El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Bolivianos en frontera partieron a Iquique entre lágrimas y con aplausos para el Alcalde de Colchane

Una de las bolivianas que subió a los buses dijo, entre lágrimas, que sueña con ver a sus hijos en Santa Cruz y que espera que puedan dejarlos entrar pronto al país.

hace 6 mese(s)

,

“Gracias alcalde”, “te queremos”, “gracias por todo”, gritaron los más de 500 bolivianos que estaban varados en la localidad chilena de Colchane al partir en buses hacia Iquique, donde las autoridades del vecino país les otorgaron un albergue mientras esperan que el Gobierno de Bolivia les permita el ingreso al país.

Los buses fueron gestionados por el alcalde de Colchane, Javier García, y por el de Iquique, Mauricio Soria, con el respaldo de la ONU y la Defensoría del Pueblo de Chile, que pusieron sus buenos oficios para encontrar un albergue y dotar colchones, alimentos y otros insumos para los bolivianos.

"Hemos vivido días muy tristes y hemos hecho todo lo que está al alcance. Gracias al apoyo de ONU, Defensoría del Pueblo ante esta situación grave que violó derechos humanos y también a la voluntad del Alcalde de Iquique, los bolivianos podrán estar en un lugar más humano. Agradecer a la comunidad y vecinos de Colchane que nos han ayudado", indicó el alcalde García, según videos difundidos por el periodista Rodrigo Martínez.

Los bolivianos subieron a 10 buses que los llevaron a Iquique, donde la municipalidad habilitó el Liceo Libertador Bernardo O’Higgins.

“La autoridad a cargo del Estado de Excepción nos solicitó generar este albergue ante la inminente crisis humanitaria que se puede desatar en el interior y hemos acudido a este llamado porque no podemos dejar a estas personas en la situación en que están”, expresó el alcalde Soria, según el diario El Sol de Iquique.



Una de las bolivianas que subió a los buses dijo, entre lágrimas, que sueña con ver a sus hijos en Santa Cruz y que espera que puedan dejarlos entrar pronto al país.

Otro boliviano dijo: "Nosotros no queríamos volver (a Iquique), pero no tenemos más opciones. No nos ayuda nadie. Quería regresar (a Bolivia), tengo tres hijos que me están esperando".

Todos los bolivianos agradecieron las gestiones de las autoridades chilenas, especialmente al Alcalde de Colchane.

Según autoridades del vecino país, hay más de 800 bolivianos en Colchane que no pueden regresar a sus lugares de origen porque el Gobierno de Jeanine Áñez cerró las fronteras debido a la pandemia del coronavirus.

Los connacionales pasaron varios días durmiendo en las calles o en casas abandonadas, sin alimentación. Entre los varados hay niños y adultos mayores. 

El Gobierno boliviano ya dejó ingresar a un grupo de aproximadamente 300 personas que están en cuarentena por 14 días en un campamento militar de Pisiga. El Ejecutivo aseveró que el otro grupo de compatriotas ingresará al país si cumple con estos protocolos y en cuanto se tenga espacio para hacer el aislamiento.////


Notas Relacionadas