El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Argentina aplana la curva pero el virus se asoma a geriátricos y villas miseria

El país cumple hoy cinco semanas de confinamiento obligatorio

hace 4 mese(s)

,

Argentina cumple hoy cinco semanas de confinamiento obligatorio. Una medida exitosa desde el punto de vista sanitario pero desastrosa económicamente para un país al borde de la suspensión de pagos. Las bajas cifras de contagios y muertes ratifican que la temprana declaración de estricta cuarentena por parte del presidente Alberto Fernández ha salvado vidas, ganando tiempo para reforzar el sistema sanitario público que, aun con muchas deficiencias, es uno de los mejores de Latinoamérica.

Sin embargo, esta semana los argentinos están vislumbrando por primera vez los efectos del virus en los geriátricos que ya se han vivido en España. A pesar de que hace un mes las autoridades anunciaron protocolos específicos para prevenir la entrada del virus en estos centros –como prohibir las visitas– parece que no se aplicaron en varios de ellos. En los últimos días, cuatro geriátricos –tres en Buenos Aires y uno en Córdoba– han presentado múltiples contagios, tanto en ancianos como en trabajadores, y al menos dos muertes. Vamos a incentivar fuertemente los controles de cada jurisdicción en los geriátricos; es una bomba de tiempo cuando entra el virus ahí”, afirmó el ministro de Salud, Ginés González García.



Por otro lado, también esta semana se han conocido los dos primeros casos en una villa miseria, aunque el hacinamiento y la precariedad en la atención sanitaria que viven estas favelas argentinas –la mayoría situada en la provincia bonaerense– hace prever que haya más contagios aunque no hayan salido a la luz. Los dos positivos confirmados por las autoridades se han detectado en la Villa 31, el asentamiento urbano más emblemático del país, situado en el centro de la capital.

Otro foco de preocupación se sitúa en las cárceles, donde el hacinamiento es norma. Un recluso murió el miércoles durante una pelea generada durante una protesta de los internos para exigir la prisión domiciliaria a causa del coronavirus en un centro penitenciario de Florencio Varela, a las afueras de Buenos Aires. Este fallecido se suma a otros cinco presos muertos en varios motines a finales de marzo.

El presidente Fernández evaluaba anoche una nueva extensión de la cuarentena, que debería acabar este domingo. Pese a la presión empresarial, la paralización productiva casi total continuará vigente en los grandes centros urbanos del país –el epicentro se halla en la capital y su área metropolitana–, aunque podría flexibilizarse en algunas provincias poco pobladas donde apenas hay casos de la Covid-19. Ayer Argentina acumulaba 3.288 contagios y 159 fallecimientos.////


Notas Relacionadas