El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

José María Leyes de “mártir de los Demócratas” a delator que se quiere cargar a su compañero Arturo Murillo

En José María Leyes, alcalde de Cochabamba por Demócratas, se resume el verdadero espectro de lo que están hechos la mayoría de los políticos opositores al Estado Plurinacional de Bolivia

hace 1 mese(s)

,

La historia política de los Demócratas, ahora en el gobierno de forma accidental, es digna de una novela llena de hechos inimaginables que llaman la atención incluso de medios internacionales.

En José María Leyes, alcalde de Cochabamba por Demócratas, se resume el verdadero espectro de lo que están hechos la mayoría de los políticos opositores al Estado Plurinacional de Bolivia: corrupción, sarcasmo, vendetta, paramilitarismo, nepotismo, detractor y delator de su propia casta.   

Leyes, incluso fingió un contagio de Coronavirus para evitar su última detención por un nuevo caso de corrupción, recordar que tras el golpe de Estado de noviembre de 2019 fue liberado y retomó su cargo de alcalde.

Lo insólito es que, pese a su prontuario y denuncias formales, en abril de 2018 Rubén Costas, líder de Demócratas, lo declaró “Mártir” de la lucha por la democracia, ello tras haber sido encarcelado acusado por el sobreprecio evidente de más de 10.000 millones de bolivianos  en la compra de mochilas para niños escolares.

En ese entonces todos sus compañeros de partido lo defendieron a capa y espada, incluido Oscar Ortiz que se jacta de manos limpias y firme luchador contra la corrupción, a ellos se sumó Arturo Murillo y la propia Jeanine Áñez, que en ese entonces era una senadora marginal de los Demócratas.  

La Historia 

El 1 de junio de 2015 asumía la alcaldía de Cochabamba, los Demócratas de la mano de José María Leyes, por primera vez el partido de Rubén Costas y de Jeanine Añez, -en ese momento una senadora periférica que ni imaginaba llegar a ser presidente del país- tenían un resultado importante fuera de sus bastiones en el oriente boliviano.



Desde un inicio, la gestión de Leyes se vio envuelta en irregularidades y denuncias incluso de parte de sus detractores, situación que explotó el 2 abril de 2018, cuando se dio a conocer el caso Mochilas, una millonaria compra de 92 mil mochilas y útiles escolares con un sobreprecio de Bs 10 millones, que tenían que ser destinados a los estudiantes cochabambinos, autoridades en ese momento observaron un escenario de licitación armado y con un sobreprecio del 500%, además que los productos ya habían sido comprados en China muchos meses antes que salgan las convocatorias públicas.

Esta situación hizo que se investigue similares adquisiciones de gestiones pasadas que también mostraron irregularidades, abriéndose los casos Mochilas II y III, este escándalo de corrupción golpeó de sobremanera la imagen de Demócratas, más aún en esta parte del país, es por eso que el 23 de abril, el líder de esa organización política Rubén Costas, declararía “mártir” a Leyes, varios de sus correligionarios mostraron públicamente su apoyo, entre ellos Jeanine Áñez y varios de sus actuales colaboradores.

Después de consumado el golpe de Estado en 10 de noviembre de 2019, dos días después un juez define la libertad de Leyes por los casos Mochilas II y III; en 13 de febrero de 2020 obtiene medidas sustitutivas por el caso Mochilas I y al día siguiente vuelve al cargo de alcalde.

El polémico burgomaestre retornó a su cargo con una masacre blanca de más de 100 funcionarios, muchos cuyo pecado fue ser testigos en los casos de corrupción, también volvieron funcionarios que habían sido alejados por ser señalados como sus cómplices. Poco tardó Leyes en verse inmiscuido en escándalos por corrupción con una compra fallida por tres veces el precio en el mercado de unas cámaras térmicas.

El 27 de abril vuelven a denunciar a Leyes por presuntas irregularidades en la adjudicación de una orden de compra a la empresa Bunker Grill & Bar para unas 34 mil raciones destinadas a los policías y militares que controlan la cuarentena, con un presupuesto de 488 mil bolivianos, favoreciendo a una empresa que no contaba con el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), el imputado acusó a Arturo Murillo, ministro de Gobierno, de pretender que vuelva a la cárcel, y tomar la alcaldía cochabambina. 

Después de suspender varias veces sus declaratorias incluyendo una por supuesta contagió por Covid 19, Leyes fue detenido el 27 de mayo en su domicilio por sospecha de fuga, y volvió a acusar a Murillo de estar tras esta orden, también al ser encontrado con un arma de fuego indicó que esta se la había dado Arturo Murillo.

Estas acusaciones se suman a otras contra el titular de la cartera de Gobierno y hombre fuerte del gobierno, hasta el momento no hubo respuesta a las acusaciones del aprendido. 

Leyes está a la espera de las medidas cautelares, el otrora novel político en cuyos hombros su partido puso la conquista del occidente boliviano ya no recibe el apoyo de sus compañeros, no lo visitan, ni lo nombran mártir, es solo el reflejo de un partido que sacó el 4% en las anteriores elecciones, y que llegaron al gobierno de maneras poco democráticas, y que ahora se ve superado por su propia incapacidad y la corrupción de sus miembros./////


Notas Relacionadas