El tiempo
     Santa Cruz

P Personaje

Adiós a Sean Connery: así fue su carrera en el mundo del cine

Connery también comenzó a arriesgar en películas que lo alejaran de su famoso personaje con licencia para matar y lo hizo de la mano de John Boorman.

hace 9 mese(s)

,

Sean Connery, el carismático actor escocés que alcanzó el estrellato internacional como el afable e intrépido agente secreto James Bond para abandonar el papel y forjarse una carrera igualmente exitosa que le mereció un Óscar, falleció. Tenía 90 años.

Su único hijo, el también actor Jason Connery, declaró a la BBC que su padre llevaba “mal un tiempo”, y que murió durante la noche acompañado por su familia en Nassau, en las Bahamas. “(Es) Un día triste para todos los que conocían y querían a mi padre, y una triste pérdida para toda la gente que disfrutó del don maravilloso que tuvo como actor”, agregó. 

Connery (Edimburgo, 1930) era uno de los rostros más reconocibles de la gran pantalla desde que en la década de 1960 y 1970 interpretase hasta en seis ocasiones al agente secreto más famoso de la historia. Ese papel, y el magnetismo canalla con que lo interpretó, situaron al actor como uno de los hombres más deseados del mundo y como uno de los grandes iconos de la masculinidad en la segunda mitad del siglo XX. 

A lo largo de los años 70, su presencia se hizo habitual en algunos de los filmes de aventuras más recordados de aquella década, desde el explorador que acompañaba a Michael Caine en “The Man Who Would Be King” (1975) al Robin Hood de “Robin and Marian” (1976), pasando por la epopeya orientalista de “The Wind and the Lion” (1975). 

Sin embargo, tras esa etapa como hombre de acción, el reconocimiento de Connery como actor explotó tardíamente, cuando protagonizó una serie de taquillazos a finales de los años ochenta. Su interpretación de un duro y veterano policía en la película “The Untouchables” le dio su único premio Óscar, como mejor actor secundario, en 1987. 

Además de esa película, otros papeles como el de padre de Harrison Ford en “Indiana Jones and The Last Crusade” (1989), o el de capitán de un submarino soviético en “The Hunt for Red October” (1990) cimentaron su prestigio entre las nuevas generaciones, sin perder un ápice de su magnetismo. 

Hijo de un camionero y una limpiadora, Connery, que celebró sus 90 años en agosto, se retiró de la actuación en 2006 y de la vida pública en 2011, para disfrutar de un retiro dorado en las Bahamas. 

Independentismo escocés

Muy implicado en la causa independentista escocesa, aprovechó momentos como la ceremonia en la que la reina Isabel le nombró caballero, en la que apareció con falda escocesa, para reivindicar sus orígenes. 

La ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, se mostró en Twitter “desconsolada” por la muerte de “uno de los hijos más queridos de nuestra nación”

“Fue una leyenda global, pero, ante todo, un escocés patriota y orgulloso. Su imponente presencia en la apertura del Parlamento escocés en 1999 mostró su amor por su país de nacimiento. Sean fue un defensor toda su vida de una Escocia independiente y quienes compartimos esa creencia tenemos una deuda de gratitud con él”, dijo. 



Casado en segundas nupcias con Michele Roquebrune, Connery tuvo un solo hijo, el actor y director Jason Connery.

LAS 5 MEJORES PELÍCULAS DE SEAN CONNERY

Agente 007 contra el Dr. No” 

Su carta de presentación en el universo Bond tiene lugar en un lujoso casino donde se juega al póker. 

“Marnie, la ladrona” 

Aunque el protagonismo absoluto lo ocupe Tippi Hedren, ambos mantienen una escena conyugal de alto voltaje en el camarote de un barco cuando discuten y él le quita el vestido con violencia. 

“Zardoz” 

Connery también comenzó a arriesgar en películas que lo alejaran de su famoso personaje con licencia para matar y lo hizo de la mano de John Boorman.

“El nombre de la Rosa” 

La adaptación de la novela de Umberto Eco volvió a devolverle el prestigio y algún que otro galardón.

“Indiana Jones y la última cruzada” 

Steven Spielberg dio en la diana al convertirlo en padre de Indi. Su complicada relación paterno-filial se convertirá en una de las fuentes cómicas de este clásico de aventuras.


Notas Relacionadas