El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Nuevas señales de esperanza en Europa contra el virus, mientras Trump desata polémica sobre la OMS

"La gente mantiene sus distancias y todo el mundo lleva guantes", se felicitó Kim Gwang-woo, de 80 años. "Está todo bien organizado", estimó.

hace 5 mese(s)

,

Dinamarca se convirtió hoy en el primer país europeo en reabrir las escuelas, una tímida señal de esperanza en la lucha contra la pandemia, que sigue no obstante ensañándose en Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump abrió una crisis sobre el papel de la OMS.

Europa podría estar dejando atrás lo peor de la pandemia del coronavirus, ya que la tendencia a la baja del número de muertos parece confirmarse en los países más afectados, como en Italia y España, donde la actividad retoma a cuentagotas para oxigenar la economía.

Un total de 523 personas murieron en las últimas 24 horas en España, lo que elevó los decesos a 18.579. Sin embargo, el número de contagios se elevó, tras seis días a la baja.

En Dinamarca, los niños comenzaron a volver a la escuela, siempre y cuando los centros educativos instauren medidas de seguridad, comenzando por una distancia de dos metros entre las mesas.  

Algunos padres juzgaron no obstante precipitada esta reapertura, denunciando que "sus hijos no son ratas de laboratorio". 

Cuatro meses después de la aparición del virus en China, la pandemia se ha cobrado 125.000 vidas y ha infectado a más de dos millones de personas en el mundo. 

Más de la mitad de la población mundial sigue confinada, aunque los primeros países asiáticos que sufrieron la pandemia dan muestras de volver poco a poco a la normalidad.

Corea del Sur, que logró contener la pandemia gracias a una estrategia de tests masivos, celebró hoy elecciones legislativas, con la toma de la temperatura en los centros de votación y la disposición de lugares especiales para los electores con fiebre.

"La gente mantiene sus distancias y todo el mundo lleva guantes", se felicitó Kim Gwang-woo, de 80 años. "Está todo bien organizado", estimó.

En la otra cara de la moneda, Estados Unidos registró el martes más de 2.200 muertos, el balance más grave en un solo día para un solo país, y acumula el peor balance en el mundo, con 25.700 decesos.

"Somos los combatientes en los puestos de avanzada (...) y no tenemos las armas ni la armadura para protegernos del enemigo", lamentaba Judy Sheridan-Gonzalez, enfermera de una unidad de emergencia en Nueva York, donde se ha criticado la falta de equipos de protección del personal sanitario. 

En América Latina, Guayaquil, en el suroeste de Ecuador, sufre como ninguna otra ciudad del continente la fuerza destructora de la pandemia. 

"No hay espacio ni para vivos ni para muertos", dijo a la AFP Cynthia Viteri, alcaldesa de esta ciudad portuaria donde se están disponiendo dos cementerios adicionales.

"¡Marchamos a la guerra sin armas!", resume una veterana enfermera de la ciudad, contagiada por la COVID-19, que ha matado a cinco trabajadores sanitarios en la ciudad.

"No teníamos listo el equipo necesario cuando esto (la epidemia) empezó a devastar a Europa", lamenta la enfermera, de 55 años.

- China y la UE critican a EEUU -China y la Unión Europea criticaron el miércoles el anuncio de Donald Trump de suspender la contribución de Estados Unidos a la OMS, tras haber acusado a la institución de haber encubierto la gravedad del brote del nuevo coronavirus en China.



Estados Unidos es el mayor financiador de este organismo de la ONU, al que otorgó 400 millones de dólares el año pasado.

"Esta decisión va a reducir la capacidad de la OMS y minar la cooperación internacional contra la epidemia", lamentó el gobierno chino.

"No hay ninguna razón que justifique" esta decisión, estimó por su parte el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Estas críticas se suman a las declaraciones del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien el martes afirmó que la OMS es un instrumento "absolutamente esencial en los esfuerzos del mundo para ganar la guerra contra la Covid-19".

Recesión en Alemania -La crisis sanitaria está abriendo paso a una recesión que según el Fondo Monetario Internacional podría ser incluso peor a la de la Gran Depresión de 1929.

El "Gran Confinamiento", que afectará sobre todo a los países en desarrollo, provocará una contracción económica global en 2020 de un 3%, con un "grave riesgo" de empeorar, según el FMI. Solo China e India se salvarán de la recesión este año.

Alemania, motor de la economía europea, afirmó este miércoles que se encuentra en recesión desde marzo y seguirá así hasta "mediados de año".

Por eso, la reactivación económica es una etapa primordial para los países europeos confinados desde hace varias semanas.

Alemania prevé anunciar este miércoles nuevas medidas para flexibilizar las restricciones, mientras en España se retomó parcialmente el trabajo en fábricas y obras y en Italia se reabrieron de manera muy limitada algunos comercios.

Francia cuenta por su parte con una fecha para empezar a salir de casa y retomar progresivamente la actividad, el 11 de mayo.

Con la paralización de la actividad industrial mundial, la Agencia Internacional de Energía pronosticó un retroceso de la demanda de petróleo en 2020, de -9,3 millones de barriles por día.

Esta caída "histórica" hará que el consumo mundial vuelva a su nivel de 2012, según la AIE, que prevé una recuperación "progresiva" en el segundo semestre del año.

Marcha de campesinos en Perú -En medio de este panorama mundial desolador, surgen imágenes que reconfortan, como en Brasil, el país de la región más golpeado por la pandemia, donde un militar de 99 años se curó de la enfermedad y recibió el alta en medio de honores castrenses.

"Fue una lucha tremenda, más que en la guerra. En la guerra matas o vives, aquí tienes que luchar para vivir y salir vencedor", dijo el segundo teniente Ermando Piveta al abandonar en silla de ruedas el hospital en Brasilia.

En Perú, unos 700 campesinos desafiaron la cuarentena emprendiendo una marcha de más de 400 km desde Lima a sus hogares en la región andina de Huancavelica, tras varias semanas varados en la capital.

Costa Rica por su parte anunció conversaciones con el FMI acerca de una línea de financiamiento que le permita hacer frente al golpe financiero causado por la pandemia. ///


Notas Relacionadas