El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Niña a su papá: “siempre te voy a amar y siempre estarás en mi corazón papito”

Don Julio yacía en su ataúd cubierto con la bandera nacional y la Wiphala como símbolos de su patriotismo por defender la democracia y los derechos de los más humildes y necesitados. 

hace 1 mese(s)

,

“Siempre te voy a amar y siempre vas a estar en mi corazón, siempre papito”, fueron las palabras a su padre que yacía en el ataúd inerte, tras 6 meses de lucha y agonía herido de bala en la cabeza.

En pleno velorio la niña de 9 años entre llanto dijo, “a mi papá le voy a dedicar una poesía de despedida”. Don Julio Pinto Mamani, murió medio año después de la masacre de Sacaba-Cochabamba en noviembre de 2019, víctima de la represión de policías y militares que defendían a Jeanine Áñez después de autonombrarse como presidenta transitoria de Bolivia en medio de protestas sociales.

Don Julio yacía en su ataúd cubierto con la bandera nacional y la Wiphala como símbolos de su patriotismo por defender la democracia y los derechos de los más humildes y necesitados. 

Ahí, en ese lugar, rodeado de sus familiares su hija pálida y delgada declamó la poesía de amor y agradecimiento a sus progenitores, con voz quebrantada y llanto pedía justicia por la ausencia del cuidado y amor de su amado padre.

“Cuanto dolor sentía y no se queja, calla, cuando después de rodar por las calles se arrodilla ante un altar y ante la sorpresa del cura y al ver que le falta una mano, le pregunta con toda dulzura, -cómo te llamas y que haces por este pueblo. Lupita yo me llamo padre y he venido ante la Virgen a pedir una limosna para que coma mi madre….”, decía parte de su poesía mientras no paraba de llorar.

De rato en rato se arrodillaba y levantaba las manos al cielo como pidiendo que Dios la escuche y la consuele por la dolorosa y lenta pérdida. Su monólogo no dejó de conmover a los presentes que también derramaron lágrimas entre ellos familiares, dirigentes, amigos, compañeros que fueron testigos de su lucha por mejores días para este país quienes resignados dijeron adiós a Don Julio.



Unas velas encendidas alumbraban su féretro junto a rosas, gladiolos y lirios que acompañaron la ceremonia de despedida.

Julio Pinto Mamani de 51 años falleció el jueves 11 de junio cerca de las 06:10 hrs, 209 días de lucha y falta de atención médica desde que una bala se alojó en su cabeza el 15 de noviembre de 2019. Fue la décima víctima de la masacre de Huayllani-Sacaba en Cochabamba. 

Julio era miembro del Sindicato 2 de junio de la Central Independiente de la Federación del Trópico y los otros nueve fallecidos también eran del sector cocalero. Dejó a 5 hijos en la orfandad.

Zenón, hermano mayor de Julio, pidió justicia y cuestionó que, a más de seis meses no hayan procesados por las muertes y que la investigación esté totalmente paralizada.

Se lamentó en medio de sollozos que no recibieron ayuda de las autoridades menos del Gobierno nacional durante este tiempo de lucha por sobrevivir requerido asistencia médica para las intervenciones quirúrgicas.

“Mi hermano ha sufrido mucho, por más de medio año. Tengo 64 años y él cumplió 51. Siento que estoy perdiendo a mi hijo porque lo crie desde muy pequeño. Estoy delicado de salud y la preocupación y tristeza también me está acabando. Pido justicia”, exclamó Zenón, sin dejar caer las lágrimas.

 


Notas Relacionadas