El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Analistas: «Para dar 600 mil empleos se precisan recortes y préstamos»

Consideran que los recursos deberán salir de reducciones al gasto o inversión pública, también que el Gobierno necesitará obtener créditos o vender Bonos.

hace 4 mese(s)

,

Expertos consideran que el Gobierno deberá hacer recortes en el gasto público y en las inversiones, además de  buscar créditos internacionales o vender Bonos Soberanos para generar los 600.000 empleos que prometió ayer la presidenta Jeanine Añez al conmemorar el Primero de Mayo.

“La primera medida debe ser racionalizar el gasto público que fue creciendo los pasados años y donde hubo signos de despilfarro. Ese gasto debe ser evaluado ítem por ítem y priorizar sólo lo necesario. Otra parte viene de la inversión pública que, en los pasados años, se destinó a proyectos sin viabilidad económica. Esa inversión debe ser racionalizada”, sostuvo el analista económico Armando Álvarez. 

El experto consideró que se debe priorizar los proyectos en salud y dejar aquellos que no se iniciaron y que no son una prioridad. “Una tercera fuente es el financiamiento externo; en este caso, los organismos multilaterales como el FMI, el BM, el BID, la CAF han establecido líneas de financiamiento de emergencia para que los distintos países puedan acudir a ellas y enfrentar las consecuencias que esta situación generó”, añadió. 

Además, sugirió  buscar recursos con los Bonos soberanos aunque las condiciones para emitirlos en los mercados externos no son tan favorables.

Tales observaciones surgen después de que Añez anunció ayer, en el Día del Trabajo,   un plan para crear 600.000 empleos que se implementarán desde junio, basado en la construcción de hospitales, enlosetados, aceras y parques.

“Crearemos empleos en obras de salud. Vamos a hacer obras en los barrios para tener vecindarios con empleos”, apuntó la Presidenta en un discurso en el que convocó a la Central Obrera a trabajar juntos.

Para el consultor internacional sobre finanzas, Jaime Dunn, el trabajo que propone la Presidenta será eventual. “Este tipo de inversión podría venir de la reducción de gasto de la inversión pública que en el pasado tenía asignaciones presupuestarias poco eficientes y que todavía el Gobierno está trabajando con ello”, declaró. 

En el pasado, explicó, en el Presupuesto General de la Nación (PGN) había 75 mil millones de bolivianos asignados a empresas púbicas, muchas  de las cuales no tenían sentido. 

“Ahí tienen un respaldo que se debe reasignar mejor forma”, afirmó. Además, indicó que el Gobierno ahorró recursos por la paralización de la inversión pública lo que “generó un colchón importante de recursos”. 

Para el analista Marcelo Silva, el discurso presidencial por el Día del Trabajo tuvo  un elemento técnico y otro político. 

“En el primero, el sentido técnico, el Gobierno de Añez decidió ser un Estado generador del empleo; eso significa volver al modelo de los años 30 y 50 donde la reactivación de la económica es propiedad del Estado”.

En el sentido político, Silva cree que es una respuesta al clima electoral del país dejando a la emergencia del coronavirus en un segundo nivel. “Parece que el Gobierno se muestra como un actor decidido a establecer y tomar decisiones políticas sin consensos”, explicó.

Tal análisis surge después de que el candidato presidencial Carlos Mesa llamó a una mesa de diálogo. “La respuesta (al candidato presidencial) es que nosotros (como Gobierno) somos los que vamos a tomar las decisiones y ser los principales actores de reactivación de la economía.  Al ser protagonista, no vamos a tener una Presidenta pasiva o que juegue de árbitro”, aclaró. 



También consideró  que el mensaje fue  una respuesta política al MAS al que le quieren decir que el Gobierno va a tomar las medidas que buscarán un rédito electoral para las siguientes elecciones. “La estrategia parece ser polarizar entre el MAS y la candidata Añez. Veremos si lo logran, pero el mensaje tiene este sentido político”, dijo. 

Central Obrera se declara en una “lucha permanente”

La Central Obrera Boliviana (COB) pidió atención del Gobierno y se declaró “en lucha permanente”, el primero de mayo. Poco después el ente obrero fue convocado por la Presidenta  a trabajar conjuntamente.  

“Lamentablemente el Gobierno en transición no ha respondido al pliego petitorio, no ha respondido a la demanda de reivindicación de los trabajadores del país y hoy nos vemos aislados, en cuarentena, pidiendo simplemente que se cuide la salud y la vida, pidiendo estabilidad laboral. Es una obligación de quienes hoy nos gobiernan, el ente matriz va a hacer respetar esos derechos”, dijo el secretario Ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, en una conferencia.

Los trabajadores piden estabilidad laboral, salario justo y con seguridad social, la aplicación de la Ley General del Trabajo  y una jubilación al 100%. “Ante el incumplimiento de esas demandas y ante la crisis social y económica a raíz de la pandemia p “hoy ratificamos nuestra lucha permanente”, sostuvo el dirigente.

CNC destaca que Añez no hablara de incremento salarial

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) calificó de oportuno que la presienta Jeanine Añez no anunció ningún incremento salarial en su mensaje del Primero de Mayo y consideran que el tema está “cerrado”. Al contrario, piden la reactivación de la economía. 

“Vemos muy prudente haber escuchado al sector empresarial en general y la posición de la CNC en particular sobre lo inoportuno de hablar sobre un posible incremento salarial. La posición de la CNC planteada al Gobierno Nacional: Hoy el mundo está viviendo una emergencia sanitaria por el COVID-19 que ha golpeado a la sociedad en su conjunto y ha desestabilizado la economía”, detalla un comunicado de la entidad.

La Presidenta, después de anunciar la creación de 600.000 empleos, agradeció el trabajo de los obreros. “Quiero hablar a los obreros y trabajadores de todo el país (…) este Gobierno tiene las puertas abiertas para trabajar en una agenda común basada en el pliego petitorio de la COB, que entre una crisis y otra fuimos postergando (…) y que debemos rescatar en breve”, declaró. 

Además, instó a la organización sindical a reactivar la economía, mantener la estabilidad laboral y crear más empleo. También insto a las empresas a no despedir a ningún trabajador en esta emergencia. 

Por su parte, la CNC consideró que el tema del incremento salarial está “cerrado y fuera de la discusión” en esta delicada situación sanitaria por la que atraviesa el país. 

“Hoy, el sector empresarial y los trabajadores deben actuar de manera propositiva y responsable con la finalidad de generar certidumbre a las personas sobre la sostenibilidad y continuidad de sus fuentes laborales”, agrega el comunicado. 

Además, la entidad de comerció instó a trabajar en medidas estructurales y no superficiales que sustenten el futuro de la economía en el mediano y largo plazo, para eso se deberá implementar un Plan de reactivación.

“Debemos dar certidumbre a todos los bolivianos sobre el futuro y sostenibilidad de la fuentes laborales actuales y futuras. Necesitamos medidas económicas que fomenten las cualidades productivas sectoriales de las regiones y promoviendo la industria 4.0”, reafirmó la CNC.


Notas Relacionadas