El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Jerjes Justiniano: El ministro de Energías es cínico y miente, sí hizo trámites para comprar materiales de bioseguridad contra el Covid-19

Revelan que la Canciller, tres ministros y un embajador conocían del negocio

hace 1 mese(s)

,

Salta nuevo escándalo en el Gobierno transitorio, la Canciller, dos ministros y el Embajador de Bolivia en China, conocían del “contrato vigente” con la empresa Chek Air, trámite que fue paralizado al arribo al país de 1.600.000 insumos médicos de bioseguridad adquiridos por 2 millones de dólares a un intermediario boliviano desde China.

Así lo reveló, el representante de Chex Air y ex ministro de Jeanine Áñez, Jerjes Justiniano, quien señaló que, tras el acuerdo de su cliente con las autoridades del Gobierno transitorio, envió una nota a la Cancillería para el arribo de este material de bioseguridad al país.

Además, fue el propio Embajador de Bolivia en China quien realizó los trámites para el ingreso del material y también una nota al Ministro de Energías, Rodrigo Guzmán y al Director General de Aeronáutica Civil (DGAC) para la autorización, y que ahora es negada, de manera descarada por la autoridad de energía.

Justiniano, afirmó que, en una primera oportunidad el Gerente General de SABSA se contactó con su cliente, al cual representa, y le dijo que por “órdenes superiores” viabilizará los permisos para el traslado del avión y el material.

“Mi cliente manda una carta a la Cancillería e interviene el Embajador de Bolivia en China, realizando todas las gestiones para que llegue el material de bioseguridad al país”, precisó el representante legal de la empresa. Chex Air, a detrás de la verdad.

Sin embargo, cuando el avión en China ya tenía cargado el material acordado y listo para despegar le envían una nota al Gerente de la Empresa Chex Air, señalando que la orden de autorización fue anulada, aspecto que originó que su cliente se contacte con los ministros de Gobierno y Defensa, sin resultados.

“El Ministro de Obras Públicas, Ivan Arias, es quien gentilmente le devuelve la llamada y a quien mi cliente le explica la situación. El director de la DGAC se lava las manos y dice que fue el Ministro de Energías quien dio la orden para cancelar el vuelo”, precisó.

EL MINISTRO DE ENERGÍAS MIENTE

El exministro, Jerjes Justiniano calificó como “cinismo” la actitud del Ministro de Energías, toda vez que estaba al tanto de todo el contrato y el traslado, pero, dijo que llama la atención que ahora se niegue y mediante un comunicado sostiene que no tenía conocimiento.



“Es mucho cinismo del Ministro de Energías, diga que no tiene ninguna relación contractual de servicios comerciales y de servicios con la empresa Chex Air, es una falsedad. Tenemos una nota con su puño y letra del 6 de mayo del 2020 del señor Álvaro Rodrigo Guzmán Cohelo”, precisó.

El abogado cuestiona el por qué, el Ministro de Energías manda una nota a la DGAC para el arribo de este material, además ya existía una orden de compra 401/2020 y ahora dice que no está vigente.

“El Ministro de Energías debe responder por qué dio una contra orden, porque no aclaran. Yo creo que está mintiendo, lamentablemente este es un hecho irregular delictivo del Ministro de Energías”, dijo al señalar que presentará una demanda penal contra la autoridad de Estado y autoridades de la DGAC.

Hasta el momento no se aclararon otros aspectos del caso, el cual fue difundido por el programa Detrás de la Verdad hace tres días. 

Ninguna autoridad del Ejecutivo explicó si hubo una orden de compra con dicha empresa (aunque ésta ya no esté vigente), los montos adjudicados, y el motivo de la supuesta paralización de ingreso de esta mercadería al país.

De acuerdo a la denuncia, el 9 de abril el Ministerio de Energía suscribió una orden de compra con Provtec (Proveedores de Tecnología), una empresa con sede en Cochabamba, Bolivia. 

La orden estipulaba que se adquirían 1.600.000 insumos de bioseguridad contra elCovid19 de procedencia china.

Los equipos de bioseguridad habían sido declarados por un valor de 901.000 dólares en la factura comercial en China, según Detrás de la Verdad. Sin embargo, se presume que el Estado boliviano había acordado la compra por 2 millones de dólares.

Por otro lado, de forma imprevista, el 31 de mayo la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) informó a la empresa egipcia que traía la mercadería, AlMasria Universal Airlines, que su autorización de ingreso al país quedaba anulada./////


Notas Relacionadas