El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Equipos del tren metropolitano corren el riesgo de ser rematados en Chile

El consorcio explicó que los insumos se encuentran en instalaciones del puerto incluso desde hace ocho meses.

hace 25 dia(s)

,

La Asociación Accidental Tunari (AAT), conformada por la empresa española Joca y la suiza Molinari, advirtió hoy en un comunicado que suministros internacionales para la construcción de las líneas Roja y Verde del Tren Metropolitano de Cochabamba corren el riesgo de ser rematados en Chile.

El consorcio explicó que los insumos se encuentran en instalaciones del puerto incluso desde hace ocho meses.

La causa del problema, según la AAT, son los impagos por parte del Gobierno desde hace un año junto con los efectos de la cuarentena total. Agregó que el cronograma del proyecto, que debía concluir este año, se verá afectado.

"Esta situación complica aún más la continuidad del proyecto estratégico para el área metropolitana de Cochabamba porque la deuda impaga ha comprometido el futuro de lasempresas subcontratistas que se sumaron al objetivo de mejorar la calidad de vida de los cochabambinos, mediante esta solución de transporte", indicó la Asociación Tunari.

Los materiales, equipos y suministros para el Tren Metropolitano, por un valor de 24.7 millones de dólares (172 millones de bolivianos), se encuentran en los puertos chilenos de Arica e Iquique.

“En los puertos de Arica y Chile están retenidos entre dos y ocho meses cinco trenes, subestaciones eléctricas, elementos de catenaria y muchos otros materiales”, explicó



Domingo García, gerente general de la AAT, en un comunicado.

Según las empresas que construyen el tren, el Gobierno no ha pagado a la AAT planillas del año pasado, a pesar de que las obras fueron avanzando con financiamiento de la asociación.

“Por el tiempo que llevan en los puertos, los trenes enviados para el proyecto boliviano están a punto de ser rematados por las autoridades aduaneras de Chile, las consecuencias serían desastrosas desde el punto de vista económico”, alertó García.

La AAT debe pagar a las administraciones de los puertos chilenos por la demora en el retiro  de los suministros un monto superior a los 400 mil dólares y la cifra será mayor mientras se

encuentran en aquellas instalaciones. Además, para su internación se debe pagar el impuesto por las importaciones y aranceles lo que costará más de 4 millones de dólares.

La AAT dijo que el Gobierno le debe una suma que está por encima de los 600 millones de bolivianos y la obra está paralizada por este considerable impago y por la cuarentena.

“Las empresas bolivianas que colaboran con el proyecto están al límite de sus posibilidades incluso algunas a punto de la quiebra. Estamos haciendo las gestiones para que esto no se agrave, pues aproximadamente 2 mil familias son las que se sustentan con este proyecto”, señaló García.///


Notas Relacionadas