El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Luis Arce exige al Gobierno transitorio políticas efectivas para evitar el incremento del desempleo en el país debido a la pandemia

La advertencia de Arce Catacora se produce tras conocerse en las últimas horas el despido de 200 trabajadores de la empresa de textiles Altifibers, por la cual la Federación de Fabriles de La Paz se declaró en “pie de lucha”

hace 2 mese(s)

,

A través de su cuenta de twitter, el candidato a la presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce Catacora, exigió al Gobierno poner en marcha “políticas efectivas para evitar que aumente el desempleo y se agudice la crisis” que vive Bolivia debido a la pandemia del coronavirus.

En su mensaje, el presidenciable agregó que, al inicio de la cuarentena, el MAS y su persona advirtieron el impacto de esta decisión en el empleo e hizo varias propuestas al respecto. “Hoy conocemos el cierre de empresas y despidos que afectan a miles de familias”, señala.

La advertencia de Arce Catacora se produce tras conocerse en las últimas horas el despido de 200 trabajadores de la empresa de textiles Altifibers, por la cual la Federación de Fabriles de La Paz se declaró en “pie de lucha” y otorgó un plazo de 48 horas al Gobierno para que los obreros sean reincorporados a sus fuentes de empleo. El despido de los trabajadores se produce en plena cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Asimismo, poco antes de difundirse esta información, profesores denunciaron el despido de más de 600 docentes del Programa de Formación Complementaria para maestros y maestras en ejercicio (Profocom) y de otros programas en el país.



Precisamente, en previsión al problema del desempleo que podría producirse durante la pandemia, en un mensaje grabado el 25 de marzo, Arce Catacora propuso cinco medidas económicas para que el pueblo pueda enfrentar la cuarentena sin que su economía sea grandemente afectada, entre ellas que el Gobierno prohíba los despidos.

Es así que la segunda medida que propuso el candidato, de la cual el Gobierno luego se hizo eco, era garantizar la estabilidad laboral y la seguridad de ingresos prohibiendo los despidos de asalariados del sector público y privado, incluyendo a las trabajadoras del hogar, quienes deben quedarse en sus casas, sin dejar de percibir sus salarios.

“En este momento nuestro enemigo común es el coronavirus, pero también el hambre y la inseguridad en los ingresos de muchas familias. Tenemos nuestra propuesta”, agregaba entonces el también ex ministro de Economía.

En este contexto, ya en abril el Centro de Investigaciones para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) señalaba que el Covid-19 tendría grandes efectos en las economías de las naciones y que Bolivia no podría ser una excepción, pues estaba previsto que la pandemia generaría desempleo, subempleo e incremento de la informalidad.

En los últimos dos meses de 2019, en el gobierno de transición de Jeanine Añez, el desempleo cerró en 4,83% por encima de lo alcanzado en similar período de 2018 (4,29%) y lo que proyectó la anterior administración gubernamental de 3,27%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).


Notas Relacionadas