El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Por corrupción del Gobierno, los 170 respiradores aún no se usan por falta de software y capacitación

En Santa Cruz, el pasado 14 de junio, la Gobernación reportó que los respiradores de emergencia no estaban en uso debido a la falta del programa y de la capacitación del personal.

hace 3 mese(s)

,

El país atraviesa el colapso del sistema sanitario por la cantidad de casos de coronavirus, y los 170 respiradores de emergencia, que se compraron con supuestas irregularidades, no funcionan. Los equipos no están completos y el personal de salud no fue capacitado para usarlos, indicaron autoridades en salud.

El 14 de mayo, llegaron 170 respiradores de emergencia desde España. Estos equipos se dotaron a tres departamentos principalmente: en La Paz entregaron 70; en Cochabamba fueron 20, y en Santa Cruz, 80. Una semana después, estalló el caso por un presunto sobreprecio de estos equipos.

A la fecha, estos equipos no funcionan. Estallaron las denuncias de irregularidades en la adquisición y la empresa no entregó todo lo que se necesitaba para que funcionen.

“Aún falta un software para que se puedan usar”, manifestó el ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas y Afines (Sirmes) de La Paz, Fernando Romero.

Si bien no son equipos para utilizar en terapia intensiva, sí serían útiles para apoyar a la gente que llega a las unidades de emergencias sin poder respirar. Al menos un 5 por ciento de los casos de coronavirus que se registran en el país están con sintomatología avanzada, según los datos de los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) del país.

Muchos llegan casi sin poder respirar y los hospitales tienen saturados todos los equipos con los que pueden asistir a estas personas.

“Ahora mismo, cualquier equipo que salve esta crisis puede ayudar, porque la gente fallece en las puertas de los hospitales”, manifestó el ejecutivo del Sirmes Cochabamba, Yuri Lazarte.

Sólo en las últimas dos semanas, seis personas fallecieron en las puertas de hospitales y en la vía pública en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Los familiares alegan que los pacientes peregrinaron por varios centros de salud hasta que se desvanecieron por un paro respiratorio. La mayoría de los casos ocurrió en los exteriores de las unidades de emergencias.

Los respiradores que se entregaron a los Sedes ni siquiera llegaron hasta los hospitales centinelas de estas ciudades. Muchas autoridades desconocen dónde se encuentran y otros indican que están en almacenes.

En el caso de Cochabamba, Lazarte indicó que hizo un recorrido por los hospitales del Norte y del Sur, pero en ninguno se hallaban los respiradores. “Tengo entendido que siguen en el Sedes”, manifestó.



Este medio de comunicación intentó comunicarse con el director del Sedes, Yercin Mamani y el delegado del Ministerio de Salud, Alvin Siles, pero ninguno contestó las llamadas.

No obstante, Lazarte indica que en este punto de colapso por la pandemia, no sólo depende de los equipos, sino también de los recursos humanos que cada vez son menos. Esto debido a que muchos de ellos se están contagiando con el virus.

Sólo en Cochabamba, más de 120 miembros del personal de salud están contagiados y por este motivo se tuvo que cerrar el hospital Viedma. La situación es similar en La Paz, donde se cerraron el Hospital del Tórax y también el Gastroenterológico.

“Ahora no hay espacio ni siquiera en camillas, con eso te digo todo. Aunque entreguen los respiradores”, indicó Romero.

Asimismo, Lazarte dijo que en Cochabamba ya se vive una situación de completo colapso y es demasiado grave el cierre del hospital Viedma.

En el caso de Santa Cruz, el pasado 14 de junio, la Gobernación reportó que los respiradores de emergencia no estaban en uso debido a la falta del programa y de la capacitación del personal.

El pasado 18 de mayo se denunció que los equipos se compraron con un supuesto sobreprecio de unos 20 mil dólares en cada unidad. Dos días después, el exministro de Salud Marcelo Navajas fue detenido e imputado.

Geovanni Pacheco, director general de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), y Fernando Valenzuela, director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud, fueron detenidos por esta investigación.

Además, se detuvo a dos consultoras del BID y al “testigo clave” Fernando Humérez, que fue parte de la red de intermediarios cuyo principal referente es la española IME Consulting. El Gobierno paralizó el pago faltante de los equipos.

Esta consultora informó en su momento que no enviaría los equipos complementarios hasta que el Gobierno termine de pagar por los respiradores.


Notas Relacionadas