El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Alertan que nuevo presidente del TSJ buscará impunidad en juicios contra el MAS

El nuevo presidente del TSJ, en sus 18 años de ejercicio, trabajó como oficial de diligencias de la Corte Departamental de Justicia de Santa Cruz

hace 1 mese(s)

,

El magistrado por Santa Cruz, Olvis Egüez, que fue elegido como nuevo presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en sustitución de María Cristina Díaz, por su afinidad con el anterior gobierno, buscará que las investigaciones contra miembros del Movimiento Al Socialismo (MAS) queden en la impunidad, afirmó el exdiputado, Bernardo Montenegro.

La posesión de Olviz Egüez fue calificada como un golpe masista en el Tribunal Supremo de Justicia que tiene el propósito de "poner en jaque la recuperación de la democracia y por ende al gobierno transitorio de Jeanine Áñez, quien lamentablemente sumida en intereses electorales, la corrupción y la falta de capacidad de haber investigado, procesado y encarcelado a los masistas, permite que hoy se rearticulen", y sobre todo para tomar el control del Poder Judicial.

El nuevo presidente del TSJ, en sus 18 años de ejercicio, trabajó como oficial de diligencias de la Corte Departamental de Justicia de Santa Cruz, fue asistente y fiscal de materia, coordinador departamental Anticorrupción del Ministerio Público, capacitador de fiscales de la Fiscalía General, fiscal departamental de Pando y coordinador nacional anticorrupción, entre otras actividades, según una nota de Página Siete. La mayoría de esos cargos los ocupó gracias al exfiscal general, Ramiro Guerrero, afín a Evo Morales y al MAS.

Para Montenegro está claro el "avezado acto de atropello político" contra la entonces presidenta del TSJ, María Cristina Díaz, bajo la burda figura de "quitar la confianza", que al igual como ocurrió en los 14 años del régimen de Morales, "se pretende inventar una figura inexistente, para remover a su antojo, a quien no responde a sus intereses político partidarios, y sobre todo poner al mando de ese poder del Estado, a un títere".



Tras la elección de Olviz Egüez, Montenegro avizora dos posibles escenarios que tienen el propósito de, primero, asegurar que los procesos judiciales contra los atropellos e ilegalidades, realizadas en los últimos 14 años del gobierno de Evo Morales, "queden en la impunidad, además de utilizar esta instancia para perseguir judicialmente a quien les dé la gana, como lo hicieron los últimos años".

Y también, la que considera más preocupante, es que a través del TSJ y acompañado de un clima de convulsión social, se busque generar una figura de desconocimiento tanto al gobierno de Jeanine Áñez, así como al Congreso al mando de Eva Copa, por haber fenecido el periodo de mandato y provocar una figura de vacío de poder.

Con esto "pretendería dejar el gobierno al mando del presidente del TSJ, pese a que esto es obviamente inconstitucional, ya que, de acuerdo a la última Constitución Política del Estado, aprobado por los mismos masistas, en la prelación de sucesión constitucional ya no alcanza al presidente de ese órgano, como era en la anterior constitución. Sin embargo, y usando una ilegal figura de vacío de poder, y queriendo forzar una figura de jurisprudencia en la anterior constitución, dejar en manos del presidente del TSJ".

Será este nuevo presidente, agregó Montenegro, quien dirija el proceso electoral, y el mando del país hasta la posesión del nuevo gobierno, obviamente, "acomodando las reglas y condiciones, a lo que le dé la gana al partido de Evo Morales, y llevar adelante unas elecciones, donde hasta no sería de extrañar, que el propio Morales, vuelva al país a hacer campaña, en vez de volver a la cárcel donde le corresponde". 

El exlegislador lamenta la incapacidad demostrada por el gobierno de Jeanine Añez al no haber investigado, procesado y encarcelado a los funcionarios masistas que cometieron delitos en el anterior gobierno, y por el contrario, dijo, se dedicaron a dudosas compras (ejemplo casos respiradores), y "hoy no queda otra opción, que alertar a la sociedad civil en su conjunto, de esta peligrosa e ilegal, jugada" de la elección del nuevo presidente del TSJ.////


Notas Relacionadas