El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

El Gobierno limita pruebas de COVID-19 a solo ‘sospechosos con sintomatología activa’

Según el Instructivo 09/2020, la restricción se basa en recomendaciones de normas nacionales e internacionales.

hace 5 mese(s)

,

A través de un comunicado del 15 de abril, el ministro de Salud, Marcelo Navajas, instruyó a los servicios departamentales de Salud (Sedes) “priorizar la toma de muestra a casos sospechosos con sintomatología activa”, en referencia a la propagación del nuevo coronavirus en el país.

Según el Instructivo 09/2020, la restricción se basa en recomendaciones de normas nacionales e internacionales.

Si bien las pruebas son prioridad para casos sospechosos con sintomatología activa, no las son así para “contactos de un caso confirmado o sospechoso que al momento no presenten sintomatología”. Son los llamados casos “asintomáticos”.

Según la “Guía y Lineamientos de Manejo COVID-19”, de abril de 2020 y “en revisión permanente”, entre otras dos definiciones más se considera paciente sospechoso a la persona “con infección respiratoria aguda (fiebre y al menos un signo/síntoma de enfermedad respiratoria (por ejemplo: tos, dificultad para respirar)”.

Y caso confirmado, a paciente “sospechoso con prueba de laboratorio para SARS-Cov-2 positiva.



Respecto de las limitaciones emanadas por el ministro Navajas, el director del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), Christian Trigoso, aclaró que no hay restricciones. “No es que están prohibidas las pruebas a personas que así lo requieran, sino que se están priorizando los casos que son sospechosos con sintomatología activa”, dijo, según cita una nota de prensa del Ministerio de Salud.

“Se respeta la voluntad de las personas que quieran hacerse la prueba, pero debemos actuar con racionalidad por ahora”, insistió el funcionario.

En criterio de Trigoso, “la falta de reactivos no es un problema en Bolivia, sino mundial”, pero que el el Gobierno está gestionando una solución con el apoyo de organismos internacionales.

Hasta la noche del viernes, según datos oficiales, en Bolivia fueron reportados 493 casos confirmados de COVID-19, 431 activos, 31 recuperados y 31 fallecidos. La tasa de mortalidad respecto de pacientes confirmados es de 6,29%.

 


Notas Relacionadas