El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

El español Alejandro Entrembasaguas investigado en su país por acoso infantil

Llevaba días viendo merodear a una persona, según recoge el auto, que resultó ser Alejandro Entrambasaguas, el empleado de Eduardo Inda, como se demostró tras ser identificado por la Policía.

hace 21 dia(s)

,

La obsesión de Eduardo Inda con Podemos y sus dirigentes ha cruzado los límites de la legalidad, o así lo entiende la titular del juzgado de primera instancia e instrucción de Collado Villalba, Sara Rodríguez Huertas, que indaga sobre un presunto delito de acoso a los hijos de Pablo Iglesias e Irene Monero por parte del tertuliano y uno de sus redactores, Alejandro Entrambasaguas.

El seguimiento al que han sido sometidos los ahora vicepresidente segundo del Gobierno y ministra de Igualdad se ha repetido a lo largo de los años, por ejemplo cuando fueron seguidos mientras iban a hacer una ecografía y Eduardo Inda llegó a publicar la imagen de la misma.

El juzgado les investiga, por el momento, por un presunto delito de acoso, según el auto al que ha tenido acceso Público en exclusiva, y que data de finales de diciembre, después de que todos acudieran a declarar al juzgado.

Varios días de seguimiento



La voz de alarma la dio uno de los escoltas que acompaña a Iglesias a llevar a sus hijos a la casa donde los cuidaban, al ser estos muy pequeños y no estar en edad escolar. Llevaba días viendo merodear a una persona, según recoge el auto, que resultó ser Alejandro Entrambasaguas, el empleado de Eduardo Inda, como se demostró tras ser identificado por la Policía.

En un auto de 23 de diciembre, en el que se desestimaron las medidas cautelares solicitadas por los querellantes, la jueza relata "la personación en varias ocasiones de uno de los investigados en el domicilio de la cuidadora y su insistencia para con los vecinos de obtener información sobre la misma". La cuidadora de los pequeños recibió más de 14 llamadas a su teléfono y varias visitas a su domicilio particular por parte del reportero.

El propio Entrambasaguas aseguró en su declaración judicial de diciembre, según relata el auto, que "el objetivo de su personación en cuatro ocasiones en el domicilio de la cuidadora era obtener información sobre un reportaje concreto, pero que ante la imposibilidad de acceder a la cuidadora y no poder conseguir la suficiente información para poder contrastarla con la obtenida a través de su fuente, ha decidido no continuar con el reportaje".

La excusa que le puso a la cuidadora, según las fuentes consultadas por Público, fue que quería saber cómo educaba a los niños, ya que había visto modelos en el norte de Europa en los que no se les llevaba a la guardería y recibían una educación particular. Otra de las versiones recogidas apuntan a que el reportaje trataba sobre las "madres de día" y a que se quería averiguar si los dirigentes de Podemos lo tenían todo en regla.

Al negarse la cuidadora a dar información, Entrambasaguas no paró de llamarla, hasta el punto de que se sintió tan agobiada que decidió romper el contrato que mantenía con Iglesias y Montero para el cuidado de los menores. No eran los únicos pequeños que cuidaba, otros dos preescolares de la zona también acudían con ella.///


Notas Relacionadas