El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

“Están creando una gran deuda interna y externa”

El dirigente político aseguró que “de esas dos pandemias, una paraliza el aparato productivo, obligado, para salvar la vida” en referencia al Covid-19, y agregó: “Sin embargo, la pandemia golpista empieza a endeudar” a Bolivia.

hace 29 dia(s)

,

“Se están suicidando niñas por hambre”, resumió Evo Morales en una nueva denuncia pública, en el programa de radio Noticias Piratas, de “las dos pandemias” que azotan Bolivia: el Coronavirus y la dictadura. Aseguró además que EEUU y la derecha de su país buscan pasar las elecciones para el próximo año, ante encuestas adversas.

 

En la emisora de la UNR, el programa Noticias Piratas –realizado por la cooperativa La Masa, que además edita el periódico El Eslabón y este portal digital– entrevistó a Evo Morales, presidente de Bolivia hasta el golpe cívico militar que puso como presidenta de facto a Jeanine Añez.

En principio, el mandatario exiliado en Argentina le agradeció “al gobierno de Alberto Fernández y al pueblo argentino por la solidaridad y la hospitalidad”, y tras aclarar que se encuentra bien de salud, admitió: “Evidentemente uno extraña su país, pero estoy en contacto con los movimientos sociales, con nuestros candidatos, con otros sectores sociales, para acompañar, primero ante esta pandemia del coronavirus, aunque Bolivia tiene dos pandemias: La de la dictadura que nos mata de hambre, y la del coronavirus que nos mata también, de enfermedades”. 

El dirigente político aseguró que “de esas dos pandemias, una paraliza el aparato productivo, obligado, para salvar la vida” en referencia al Covid-19, y agregó: “Sin embargo, la pandemia golpista empieza a endeudar” a Bolivia. “La dictadura con la pandemia en algo se parecen: ambos están destruyendo la economía”, comparó.

Y en ese sentido, abundó: “Cuando llegué a la Argentina en diciembre se otorgó en Bolivia el primer préstamo del Banco Central de Bolivia para pagar sueldos y aguinaldo. En mi gestión, de 2006 hasta el golpe, ni un peso nos hemos prestado para pagar sueldos y aguinaldos. Hace un mes atrás se prestaron mil millones de dólares, otra vez del Banco Central que son nuestras reservas internacionales, para gastos administrativos”.

Evo aseguró que esto representa “una deuda interna gravísima”. Y siguió: “Las reservas nosotros las utilizamos para nuevas fábricas, para nuestra industria. Además han dispuesto de 500 millones de dólares para entrar a la banca privada, y de paso apelan al FMI, que ustedes sabes muy bien que el fondo tiene políticas para prestar plata, condiciona y chantajea con privatizaciones, no solamente a los recursos naturales sino también a los servicios básicos. Es una deuda interna y externa muy grande”.

Sobre el tema económico, analizó por último: “Los gobiernos latinoamericanos tenemos un problema todavía, que cuando queremos industrializar cosas grandes tenemos que importar tecnología, sino es de norteamérica es de Europa, sino de Asia. Cuando era presidente repetía en las cumbres que tenemos que asumir la responsabilidad: la liberación técnico científica, es lo que falta”.

Elecciones: la pandemia “como anillo al dedo” a la dictadura

En la entrevista realizada por Juane Basso y Pablo Bilsky en Radio Universidad (FM 103.3), el referente político de la Patria Grande analizó la situación electoral en su país, en este marco de emergencia sanitaria. “Esta pandemia llegó como anillo al dedo a la dictadura”, afirmó.



“Inicialmente la línea norteamericana con la derecha boliviana  –explicó Evo– era hacer renunciar a la candidatura a Jeanine Añez, so pretexto de combatir a la pandemia, y de esta manera, como la derecha está dividida, querían que la gente que apoyaba a la Añez apoye a Carlos Mesa, que es el candidato oficial de Estados Unidos. Eso fracasó. La segunda opción era que la elección se haga el próximo año, e intentó dividir nuestra bancada. Lamentablemente, un grupo se vendió a la derecha, aunque por suerte no son muchos”.

Morales señaló que “ellos están mal en las encuestas, porque si estarían bien acelerarían las elecciones”, y adelantó que “ahora se está debatiendo el proyecto de ley para que los comicios sean en junio, o como máximo en septiembre” de este año. “Los golpistas hicieron una encuesta reservada. Antes de esa encuesta siempre el MAS (Movimiento al Socialismo) estaba primero con 30, 33, 35 por ciento. Ahora, el MAS tiene el 49 por ciento según la encuesta de ellos, y le siguen Mesa con el 18 por ciento, y Añez con 14. Ni la suma de los dos les alcanza, por eso quieren que las elecciones sean el próximo año”, resaltó en el programa producido por la cooperativa rosarina que integra la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra).

