El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Más de una veintena de autoridades cruceñas se han infectado con el coronavirus

La enfermedad no ha discriminado a nadie. Autoridades locales, provinciales y departamentales contrajeron la enfermedad. Otras estuvieron conviviendo con ella bajo el mismo techo

hace 18 dia(s)

,

Bolivia lleva una lucha de más de tres meses contra el coronavirus y, durante este tiempo, diversas autoridades cruceñas han resultado positivo a la enfermedad. A lo largo de estos más de 90 días, se han ido conociendo los casos por el anuncio que ellos mismos han realizado.

En el ámbito departamental, dos de las autoridades que se encuentra en la primera línea de batalla confirmaron ser portadores de Covid-19: el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, y el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos.

En el caso de Urenda, el médico fue diagnosticado, en una primera instancia, el 9 de mayo. En aquel momento fue internado en una clínica privada de la ciudad para cumplir con el aislamiento respectivo y al cabo de dos semanas de cuarentena. Al no presentar ningún síntoma, fue dado de alta.

El 1 de junio se conoció que el secretario de Salud nuevamente resultó positivo a la enfermedad, por lo que fue internado y esta vez sí presentó síntomas que van evolucionando, a tal punto que Urenda fue intubado por complicaciones de la misma. Hoy, se sabe que ha respondido exitosamente al tratamiento con plasma hiperinmune.

Por su parte, Ríos cumplió con su aislamiento a principios de mayo y actualmente se encuentra en buen estado de salud.

Otra funcionaria de la Gobernación que anunció que contrajo la enfermedad fue Paola Parada, secretaria de Desarrollo Humano, que estaba a cargo de la distribución de las bolsas del Banco de Alimento Solidario.

El virus también golpeó la Asamblea Legislativa Departamental. Hasta hoy se han reportado cuatro asambleístas que han padecido la enfermedad: Katia Quiroga, María Arias, Karen Araneda y Mariela Paniagua.

Bajas municipales

En la Alcaldía de la capital cruceña, la secretaria de Desarrollo Humano, Rossy Valencia, fue una de las primeras en contraer el virus. La funcionaria municipal llegó a estar internada con complicaciones, pero hoy se encuentra en una mejor condición de salud.

Otra autoridad que dio positivo y que ha recibido muestras de apoyo y cariño es la exdiputada, exalcaldesa, exconcejal y actual secretaria municipal de Atención Vecinal, Desirée Bravo. Entre los saludos estuvo el de la presidenta del Estado, Jeanine Áñez, quien le expresó que estaba en sus oraciones.

A ellas se suma el secretario de Comunicación de la Alcaldía, Ezequiel Serres, quien se sometió a una prueba rápida que confirmó la noticia. No ha presentado síntomas y actualmente se encuentra aislado en su domicilio. Dentro de esta cartera, otro funcionario también dio positivo, el jefe de prensa, Francisco Munizaga. En su caso, el profesional presentó sintomatología y cumple aislamiento domiciliario.



En las provincias también se han ido conociendo caso de autoridades con la enfermedad. El alcalde de Montero, Miguel Ángel Hurtado, confirmó ser portador de la enfermedad, al igual que el de Portachuelo, Juan Carlos Borja.

En Pailón, el concejal Alberto Pérez confirmó ser positivo el 5 de junio, pero desde el 25 de mayo estuvo aislado en su casa. “Los malestares me aparecieron el 20 de mayo y a partir del 25 se me complicaron. La última semana de mayo y los primeros días de junio fueron los peores, pero lograron controlarme. Gracias a Dios no sufrí la falta de oxígeno, mis síntomas fueron diferentes, me desvanecí porque estaba débil, no tenía apetito y por eso me compliqué”, relató Pérez.

El sábado por la noche, el alcalde de Cotoca, Wilfredo ‘Coco’ Áñez, anunció que había dado positivo al Covid-19 luego de tomarse una prueba rápida en un laboratorio de la capital cruceña. La autoridad edil indicó que se encuentra en cuarentena domiciliaria y está a la espera de los resultados del Cenetrop de la prueba de PCR.

Este domingo, el candidato presidencial por Creemos, Luis Fernando Camacho, envió, vía Twitter, un saludo a Áñez, quien durante la campaña electoral se desmarcó de Demócratas para unirse a Camacho.

En el plano policial, dos jefes fueron afectados, Enrique Terán, comandante departamental, y Richard Cordero, subcomandante de la misma. Ambos se encuentran fuera de peligro. En el caso de Terán, su salud se complicó e incluso llegó a necesitar plasma hiperinmune como tratamiento alternativo al que fue sometido durante su paso por terapia intensiva.

Cerca del enemigo invisible

Cuando se conocieron los casos de Ríos y Urenda, el gobernador, Rubén Costas fue aislado al ser contacto directo de estos funcionarios. Después se anunció que la máxima autoridad departamental dio negativo al virus.

En mayo también se conoció que la esposa de Fernando López, ministro de Defensa, contrajo la enfermedad. La autoridad nacional también se aisló y, algunos días después dio a conocer que los resultados de su prueba fueron negativos.

En esos días, María Elva Pinckert, ministra de Medio Ambiente y Agua informaba a la población que un familiar cercano a ella estaba contagiado, por lo que decidió ingresar también en cuarentena por ser contacto directo. Pinckert indicó que dio negativo a las pruebas.

Otra de las autoridades que ingresó en aislamiento por ser contacto directo de un caso positivo, fue el exministro de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo, que luego descartó la enfermedad.

Fuente: El Deber


Notas Relacionadas