El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Exministro de Salud proyecta 3.840 muertos por Covid-19 en cuatro meses

Cruz dijo que tiene mucho temor por Bolivia porque economías grandes como Europa y EEUU no están pudiendo controlar el coronavirus.

hace 1 mese(s)

,

El exministro de Salud Aníbal Cruz fue entrevistado por un medio español al que aseguró que su gestión al frente de ese despacho fue positiva y dijo que tiene mucho temor por lo que pueda suceder en Bolivia si es que no se controla el coronavirus. Proyecta que en cuatro meses podría haber hasta 3.840 fallecidos.

Cruz dimitió hace cuatro días sin dan mayores explicaciones sobre esta decisión.

En una extensa entrevista con el periodista español Alejandro Emtrambasaguas, de OKDiario, Cruz dijo que hizo una buena gestión a pesar de que la anterior administración dejó todo un caos y varias irregularidades que están investigación.

Cruz dijo que tiene mucho temor por Bolivia porque economías grandes como Europa y EEUU no están pudiendo controlar el coronavirus.

“Yo creo que si esto llega a ser una ola que comprometa la estabilidad del gobierno de Jeanine Áñez, va a ser muy desastroso para nuestro país y ahí sí vamos a tener que esperar la ayuda internacional. Porque ahí sí, con estas condiciones sanitarias, de mala infraestructura y el problema del personal médico, el coronavirus puede diezmar a la población. Hemos contenido la pandemia a todo pulmón, pero si no tenemos esa sostenibilidad, se convierte en un riesgo que va a ser mucho más grave que en Europa, donde los países tienen una solvencia económica”, advirtió.

Dijo que, según sus proyecciones, la curva de ascenso de casos para los próximos siete días muestra 900 pacientes con coronavirus, en 30 días serían 9 mil casos positivos y en 43 meses se tendría 48 mil infectados.

“Significa que en 20 días tendríamos 720 pacientes fallecidos y en cuatro meses tendríamos 3.840 fallecidos, es algo desastroso para el país y no alcanzarían las salas de terapia intensiva”, dijo.



Aseveró que, cuando lideraba el despacho de Salud, se puso la meta de reducir esa cantidad de fallecidos a la mitad, es decir, a 1.920.

El exministro criticó a grupos políticos que tratan de desestabilizar al Gobierno en medio de una crisis sanitario, y pidió pensar primero en la vida.

Dijo que el país no podrá levantarse en 50 años si es que no se logra contener la pandemia, por las consecuencias sociales y económicas.

“Es triste, y advertir a los malos bolivianos que quieren aprovechar el momento sanitario para desestabilizar. Cuando se hace política, la vida no tiene precio, pero a ellos nos les interesa. Bolivia debe tener un momento de reflexión humana, principalmente de los políticos, es un tema sanitario”, dijo

Apuntó al partido del Movimiento Al Socialismo (MAS) como instigador de varias acciones de desestabilización, y aseveró que esta organización política aún tiene una estructura comunicacional fuerte que es usada para atacar al Gobierno.

Aseveró que el Gobierno de Áñez hace todos los esfuerzos para combatir la pandemia.

Sobre su dimisión, reiteró que se trató de una decisión personal.

“El hecho de mi dimisión me llevó a hechos estrictamente personales; sin embargo, estoy allá en el campo de batalla, desde el llano, tratando de orientar, tratando de luchar juntamente con el pueblo de Bolivia; en un futuro, también comprometerme a continuar trabajando por la sanidad del país”, dijo sin dar más detalles.


Notas Relacionadas