El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Eva Copa y el MAS creen que ascenso por decreto en las FFAA demuestra que Evo sufrió un golpe de Estado

La presidenta del Senado anunció que presentará una acción de nulidad ante el TCP. La Cámara Alta, hace poco menos de un mes, impidió el ascenso de 27 generales de las FFAA, bajo el argumento de que ese procedimiento era “inconstitucional”.

hace 2 mese(s)

,

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, aseveró hoy que el ascenso directo y por decreto que aplicó el Gobierno en las Fuerzas Armadas, refuerza las versiones de una supuesta alianza entre el Ejecutivo y los militares. Para ella, se confirma que en noviembre del año pasado hubo un golpe de Estado en contra del presidente Evo Morales.

“Vamos a presentar una acción directa de nulidad porque es una usurpación de funciones lo que se está haciendo y claramente ahí se ve la alianza que hubo entre el Gobierno interino y los militares, y efectivamente demuestra que fue un golpe de Estado”, dijo la presidenta Copa a la Red ATB.

Destacó que el MAS siempre “respetó” la independencia de poderes y por eso calificó de “alarmante” la disposición emitida a través de un Decreto Supremo.

La bancada del MAS en el Legislativo emitió un comunicado en el que critica también la decisión asumida por el Ejecutivo. “Condenamos enfáticamente y denunciamos ante la comunidad internacional que nuevamente el Gobierno de facto de Jeanine Áñez, a través de un decreto supremo aprobó el ascenso de los comandantes generales de las FFAA, ratificando con ello, que su actuar se adecua plenamente a un Gobierno dictador y nefasto”.

La Cámara Alta, controlada por el MAS, rechazó hace poco menos de un mes el ascenso de 27 generales de las FFAA, bajo el argumento de que ese procedimiento era “inconstitucional”, pues se necesitaba una ley.

Ante eso, el ministro de Defensa, Fernando López, advirtió esta semana que en tanto la Cámara Alta dé cumplimiento a lo dispuesto por el numeral 8 del artículo 160 de la Constitución Política del Estado, se procedió a la imposición de grados y entrega de bastones de mando, sables y espadas al personal militar de las Fuerzas Armadas.



La autoridad consideró que esa negativa del Legislativo se entiende como un “castigo” para los militares que se pusieron al lado del pueblo, durante los conflictos poselectorales de 2019, propiciados por el fraude electoral en los comicios del 20 de octubre, que derivó en la anulación de ese proceso y en la renuncia de Evo Morales.

Copa denunció al Gobierno de usurpación de funciones, pero el Ejecutivo también advirtió que el MAS es quien ha incurrido en usurpación cuando ha bloqueado créditos internacionales que tienen como destino la atención de la pandemia del coronavirus y aprueba leyes como aquella que regula el uso del dióxido de cloro, que es facultad del Ministerio de Salud y no del ente legislativo. 

“Es constitucional”

El abogado constitucionalista José Luis Santistevan advirtió que ante el incumplimiento de deberes, expresado por la Cámara de Senadores sobre el derecho de ascensos militares, el Órgano Ejecutivo asume los ascensos mediante Decreto Supremo en estricto cumplimiento de su atribución constitucional. “El derecho fundamental de los militares y la jerarquía y funcionamiento de las FFAA, no pueden estar sometidos al arbitrio de los poderes políticos”, manifestó.

Explicó que, la Cámara de Senadores, al haber incumplido su atribución constitucional de ratificar los derechos fundamentales de ascensos militares, está desconociendo la estructura formal del Estado y consiguientemente, dejando sin mando orgánico a una institución medular reconocida por la Constitución.

Por la misma línea, el analista político, Carlos Borth, dijo que más allá de la forma en que el Ejecutivo planteó el ascenso, a través de un decreto, el fondo del problema lo planteó el Senado negándose a ratificar la orden de ascensos que desde fines del año pasado está esperando la sanción legislativa.

Esta negativa tiene una naturaleza absolutamente política, cálculos y evaluaciones internas del MAS. Sin embargo, genera una rigidez dentro de las FFAA que tenía que ser resuelta de alguna manera. Al negarse el Senado a ratificar la orden de destinos, lo que ocasionó fue 'taponear' este sistema establecido en la ley de las FFAA y sus reglamentos internos. Como el Senado no entendió ninguna razón ni fue capaz de consensuar, ha ocasionado que la Presidenta lo haga por decreto”, analizó.


Notas Relacionadas