El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Graduados UPSA participaron de la fabricación y donación de mascarillas de alta protección hospitalaria

La empresa MK Intron, registrada en la Incubadora de Empresas de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA), participó en la donación de 100 mascarillas que fueron destinadas en mayo al Hospital Municipal de la Villa 1º de Mayo

hace 1 mese(s)

,

Las 100 mascarillas entregadas al Hospital Municipal de la Villa 1º de Mayo y al Hospital Oncológico son de alta protección y constan de visera, pestaña, serpentín y seis tarugos. La hoja protectora que cubre el rostro es de material termoplástico. La empresa MK Intron, registrada en la Incubadora de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA), participó de la fabricación y la donación.

La empresa MK Intron, registrada en la Incubadora de Empresas de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA), participó en la donación de 100 mascarillas que fueron destinadas en mayo al Hospital Municipal de la Villa 1º de Mayo y al Hospital Oncológico.

dfgdreryyy.jpg

MK Intron y Neo-D realizaron el aporte de los 100 protectores en alianza con las empresas Electrónica SMD, La Papelera S.A., Rush Publicidad, los grupos de voluntariado Misión Anticovid y Campaña por la Vida, que recibieron el apoyo de la Dirección Municipal de Medio Ambiente para el transporte de material.

La estructura de estas mascarillas consta de visera, pestaña, serpentín y seis tarugos. La hoja protectora que cubre el rostro es de material termoplástico (PVC transparente de 0.4 mm de grosor). Se trabajó en base al modelo 3D de uso libre (open Source).



 “Nuestro granito de arena para combatir la pandemia consistió en gestionar, coordinar y fabricar los protectores, para donarlos al personal de salud de hospitales. Para la fabricación 3D contamos con el apoyo en insumos de Eduardo García, graduado de Ingeniería Electrónica de la UPSA, quien dirige la empresa Electrónica SMD”, relató Vladimir Martínez Katrinich, director en MK Intron, un emprendimiento impulsado en la Incubadora de Empresas de la UPSA y que está enfocado en servicios de Ingeniería Electrónica, Robótica y Sistemas de control.

Vladimir recordó que, tras varios años de tener la idea en mente, el proceso creativo para consolidar MK Intron cobró fuerza en 2015, cuando se dieron los primeros pasos con pruebas piloto para la fabricación aditiva (impresión 3D). Los impulsores son Vladimir Martínez Katrinich (graduado UPSA de Ingeniería Electrónica) como responsable de la Dirección general y Diseño en Ingeniería; Christian Martínez Katrinich (graduado UPSA de Ingeniería Electrónica) responsable del área de fabricación aditiva Neo-D; Luis Miguel Martínez Katrinich (Ingeniero Electromecánico graduado de la UAGRM) que colabora en Ingeniería y gestión; y  Luis Gabriel Reyes (graduado UPSA de Ing. Industrial y Sistemas) que es el responsable del área de Mecánica y Gestión administrativa.

“Desarrollamos instrumentos, equipos de laboratorio y sistemas electrónicos a medida. Brindamos consultorías en el sector tecnológico y ciencias aplicadas a nivel industrial e instituciones educativas. Damos apoyo a particulares o grupos de estudiantes para proyectos tecnológicos. Neo-D se encarga de la fabricación aditiva, con impresiones en 3D para prototipado, maquetas, decoración, y en estos últimos meses hemos concentramos nuestros esfuerzos en producir los protectores faciales para personal de salud”, agregó.

Vladimir comentó que la formación en la UPSA ha resultado de gran impacto, tanto por la calidad de la enseñanza en el área académica como por las herramientas para consolidar el espíritu empresarial. “Son incontables las influencias durante nuestra formación. Podemos mencionar a algunos docentes, sin un orden particular, como Ernesto Roca, Jorge Zeballos y Gastón Mejía. También recordamos mucho a Juan Carlos Paz, Juan Lorgio Gutiérrez, y la lista podría continuar”, sostuvo.

La Incubadora de Empresas UPSA fue puesta en marcha en 2012 a iniciativa de la Facultad de Ciencias Empresariales, como resultado de su participación internacional en el proyecto Kick Start del programa ALFA, financiado por la Unión Europea.  Al modelo inicial de asesoramiento y espacio físico para que el emprendedor pueda convertir su idea de negocios en una empresa formal se le agregaron programas de mentoría con un grupo multidisciplinario de expertos y relacionamiento con potenciales inversores. A la IncubaUPSA pueden acceder estudiantes o graduados de cualquiera carrera de la UPSA y tras siete años de funcionamiento ha contribuido a generar fuentes de empleo a nivel nacional.

asdaewqww.jpg


Notas Relacionadas