El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

La Defensoría del Pueblo observa censura indirecta en el alejamiento del periodista Junior Arias de la red Gigavisión

La Defensoría del Pueblo tomó conocimiento de la solicitud de medidas cautelares que Junior Arias presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

hace 2 mese(s)

,

La Defensoría del Pueblo lamentó el alejamiento forzado del periodista Junior Arias de la actividad periodística en la Red Gigavisión, producto de las amenazas y amedrentamientos recibidas por parte del Gobierno, a fin de precautelar la seguridad de su familia que sería objeto de seguimiento policial.

“La licencia forzada del periodista Junior Arias pone en evidencia la censura indirecta que ha ejercido el Ejecutivo a través de amenazas, incluso, a través de la restricción de la pauta publicitaria en ese medio televisivo, lo cual se constituye en la afectación a la libertad de prensa y de expresión y que además vulnera el derecho de la población al acceso a la información”, manifestó la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

El gerente propietario de la Red Gigavisión, Jorge Arias, en el noticiero del mediodía de ese canal, describió la situación que desde hace meses enfrenta este medio, que comenzó con la suspensión de la publicidad estatal como una forma de presión, que pasó a amenazas y amedrentamientos y persecución que raya en la intención de maquinar y urdir un plan para crear pruebas e iniciarles procesos penales.

Estos hechos habrían comenzado a afectar a su entorno familiar, por lo que tomaron la decisión de un alejamiento temporal de Junior Arias, quien a través de sus investigaciones periodísticas denunció irregularidades en casos que vinculan al Ejecutivo, que a través del Ministerio de Gobierno, públicamente emitió amenazas contra el comunicador.

La situación de Gigavisión, dijo Cruz, muestra que el trabajo periodístico en el país no goza de las garantías constitucionales que el Estado debe precautelar y que se recurrió a medios indirectos para censurar el trabajo de Arias.



La Defensora, ante las denuncias hechas por el gerente de Gigavisión, respecto a que miembros de la Policía Boliviana estarían dispuestos a urdir un plan para afectar a su familia, manifestó que no sería el primer caso  en el que se denotarían actuaciones fuera del marco legal por parte de efectivos policiales, como la detención del juez Huacani y otras acciones desde la FELCC La Paz.

“Al respecto, recordar a los miembros de la Policía Boliviana, su deber de denunciar y apartarse de órdenes ilegales, y que éstas deben ser investigadas y sancionadas por el sistema de justicia”, manifestó Cruz.

La Defensoría del Pueblo tomó conocimiento de la solicitud de medidas cautelares que Junior Arias presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a la cual hará seguimiento;  asimismo, emitirá un informe sobre la situación y la censura asumida en contra del comunicador.

El Sistema Americano de Derechos Humanos (SIDH) a fin de evitar el abuso excesivo de las reparticiones estatales en contra de la libertad de expresión, ha previsto en el artículo 13.3 de la Convención Americana de Derechos Humanos, la prohibición de restringir el derecho a la libertad de expresión por vías y medios indirectos.

De igual manera, la CIDH distingue entre supresiones “radicales” y “no radicales”  del derecho  a la libertad de expresión, e indica que “la supresión radical de la libertad de expresión (…) tiene lugar cuando, por el poder público se establecen medios para impedir la libre circulación e información, ideas, opiniones o noticias. Ejemplos son la censura previa, el secuestro o la prohibición de publicaciones y, en general, todos aquellos procedimientos que condicional la expresión o la difusión de información al control gubernamental. En tal hipótesis, hay una violación radical tanto del derecho de cada persona a expresarse como del derecho de todos a estar informados, de modo que se afecta a una de las condiciones básicas de una sociedad …////


Notas Relacionadas