El tiempo
     Santa Cruz

A Actualidad

Fallece la madre de la expresidenta chilena Michelle Bachelet

Ángela Jeria fue internada la tarde del miércoles en el Hospital de la Fach donde permanecía en estado grave. Su deceso fue confirmado a La Tercera por el entorno de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU.

hace 1 mese(s)

,

Este jueves a las 11.11 horas se produjo el fallecimiento de Ángela Jeria, de 93 años, madre de la expresidenta Michelle Bachelet. La información fue confirmada a La Tercera por el entorno de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Jeria fue internada de urgencia, con diagnóstico reservado, la tarde del miércoles en el Hospital de la Fuerza Aérea donde permanecía en estado grave. Estuvo acompañada en todo momento por su familia.

Más tarde, el hospital Fach entregó más detalles de su fallecimiento a través de un comunicado: “Dado su delicado estado de salud y pese a todas las atenciones y cuidados brindados por el personal médico, en horas de esta mañana se produjo su deceso, información que fue comunicada de forma directa a la familia”.

Se espera que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos arribe a Chile desde Ginebra.

Desde marzo, luego de que se diagnosticaran los primeros casos de coronavirus en el país, la mujer permaneció en su departamento ubicado en Las Condes, interrumpiendo sus inusuales actividades diarias que incluían salidas a comprar y trámites bancarios.

Durante este periodo, su nieto Sebastián Dávalos le ayudaba con las compras y una persona la apoyaba algunos días a la semana. Con la ex presidenta Bachelet permanecía en contacto por teléfono permanentemente.

En los meses de cuarentena, una de sus actividades a las que se volcó fue a la lectura y a sus estudios de geografía y arqueología.

Vida y exilio

Ángela Jeria nació en Talca, el 22 de agosto de 1926, hija de Máximo Jeria Johnson y Ángela Gómez Zamora. Se casó en Temuco en el año 1945 con el general Alberto Bachelet, matrimonio del que nacieron sus hijos Alberto y Verónica Michelle.

Jeria trabajó por muchos años en la Universidad de Chile, tanto en la Editorial Universitaria (1948-1958), como en la Oficina de Presupuesto y Finanzas de la Universidad. Cuando su marido, Alberto Bachelet, es destinado a Antofagasta, ella conserva su vínculo institucional trasladando su cargo a la sede de la Universidad de Chile de esa provincia. De retorno en Santiago prosigue su carrera llegando a ser Directora de Presupuesto y Finanzas. En 1969 comenzó sus estudios de Antropología los que se vieron interrumpidos con el golpe de Estado de 1973.

Ese año el general Alberto Bachelet -secretario de la Dirección de Abastecimiento y Comercialización (DINAC) en el gobierno del expresidente Salvador Allende- fue detenido y torturado.

En 1974 falleció de un infarto durante su reclusión en la Cárcel Pública de Santiago. En varias oportunidades, la madre de la exmandataria salió a negar las acusaciones contra el general Fernando Matthei -un cercano amigo de Alberto Bachelet- que apuntaban a su eventual responsabilidad en la muerte de su marido. “El general Matthei estaba en Europa y llegó en enero (de vuelta a Chile). Tuvo que volver a Londres en febrero y volvió después del 15 de marzo, y mi marido murió el 12 de marzo”, dijo en 2012, lo que provocó varios cuestionamientos desde las agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos.



En 1975, madre e hija partieron al exilio en Australia, la Unión Soviética y la República Alemana Oriental tras ser detenidas por la Dirección Nacional de Inteligencia y torturadas en Villa Grimaldi y Cuatro Álamos.

Tras el retorno de la democracia y su regreso a Chile, Jeria se enfrentó a una situación inesperada. Uno de sus vecinos resultó ser uno de sus torturadores, Marcelo Moren Brito, y ella no dudó en enfrentarlo cuando se encontraron en el ascensor.

Según relató en CNN Chile, él muy amablemente le sujetó la puerta y ella no se aguantó en decirle: “Yo a usted lo conozco, de Villa Grimaldi (…) Soy la viuda del general Bachelet”. El hombre, contó ella, se pegó una palmada en la cabeza y se fue. Luego, él la evitó en varias oportunidades hasta que se volvieron a encontrar en el edificio y ella lo volvió a encarar al ver su reacción: “Yo a usted no lo odio, creo que fue terrible lo que tuvo que hacer”, sostuvo en ese entonces.

Cercanía con la exmandataria

Durante toda su vida, Ángela Jeria cultivó una estrecha relación con su hija. Durante el exilio ambas viajaron por el mundo denunciando la represión y las violaciones a los derechos humanos que se estaban cometiendo en Chile.

Tras su retorno al país y luego de que Bachelet se convirtiera en la primera mujer en ocupar el cargo de Presidenta, Jeria ejerció funciones de “primera dama” acompañando a la mandataria en numerosos actos oficiales y apoyándola en el cuidado de sus hijos.

En 2014, cuando Bachelet fue reelecta, agradeció públicamente a su madre: “Gracias a mi madre, que ha sido mi aliada y mi guía en la vocación social, en la disciplina, en la responsabilidad”, dijo Bachelet. Luego se giró y la miró directamente: “Mamá, ¡no sabes lo agradecida que me siento de tenerte como referente y de que la gente de mi patria te valore y te quiera como te quiero yo!”.

Tres años después, en 2017, la hoy Alta Comisionada para los Derechos Humanos, volvió a dedicarle sentidas palabras a través de una carta publicada en una revista. “No siempre podemos compartir el tiempo que quisiéramos, ese tiempo de conversas que tanto nos gusta. Pero sé que el cariño enorme que nos vincula sigue intacto. Eres un pilar en mi existencia y lo seguirás siendo”, escribió Bachelet.

“Agradezco que hayas sido mi compañera más cercana en los mejores momentos y también en los más angustiosos. Una compañera inspiradora, fuerte, digna y resiliente, pero también una presencia cercana, cariñosa y apoyadora”, agregó la en ese entonces presidenta.

Activa participación en actividades políticas

Luego de que Bachelet dejara la presidencia, Ángela Jeria continuó participando en actividades políticas, por ejemplo, asistiendo a la “Fiesta de los Abrazos” organizada cada año por el Partido Comunista. En enero de este año, mientras participaba de esa celebración, realizó un llamado a la unidad: “Encuentro increíble que en la izquierda no se aplique la máxima de que la unidad hace la fuerza”, comentó a La Tercera.

En la campaña presidencial de 2017, apoyó públicamente al senador Alejandro Guillier en su carrera a La Moneda: “Siento que él pertenece al mundo mío; al mundo que busca lo mejor para el país que respeta los derechos humanos, que es consecuente con sus principios”. Un gesto que fue valorado por la oposición.

La Tercera


Notas Relacionadas