El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Militar, en lágrimas, pide terapia intensiva para su madre: “Yo me paro todos los días en las calles, ¿y quién me ayuda a mí?”

Unos exámenes revelan que los pulmones de la señora que no hace mucho cruzó el umbral de la tercera edad están al borde del colapso. Todos los síntomas coinciden con el coronavirus. 

hace 1 mese(s)

,

Peregrinó varias horas. Llamó a todas las instancias que pudo, a las instituciones públicas de salud, autoridades, hospitales. Algunos médicos también intentaron colaborarle. Está buscando desesperadamente ayuda: su madre necesita ser internada urgentemente en una unidad de terapia intensiva.

Ese es el vía crucis que atraviese un efectivo militar que, a pesar de que no puede dar declaraciones, decidió acudir la noche de este lunes sin uniforme a las cámaras de televisión en La Paz, en Red Uno, para rogar públicamente atención para su madre. 

Unos exámenes revelan que los pulmones de la señora que no hace mucho cruzó el umbral de la tercera edad están al borde del colapso. Todos los síntomas coinciden con el coronavirus. 

“Yo me paro todos los días en las calles, ¿y quién me ayuda a mí? Yo hago cumplir los decretos, ¡por qué no cumplen sus funciones! (solloza) A los del Ministerio de Salud, a los del SEDES: ¡ayúdenme! ¡Deben cumplir sus funciones, yo me soleo todos los días!”.



Aunque sabe que como efectivo de las Fuerzas Armadas no puede dar declaraciones, su corazón de hijo, su deseo de salvar al ser que le dio la vida está primero. Por eso no puede más. Clama y reclama en desesperación para que su madre viva. Suplica pero también se desborda de impotencia. No puede más y rompe en llanto por su madre. 

“¡Mi madre puede colapsar, yo qué voy a hacer! Yo no puedo dar declaraciones pero la vida de mi madre está primero, ¡ayúdenme por favor! ¡Necesito ayuda!”

Como efectivo del orden ha tenido que estar firme por varias semanas en la lucha contra la pandemia haciendo cumplir los decretos gubernamentales, seguramente madrugando, durmiendo muy tarde, pasando frío, horas interminables en el sol, cumpliendo. Ahora les pide a las autoridades sanitarias que cumplan. 

“Se han comunicado con los diferentes hospitales designados para este asunto pero nadie me da respuesta, nadie. He llamado al Ministerio de Salud, he llamado al SEDES, nadie me contesta, nadie me da soluciones”.

También lamentó que los hospitales privados le quieren cobrar de Bs. 60.000 para arriba solo por tres días. La mujer de 63 años se encontraba hasta esa hora en el Hospital La Merced de la zona de Villa Fátima. Mientras los pulmones de la madre están en estado grave, los resultados de la prueba de covid-19 pueden demorar al menos tres días./////


Notas Relacionadas