El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Áñez se quita la máscara y muestra su rostro prorroguista

EL proyecto de ley que establece fecha para la celebración de la jornada de votación de la elección general de 2020, salió de un consenso entre el órgano electoral, organizaciones políticas, organismos internacionales

hace 1 mese(s)

,

La presidenta interina, Jeanine Áñez, reveló su ambición de prorrogarse en el cargo, cuando la noche del pasado 12 de junio mediante una carta a la Asamblea Legislativa Plurinacional pidió el informe médico y epidemiológico en el que se basa para fijar la fecha de las elecciones generales el 6 de septiembre, pese a que este proyecto de ley fue enviado por el Órgano Electoral Plurinacional (OEP).

EL proyecto de ley que establece fecha para la celebración de la jornada de votación de la elección general de 2020, salió de un consenso entre el órgano electoral, organizaciones políticas, organismos internacionales, la Asamblea legislativa  e incluso la iglesia, en una parte saliente del pronunciamiento de la OEP sobre el tema señala:  “La valoración de los efectos de la pandemia constituyó una variable crucial en la decisión de los distintos actores”, dando así entender que el órgano realizó los estudios de salud y científicos que cuiden la salud de los bolivianos y les permitan realizar esta votación con todas las medidas para su bienestar.



La misiva con un tinte más de una candidata que, de una mandataria, fue dirigida a la presidenta del Senado, Eva Copa, “Le pido que me haga llegar usted el estudio médico y científico (el estudio epidemiológico) en el cual basa su decisión y la del MAS, para impulsar elecciones el 6 de septiembre”, señala una parte de la misiva como si esta decisión hubiera sido solo de un partido, cuando estuvieron de acuerdo con este cinco de los seis frentes que participarán de las elección, incluyendo Juntos que tiene como candidata a Áñez.

Pese a que días antes el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez había afirmado que la presidenta transitoria firmaría la promulgación de la ley, ya se notaba algo extrañó cuando el jueves pasado, otro de sus hombres de confianza, Arturo Murillo, “sugirió” frente a los periodistas a Añez no mencionar el tema, aunque ella contestó a los medios, sus respuestas fueron de victimización.

Esta acción que dilataría más la fecha para estas elecciones y que era la única tarea que tenía al asumir la presidencia, fue duramente criticada por actores políticos y por varios sectores de la población que ven en un gobierno transitorio, que se escuda en la lucha contra la pandemia, aunque no se ven resultados reales y que además viene enfrentando sonados actos de corrupción y escándalos de sus miembros./////


Notas Relacionadas