El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Prestatarios y bancos tendrán seis meses para negociar pago de cuotas diferidas

Una circular de la ASFI fija este plazo para que ambos actores negocien las condiciones para el pago del interés y capital que se postergó durante la cuarentena. Asoban llamó a los prestatarios a acercarse a las entidades financieras.

hace 3 mese(s)

,

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) (ASFI) ordenó a prestatarios y entidades financieras a negociar el pago de las cuotas postergadas por la emergencia sanitaria. El ente regulador estableció un plazo de seis meses para que ambas partes se pongan de acuerdo. Desde la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) instaron a sus clientes a “comunicarse con las entidades con las que trabajan para que se informen de los mecanismos exactos que se aplicaron en el diferimiento automático”.

Tras la emergencia por la presencia del coronavirus, el Gobierno ordenó diferir el pago de créditos por los meses de marzo, abril y mayo, como una medida para ayudar a las empresas y personas que no pudieron desarrollar sus actividades económicas debido a la cuarentena total que rige en el país desde el 22 de marzo.

A más de un mes de esta disposición la ASFI a través de una circular señaló que “pasada la cuarentena total dispuesta por el Gobierno, los prestatarios dispondrán de seis meses para acordar con las entidades de intermediación financiera, la forma en cómo efectuarán el pago de las cuotas diferidas”.

La ASFI también instruyó a las financieras asesorar a los deudores acerca de las opciones que pueden ser tomadas para el efecto, así como el costo financiero que implicaría cada una de ellas aclarando que a partir del mes junio, los pagos se deben efectuar”.

Desde Asoban indicaron que, en el marco legal establecido por el Gobierno y la ASFI, durante el periodo de emergencia las entidades financieras están postergando los pagos de las cuotas de crédito y tarjetas de crédito en capital e interés.

La entidad aclaró que, si bien las entidades hicieron un diferimiento automático a junio, los prestatarios pueden acordar con su financiera alguna modalidad de entre las distintas ofrecidas.

Entre esta gama de modalidades los prestatarios pueden hacer que las cuotas diferidas se incluyan en el último pago, al final del crédito. Otra opción es que puedan ser incluidas en los siguientes meses hasta su pago final. Otra de las alternativas es que los pagos diferidos puedan ser repartidos entre las cuotas a ser pagadas a partir de los seis meses posteriores al 31 de mayo de 2020.

“Asimismo, dentro de los seis meses posteriores al último diferimiento, los prestatarios podrán convenir con su banco, el pago de las cuotas diferidas, en función a su actividad económica o laboral”, señala Asoban.

Con relación al costo financiero a que hace referencia la ASFI, Asoban aclaró que se refiere a que cada una de estas modalidades tiene un devengamiento diferente de los intereses corrientes originalmente pactados con los deudores.



“No existen otro tipo de costos asociados a estos diferimientos, únicamente la tasa de interés pactada desde un inicio a tiempo de contratar la obligación”, señaló.

Diferentes modalidades

La entidad señaló que los bancos aplicaron diferentes modalidades y mecanismos para estos diferimientos automáticos, acordes a los distintos tipos de crédito y formas de amortización que existen, en muchos casos con beneficios mayores a los establecidos en la norma.

“Recomendamos al prestatario, pasada la cuarentena, comunicarse con las entidades con las que trabajan para que se informen de los mecanismos exactos que se aplicaron en el diferimiento automático”, informó la institución.

El especialista en banca, Jorge Velasco, señaló que en el diferimiento no hay ningún cargo adicional.

El cliente pagará el mismo capital y los mismos intereses originalmente pactados al final del plan de pagos o puede pactar con el banco hacerlo en seis meses y ahí sí tendrá que ponerse de acuerdo con el banco desde cuándo y a qué costo financiero o tasa de interés”, dijo.

En tanto que Jorge Akamine, presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, señaló que el diferimiento no significa que los prestatarios dejarán de pagar las cuotas postergadas.

“Son deudas que deben de pagar. El costo de financiamiento que dice la ASFI se refiere al interés más capital, los costos extra ya no existen en el tema bancario”, dijo.////

 

El Deber 


Notas Relacionadas