camas en el domo 1, y 44 en el 2. Hasta el miércoles 23, por falta de recursos humanos, solo funcionaban 9, y había el compromiso de habilitar tres camas más el 24. Sumado a la escasez de especialistas y enfermeras, dos doctores dieron positivo a Covid-19.

En el domo estamos llenos y ya no se puede ingresar a nadie más. Solicitamos, para el domo1, que tiene 30 camas UTI, más de 150 personas; y para el domo 2, con 42 camas, unas 196 personas”, explicó Richy Anderson, responsable de los domos del Japonés.

La ‘cereza sobre la torta’ es que el 31 de diciembre acaba el contrato del único equipo que hay trabajando en el domo 1 del Japonés, según informó Ríos.

El Japonés necesita al menos cinco equipos para el domo 1. Estamos viendo cómo hacer para remover personas de un lado a otro, porque a muchos se les acaban sus contratos del Banco Mundial”, lamentó Ríos.

En entrevista con EL DEBER Radio, el gobernador Rubén Costas reconoció que el rebrote es “gravísimo”, y dijo que para muestra está lo que hoy acontece en Europa.

Adelantó que este lunes 28 habrá una reunión para ver el tema del personal. “De nada sirve tener domos, terapias, si no tenemos recursos humanos, hay un compromiso de que se hará una evaluación este lunes, viene el equipo del Ministerio de Salud a Santa Cruz” aseveró.

Marcelo Ríos, director del Sedes, dijo que en reuniones anteriores conocieron el plan del Ministerio de Salud, que tenía cosas interesantes, “pero preocupa de sobremanera que no contemplaba recursos humanos”.

Ríos confesó que le preocupa la burocracia porque hasta ahora no hubo una mesa de trabajo operativa. “Deberían ser ítems de una vez, y si solo son contratos, al menos que duren cuatro meses. Hemos pedido más de 600 contratos”, dijo.

 


Notas Relacionadas