El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

El Gobierno polaco mantiene pese al virus las presidenciales de mayo

Mientras el resto de los países europeos se han visto obligados a aplazar las elecciones y referéndums previstos

hace 5 mese(s)

,

El coronavirus no frena los planes del Gobierno polaco. Mientras el resto de los países europeos se han visto obligados a aplazar las elecciones y referéndums previstos, la derecha nacionalista que gobierna en Polonia sigue adelante con las presidenciales de mayo. La oposición reclama en vano aplazarlas y centrarse en el combate sanitario y el rescate de la economía.

El domingo se registró un récord de 545 nuevos contagios en 24 horas desde el comienzo de la epidemia y se llegó a un total de 9.453 contagiados y 362 muertos. Estos datos no permiten determinar el alcance real de la epidemia, ya que se han realizado pruebas diagnósticas de forma excepcional y sólo en los últimos días se ha alcanzado la cifra de 10.000 tests diarios. El propio ministro de Sanidad advirtió ayer de que se está aún lejos de alcanzar el pico de la epidemia.



No obstante, la lucha contra el virus parece preocupar menos al Gobierno que su continuidad en el poder, cada vez más amenazada por la crisis económica y social que se avecina. Contra las opiniones de expertos, médicos, la oposición y hasta la mayoría de la opinión pública, el Gobierno insistió primero en mantener las elecciones del 10 de mayo, para más tarde, ante la avalancha de protestas por el peligro de una masiva concurrencia a los colegios electorales, improvisar la idea de un inédito sufragio universal por correo, propuesta que inmediatamente convirtió en ley, imponiéndola sin debate en la Cámara de Diputados. El Gobierno ha hecho oídos sordos a las quejas de la oposición de que la ley contravenía la Constitución, que prohíbe cambiar el régimen electoral en los seis meses anteriores a unos comicios, o de que una votación por correo, controlada por el Gobierno y no por una comisión electoral independiente, viola las normas democráticas.

El empeño de Ley y Justicia se debe a su temor a que la crisis económica que golpeará Polonia merme su apoyo popular. Ahora, en cambio, el actual presidente, Andrzej Duda, pieza clave en el mecanismo del poder ostentado por los nacionalista desde hace cinco años, lidera cómodamente los sondeos.

Mientras el Senado, de mayoría opositora, debate la ley, que casi seguro enmendará o rechazará, la oposición liberal intenta romper las filas de la derecha nacionalista buscando sumar a un socio menor del partido Ley y Justicia a su plan de aplazar las elecciones un año. Los 18 votos de este partido, encabezado por un ministro que acaba de dimitir en protesta contra la celebración de las elecciones, serían suficientes para derrotar al Gobierno.////


Notas Relacionadas