El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Familia de fallecido con Covid-19 desmiente a la Alcaldía de La Paz

A través de una misiva desmintieron el comunicado dado a conocer por la alcaldía de La Paz, indicado que incluso compraron medicamentos para la atención de su familiar.

hace 6 mese(s)

,

La familia del ejecutivo de la telefónica AXS, que falleció en la víspera por coronavirus, desmintió este lunes en la tarde el comunicado dado a conocer por el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz y aseguraron que incluso dieron medicamentos para salvar la vida de su ser querido. Asimismo, se preguntaron quién es el responsable para que no se haya contado con un respirador para la atención y ratificaron que la ambulancia no contaba con camillas.

“Hemos tomado conocimiento del Gobierno Municipal de La Paz donde indican que ningún familiar habría llevado medicamentos e insumos al hospital municipal. El comunicado del gobierno autónomo municipal falta a la verdad. El hermano de Richi llevó el día viernes 28 antibióticos IBL, Ceftriaxone, Levofloxacina, Hidroxicloroquina, vendas elásticas y jarabes con codeína”, puntualiza la carta de respuesta de la familia al comunicado de la Alcaldía.

El pasado 14 de marzo, se anunció que el hospital Municipal La Portada sería el primer centro centinela para la atención del coronavirus en el municipio paceño. Para ese objetivo, el alcalde de La Paz, Luis Revilla junto a la presidenta Jeanine Añez inspeccionaron el lugar.

A través de otra carta, en horas de la mañana, la familia enunció negligencia e incumplimiento de protocolo por parte del Sedes y de la Alcaldía, en la atención que se le brindó a su familiar, ahora fallecido. Detallaron que el hospital municipal no cuenta con tomógrafo, respirador, ni medicamentos, también observaron la falta de calidad y calidez en la atención; asimismo manifestaron que la ambulancia en la que se trasladó a su pariente no contaba ni con camilla. 

La alcaldía desmintió tal extremo, y entre otros puntos, indicó que la familia en ningún momento dotó de medicamentos al nosocomio.  

“Finalmente, me pregunto, mi familia se pregunta, ¿quiénes son los responsables de que Richard no haya accedido a un respirador para salvar su vida?”, subraya la carta de la familia.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, se refirió al tema, anunciando una investigación del caso y no descartó sanciones penales a quienes tuvieran responsabilidad en un eventual caso de negligencia médica.

De acuerdo a la denuncia de la familia el paciente fue trasladado de la Clínica del Sur al Hospital La Portada por una instrucción del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, pese a que en el nosocomio municipal no hay las condiciones para atender a enfermos con Covid-19.

El documento recuerda que “Richard llegó (al país) de Nueva York el pasado 17 de marzo. Al día siguiente empezó a sentir molestias, por lo que decidió guardar reposo. El día lunes 23 de marzo solicitó al Sedes (La Paz) la realización de la prueba Covid-19. El Sedes tardó 48 horas en acudir a nuestro llamado, pese que se les había advertido que los síntomas se ajustaban a la clínica de Covid-19”.



El jueves 26 de marzo, continúa el relato, “aun sin contar con el informe de laboratorio, Richard se dirigió a la Clínica del Sur donde fue atendido por el médico neumólogo e internado inmediatamente en una zona de aislamiento. Mientras esperaba por la consulta, El Sedes comunicó directamente a la Clínica del Sur que la prueba era positiva”.

El documento considera que “hasta ahí todo estaba bien, (en la Clínica del Sur) le habían empezado a administrar oxígeno y la medicación recomendada. Al día siguiente (27 de marzo) empiezan una serie de acciones que sin duda alguna son responsables del fatal desenlace”.

Al mediodía del viernes 27 de marzo, “nos comunican que una ambulancia (no sabemos si del Sedes (La Paz) o del Gobierno Municipal de La Paz) había recibido la instrucción de trasladarlo al Hospital Municipal de La Portada y que el Ministerio de Salud habría instruido que todo paciente diagnosticado con el Covid-19 debía ser tratado en ese establecimiento. La ambulancia no tenía camilla y el paciente llegó en mal estado a La Portada”.

“¿Por qué el Sedes (La Paz), según nos indica la Clínica del Sur, ordenó el traslado del paciente a un lugar (Hospital La Portada) sin condiciones mínimas? Los responsables de salud del GAMLP nos dijeron que podíamos conseguir un intensivista y si lo pagábamos, el Hospital lo autorizaría”, denuncia una publicación titulada “A la opinión pública”, por la familia del ejecutivo de AXS.

Página Siete Intentó hablar con el director del Sedes La Paz, Ariel Weimar Arancibia Alba, quien no respondió a su teléfono celular y desde la Gobernación de La Paz dijeron que sobre el tema solo hablará el Ministerio de Salud.

El documento de la familia del ejecutivo fallecido, Richard Sandoval, lanza otro cuestionamiento: “¿Cómo es posible que las autoridades de Salud deriven a un paciente diagnosticado con Covid-19 a un centro que no tiene un tomógrafo, ni siquiera un intensivista?”. Considera que fruto de esa presunta irresponsabilidad falleció el ejecutivo de la telefónica.

Entonces, continúa el documento, “recurrimos a algunas amistades para solicitarles (que) puedan brindarle la mejor atención posible en el Hospital Municipal de La Portada; hablamos con la Directora del Hospital e incluso con el Alcalde Luis Revilla. Los familiares nos limitábamos a llevarle algunas medicinas que nos solicitaban, antibióticos, Hidroxicloraquina, jarabes para la tos e incluso bigoteras para la administración de oxígeno”.

Sin embargo, prosigue, “lo que no nos habían dicho, es que ese Hospital (La Portada) no contaba con tomógrafo ni con un intensivista permanente quien pueda colocar el respirador a los pacientes, elementos básicos para tratar la enfermedad. La atención de la Directora no solo fue descortés, sino torpe y desconsiderada”.

El domingo 29 de marzo, recuerda el documento, “a horas 19:30 aproximadamente, recibimos la última comunicación de Richard indicándonos que tenía dificultades para respirar. La comunicación con el personal del Hospital era difícil e incluso la Directora nos dijo en alguna oportunidad que no debíamos usar WhatsApp para las comunicaciones y que un familiar debía estar cada mediodía presente en el Hospital para recibir informes, como si el tránsito fuera normal en un estado de excepción como el que vivimos. Y sin entender que la familia de Richi estaba aislada”.


Notas Relacionadas