“También están pensando cómo hacer que el MAS pierda votos en esta pandemia. En el grupo de golpistas, alguno propuso renunciar a la presidencia y que el MAS asuma la carga política de la pandemia, pero no pudieron acordar”, dijo el ex presidente en Noticias Piratas (que se emite todos los sábados, de 13 a 15), y reveló: “Lo primero que buscó EEUU y la derecha boliviana fue dar muerte al MAS, pero fracasaron. No encontraron los argumentos legales y el MAS sigue vigente. Segundo, después de fracasar en enterrar al MAS, buscaron el MAS sin Evo, para ganar. Algunos se prestaron a ese juego, incluso el vicepresidente del MAS, pero lo superamos”. 

MAS denuncias a la derecha

Evo Morales afirmó que en este difícil contexto por el coronavirus, “el gobierno de facto dispone aviones para que puedan retornar sus familiares desde Estados Unidos a Bolivia, han puesto aviones a Chile y hacen sus cuarentenas en hoteles de lujo”, hecho que contrastó con la falta de respuesta a centenares de trabajadoras y trabajadores varados en Chiles, a los que no se permite el reingreso: “Deberían tener el mismo trato para jornaleros, trabajadores de la agricultura y la ganadería que han viajado por tierra y no los dejaron entrar. Esto es una discriminación y vulneración a los derechos” lamentó.

“Sólo en Bolivia se combate la pandemia y el hambre con tantas tantas balas, gases, tanques de guerra, y además con detenciones. Ahora se penaliza la solidaridad, a la gente que lleva alimento”, denunció Morales, y en un mensaje optimista para lo que viene, dijo: “Estoy convencido que volveremos millones, esto pronto pasará. Les devolveremos la libertad a todos los bolivianos y bolivianas”.

Entre las denuncias más fuertes, Evo aseguró que “en Bolivia ha explotado la economía en muy poco tiempo”, y contó sobre terribles casos de niños con hambre. “Primera vez en mi vida que he escuchado estas cosas: ayer nos enteramos que una nena de doce años se había suicidado por falta de comida, estuvo 15 días sólo con agua y arroz. Esta mañana despierto y otra vez leo otra información, de una nena de quince años que se ha suicidado por temas económicos. La pandemia de la dictadura nos está matando de hambre. Esta mañana veo 3 y 4 muertos que no están comunicando. La dictadura no está informando la verdad sobre contagiados y muertos”.

El ex presidente subrayó que ante este panorama “he recomendado públicamente a trabajadores de municipios que se pongan a cocinar en los barrios populares. He pedido lo mismo a la Policía, a las Fuerzas Armadas, que se pongan a cocinar, con todos los controles necesarios, que se hagan ollas populares. Y pedí además de eso, que por tres meses no se cobren tarifas de energía eléctrica, agua potable, telefonía, gas e internet. Sino estamos separados, no nos podremos comunicar. Pero nada de eso ocurrió. Claro, en telefonía móvil hay dos privados que no quieren aceptar. No puede ser que los privados sigan ganando en esta pandemia, todos tenemos que aportar, para el bien de las familias más humildes”.

Por último, Evo expresó sus sospechas respectos del origen y la finalidad del coronavirus: “Hace años leí que dentro de la política del nuevo orden mundial es importante para el FMI una planificación para reducir la población innecesaria: son personas de tercera edad, discapacitados, y los más pobres. Comento esto porque EEUU es el país que tiene más contagiados del mundo, tiene más muertes por día. Como allí está totalmente privatizada la salud, mueren los más pobres. Creo que esa propuesta de cómo erradicar a lo que ellos llaman la población innecesaria, hoy está cumpliéndose”, analizó.

“Espero que se sepa de dónde viene esta pandemia, si es producto de una guerra ideológica y económica, pero a mi me hace sospechar lo que está pasando en EEUU. Esta es una guerra mundial en la que no se necesita disparar una bala. Es una opinión, soy un ser humano, puedo equivocarme”, aclaró Evo, que a lo largo de la entrevista, –que se puede escuchar completa aquí– se refirió tanto a la situación mundial como a detalles del panorama político en Bolivia.


Notas Relacionadas