El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

"El doctor no abandona al paciente": El ministro de Salud de Brasil dice que no piensa dejar el cargo "por su cuenta"

En medio de la crisis por el coronavirus, y tras enfrentar al presidente Jair Bolsonaro, Luiz Henrique Mandetta afirmó que está enfocado en su trabajo.

hace 1 mese(s)

,

El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, negó este viernes que haya pensado en renunciar a su cargo, a pesar de las diferencias de criterio que lo enfrentan al presidente, Jair Bolsonaro, en cuanto al manejo de la crisis por el coronavirus. 

"En cuanto a que deje el gobierno por mi propia cuenta, tengo una cosa en mi vida que aprendí de mis maestros: 'el médico no abandona a los pacientes'"., dijo Mandetta al ser consultado por periodistas, durante una rueda de prensa en el Palacio de Planalto. 

El titular de la cartera de Salud afirmó que está enfocado "en el servicio, en el trabajo". "Quien me pidió cuidara a este paciente llamado Brasil, en este momento, es el presidente. Y he dado toda la información", aseguró el funcionario.

Además, añadió que "entiende" a los empresarios que se quejan ante el mandatario y que desean una solución rápida.

Una encuesta reciente realizada por la consultora Datafolha indica que el 76 %de la población brasileña aprueba la gestión del Ministerio de Salud, mientras que solo un 33 % apoya lo hecho por Bolsonaro.   



Desde que se detectó el primer caso de coronavirus en Brasil, el presidente trató de minimizar los peligros de la pandemia, y evitó dictar medidas para evitar la propagación del virus, tales como el aislamiento social, la suspensión de actividades públicas y privadas, o el cierre de comercios. 

El mandatario argumentó su postura diciendo que, poner un freno a la economía para evitar los contagios, provocaría un "desastre". En ese marco, cuestionó a los gobernadores que aplicaron restricciones de circulación en sus distritos, y pidió que fuesen levantadas. 

Con el aumento exponencial de casos —el país registra 359 muertos y 9.056 infectados— Bolsonaro fue modificando poco a poco su línea discursiva. En menos de una semana, pasó de nombrar al conoravirus como una "gripecita", a reconocer que la crisis actual implica "el mayor desafío de nuestra generación".

El jefe de Estado reconoció que necesitaba al doctor Mandetta para "ganar esta batalla", por lo que, según él, no evalúa removerlo del cargo. No obstante,  no ocultó su malestar con el ministro. Dijo que el funcionario "quiere seguir su voluntad", que le falta "humildad" y que debería escuchar un poco más al presidente de la República.  

¿No sabe si necesita hacerse la prueba del covid-19? Complete nuestro cuestionario para averiguarlo.


Notas Relacionadas