El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

El ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, renuncia y acusa a Bolsonaro de "interferencia política" en la Policía Federal

El anuncio se produce después de que Bolsonaro destituyese al director general de la Policía Federal, mano derecha de Moro.

hace 1 mese(s)

,

Nueva vuelta de tuerca en la crisis política de Brasil. El popular ministro de Justicia, Sergio Moro, el exjuez que llevó al expresidente Lula a la cárcel, presentó este viernes su dimisión tras acusar al mandatario Jair Bolsonaro de "interferencia política" en la Policía Federal (PF). 

La renuncia de Moro, hasta ahora uno de los ministros estrella del presidente, se produce después de la destitución de Maurício Valeixo, director general de la PF, en un intento de Bolsonaro de poner en su lugar a una persona cercana.

Moro aseguró en una dura rueda de prensa que se sintió "sorprendido" y le resultó "ofensiva" la noticia. Además, dijo no haber firmado la destitución. "Para mí significó que el presidente me quería fuera del cargo", destacó.

"Espero que después de mi salida se escoja a alguien con perfil técnico independientemente de las preferencias personales y políticas", dijo Moro, quien "lamentó" esta situación en medio de la pandemia. "No he tenido opción", sentenció.

"Interferencia política"

"Presidente, no tengo problema en cambiar al director general, pero necesito una causa", afirmó Moro, mientras denunció una tentativa de "interferencia política" en la PF. "El gran problema es por qué cambiar y permitir que se realice una interferencia política en el seno de la PF", apostilló.

El ministro de Justicia, Sergio Moro, entrando a la rueda de prensa. 24 de abril. Brasilia.Evaristo SA / AFP

Valeixo es considerado la mano derecha de Moro. El policía fue superintendente del PF en Paraná, en el sur del país, durante la Operación anticorrupción Lava Jato, la mayor de la historia del país, comandada por Moro.

Ya en noviembre de 2018, incluso antes de que se formase el Gobierno, el 1 de enero de 2019, Moro anunció a Valeixo para el cargo. 

Moro reiteró que el motivo no es el cambio en sí, pero por qué Bolsonaro quiso tomar esa decisión. Según él, el mandatario quiere una persona dentro de la PF que le pueda brindar informaciones. "Y realmente ese no es el papel de la PF, las investigaciones tiene que ser preservadas", señaló.

La decisión de Moro promete profundizar la crisis desatada en el Gobierno y el descontento popular a raíz de la pandemia. Su anuncio se da tan solo una semana después de que Bolsonaro destituyese al también popular ministro de Sanidad, Luiz Henrique Mandetta, por sus desavenencias en la gestión de la covid-19.

Según la prensa local, Bolsonaro también tendría profundas diferencias con su otro ministro estrella, el economista liberal Pablo Guedes, por el alcance de los recursos económicos que debe destinar el Estado para paliar los efectos de la pandemia. 

Discrepancias

Bolsonaro prometió a Moro "carta blanca" al frente de la cartera de Justicia, un extremo al que se refirió en varias ocaciones el ministro durante la rueda de prensa. "Ese cambio [la destitución de Valeixo] significa una violación de la promesa que se me hizo", matizó.



Ya en agosto del año pasado, el presidente anunció que cambiaría la superintendente de la PF en Río de Janeiro socavando así la autoridad de Moro, aunque finalmente dio un paso atrás.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el hasta ahora ministro de Justicia, Sergio Moro.Adriano Machado / Reuters

También sugirió la idea de dividir el Ministerio de Justicia, lo que quitaba competencias al ministro, pero tampoco ocurrió.

Además, el mandatario decidió trasladar el organismo de control de movimientos financieros (COAF), que dependía del Ministerio de Justicia, al Banco Central. Fue precisamente este organismo el que desveló "transacciones atípicas" en las cuentas del chófer y exasesor de su hijo Flávio.

Según la prensa, en los últimos días, Bolsonaro no ha estado de acuerdo en que la PF investigase, tras la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF), una manifestación antidemocrática en la que dio un discurso y donde se exigió el cierre del Congreso y del STF.

Habrá que ver ahora cómo la salida de Moro afecta a la base de votantes de Bolsonaro, muchos de los cuales le apoyaron por sus promesas de lucha decidida contra la corrupción y el crimen organizado. 

Por el momento, la Bolsa de Sao Paulo se hundió este viernes hasta un 8,36%, mientras que el dólar se cotizó a 5,678 reales. 

Operación Lava Jato

El exjuez que nació en Maringá, en Paraná, adquirió gran notoriedad durante la Operación Lava Jato, lanzada en 2014 y que destapó un entramado de sobornos multimillonarios, dentro y fuera de Brasil, a cambio de adjudicaciones de contratos de obras públicas a través de la petrolera estatal Petrobras.

Desde su oficina de Curitiba, en el estado de Paraná, Moro, inspirado en la operación italiana Manos Limpia, mandó a prisión a constructores, políticos y empresarios por crímenes de corrupción, lavado de dinero y organización criminal. 

En abril de 2018, en el marco de la operación, su nombre se catapultó definitivamente al encarcelar a Luiz Inácio Lula da Silva, histórico líder del Partido de los Trabajadores (PT) y expresidente del Gobierno.

Sin embargo, el pasado 9 de junio, el portal The Intercept Brasil difundió las conversaciones que pusieron en duda, entre otras cosas, la imparcialidad del exjuez en la condena de Lula, liberado en noviembre de 2019.

Esto desembocó en una causa pendiente de resolución en el STF.

El líder del PT lideró todas las encuestas de opinión y era el gran favorito para ganar los comicios de 2018, pero el Tribunal Superior Electoral (TSE) vetó su candidatura, lo que propició la victoria de Bolsonaro, quien después eligió a Moro como ministro de Justicia, y luego anunció que en 2020 lo nombraría ministro del Supremo Tribunal Federal (STF). Sin embargo, este viernes Moro aseveró que, tras su renuncia, su camino en la magistratura ha llegado a su fin.


Notas Relacionadas