El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Productores del trópico de Cochabamba anuncian juicio penal contra ministros Murillo, Zamora y YPFB

Surtidores de cinco municipios del trópico de Cochabamba no pueden vender combustible, debido a que el sistema de facturación “B-Sisa Facturito”, de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), no funciona en el lugar.

hace 2 mese(s)

,

Dirigentes y productores del Trópico de Cochabamba anunciaron el inicio de un juicio penal contra dos ministros y autoridades de hidrocarburos; por los delitos de atentado a la vida, a la alimentación y la economía nacional por el corte de suministro de combustibles a esa zona, que ha provocado la muerte de millones de peces y la paralización del sistema de producción mecanizada de cítricos.

“Queremos anunciar un proceso penal contra el ministro de Gobierno, Arturo Murillo; el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora; el presidente de YPFB, Herland Soliz y el director de la ANH, Ivan Alcalá, por atentado a la vida, a la alimentación y atentado a la economía de la región y del pueblo boliviano por cerrar surtidores en el Trópico de Cochabamba”, informó este domingo Leonardo Loza, dirigente de los productores del Trópico de Cochabamba.

El dirigente lamentó que por decisiones meramente políticas se cortó sin ningún anuncio como manda la ley, menos justificación o explicación técnica, el corte de provisión de combustible en la zona del trópico de Cochabamba que en primera instancia ya provocó la muerte de 11 millones de peces en los criaderos artificiales al no contar con combustible para los oxigenadores y los motores de bombas de agua.

“Tenemos familias que perdieron el 100% de sus peces, hay familias que están orando porque que viven solo de la piscicultura”, dijo Loza a los medios de comunicación.



DENUNCIA A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Asimismo, anunció que los productores recurrirán a la comunidad internacional para que forme parte de la querella y no permitir a nombre del Estado o de la cuarentena castigos inhumanos a una región como el Chapare.

“Yo siento que en unos tres a cuatro meses por esta decisión inhumana se sentirán los efectos, el pescado subirá de precio, las frutas que se producen como el banano, piña y cítricos han sido afectados por la mecanización que requiere también combustible que no hay y va a escasear”, sentenció.

Surtidores de cinco municipios del trópico de Cochabamba no pueden vender combustible, debido a que el sistema de facturación “B-Sisa Facturito”, de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), no funciona en el lugar.

Hace más de una semana los surtidores de gasolina en el trópico permanecen cerrados, por presunta falta de seguridad, luego de que la Policía fuera expulsada de Shinaota, de acuerdo a los pobladores, debido a que ingresaron al sector sin insumos de bioseguridad./////


Notas Relacionadas