El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

¿Qué medidas de bioseguridad e información se necesitan para las elecciones? Esto propone la Fundación Construir

Los protocolos propuestos por CONSTRUIR abarcan no solo procedimientos para el día de a votación, sino también parte del proceso previo.

hace 1 mese(s)

,

Luego de confirmarse que la fecha prevista para las elecciones es el domingo 6 de septiembre, la Fundación CONSTRUIR propuso varias medidas de bioseguridad y de información para llevar el proceso electoral en medio de la pandemia del coronavirus. 

“Es fundamental que el organismo electoral establezca los protocolos necesarios de sanidad que aseguren condiciones para que las y los ciudadanos participen activamente el día de la jornada electoral y a la vez protegidos en su salud”, recordó la entidad. 

En ese sentido reflexionó que “lo contrario podría propiciar límites a la participación ciudadana y afectar la legitimidad del proceso electoral, presentando por tanto retos nunca antes vistos”-

Los protocolos propuestos por CONSTRUIR abarcan no solo procedimientos para el día de a votación, sino también parte del proceso previo. Estas son las sugerencias que dicha organización hizo conocer al TSE en días pasados mediante un pronunciamiento: 

Jornada electoral: deberá prepararse el material electoral adjuntando todos los kits de bioseguridad y distribución con las medidas de salubridad necesaria precautelando la salud de los jurados electores, notarios y jueces. 

Acondicionar los centros de votación y cómputo con fin de evitar las aglomeraciones y reducir al máximo el contacto físico, aumentando el número de recintos y mesas electorales. 

Se hace necesario analizar ampliar la jornada electoral o en su caso incorporar el voto segmentado (número de cédula de identidad, edad, condición de salud, etc.). 

Deberá considerase el uso de mobiliario adicional en las mesas de votación, como vidrios separadores o pantallas y el uso de implementos de bioseguridad y desinfección continua del recinto. 

Evitar cualquier forma de aglomeración en los recintos y mesas. 

Finalmente asegurar la publicidad del escrutinio y conteo de votos, mediante el uso de nuevas tecnologías de la información y comunicación. 

Material electoral: al estar acompañado de insumos de salubridad (bioseguridad) debe preverse no solo aspectos de tipo presupuestario, sino de logística e importación a tiempo de los insumos requeridos.

Definir nuevos procedimientos vinculados a protección de la salud: lo que involucra un esfuerzo y amplio despliegue de información y concientización ciudadana. 



La estrategia comunicacional del Órgano Electoral debe promover no solo la educación ciudadana electoral, sino además toda la información relativa a protocolos de salubridad a cumplir en este proceso.

Debe preverse mayor número de personas en la capacitación a jurados: muchos de ellos, en la jornada electoral pueden llegar a estar enfermos, podrían no asistir o inclusive puede que abandonen el ejercicio de su rol por el miedo a la enfermedad.

Un proceso altamente efectivo en términos de información: requiere hacer público con suficiente antelación y amplia difusión, las medidas tomadas para el desarrollo de la elección que generen la confianza suficiente de que el proceso reúne las condiciones necesarias para que la ciudadanía pueda asistir a votar con mayor tranquilidad a la que la enfermedad la ha expuesto.

Procedimiento de votación: por primera vez deberá combinar protocolos propios de la elección y los relativos a salubridad. En esa línea, a objeto de su validación debiera incorporar procesos piloto de prueba tanto en el área urbana y rural para identificar el tiempo que puede tomar a los votantes emitir su voto, dificultades en el entendimiento del procedimiento y lecciones aprendidas que permitan identificar mejores reglas.

Elección y capacitación de jurados electorales: deberá considerarse aspectos tales como la selección de personas de bajo riesgo epidemiológico. El uso de plataformas digitales y redes sociales para la difusión de listas, así como la utilización de medios de comunicación comunitarios en el área rural para tal fin. La simplificación de la presentación de excusas que aseguren la exposición mínima al contagio. Cursos auto formativos o virtuales para la capacitación o en último caso presenciales con las medidas de distanciamiento físico necesario.

Campaña electoral y el voto informado: se hace necesaria la revisión de procedimientos y reglamentos, haciendo énfasis en el desarrollo de una estrategia comunicacional acorde a las circunstancias que se viven y bajo el principio de máxima divulgación, cumpliendo estándares internacionales. 

Se debe identificar las herramientas o alternativas que involucren la incorporación tecnológica y virtual que empodere la campaña electoral, la difusión de los discursos y debates, complementando con una fuerte campaña informativa por medios tradicionales respecto a las medidas de seguridad que se adoptarán. 

El Órgano Electoral debe regular el uso, por parte de los partidos políticos, de las redes sociales para su correcto uso, garantizando el principio de equidad en la contienda electoral y la propia integridad del proceso; combatiendo además la desinformación y falsas noticias que puedan darse por esos medios. 

Misiones nacionales e internacionales de acompañamiento electoral: ante la posibilidad de falta de estas misiones debido a la situación de pandemia mundial, se recomienda empoderar a entidades de observación electoral nacional.

Voto en el extranjero: debe precautelarse por las autoridades electorales y del servicio exterior, que las mismas medidas de protección que se dan en el país, se garanticen fuera para los electores, además, de acuerdo a las medidas de protección señaladas en cada país.

La Fundación CONSTRUIR asimismo hizo notar que realiza este trabajo en el marco de los más de diez años de experiencia en acciones de investigación, monitoreo, incidencia y acompañamiento a procesos electorales. 

Los planteamientos se encuentran en el texto “Bolivia: Elecciones en Tiempos de Emergencia Sanitaria”, que reúne un conjunto de recomendaciones destinadas a la instancia electoral con el fin de contribuir a llevar adelante un proceso electoral eficiente e inclusivo en términos de participación, publicidad, transparencia y voto informado de la ciudadanía, donde además, se cumplan las condiciones para un entorno altamente salubre que evite cualquier escalada de la enfermedad. 

“Debido a la anulación de las elecciones de octubre de 2019, se ha erosionado la credibilidad y confianza en el sistema electoral, por eso la importancia del presente proceso electoral que tiene como objetivo recuperar esa confianza ciudadana, por lo que se requieren compromisos importantes de los actores estatales y políticos para desarrollar el proceso electoral garantizando cuestiones sanitarias, el ejercicio de derechos políticos y la preservación de la institucionalidad democrática”, enfatizó.
 


Notas Relacionadas