El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

EE.UU., en alerta: Trump se hizo el test del coronavirus y amplió la veda a Europa

"Me realizaron el estudio anoche, lo enviaron a un laboratorio", reveló Trump, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

hace 7 mese(s)

,

En medio de la alarma global por el avance de la pandemia del nuevo coronavirus , y luego de minimizar durante semanas la gravedad de la crisis, el presidente norteamericano, Donald Trump , confirmó que se sometió a una prueba para determinar si contrajo el virus, y decidió ampliar la veda impuesta a los extranjeros que quieran viajar desde países de la Unión Europea al Reino Unido e Irlanda.

"Me realizaron el estudio anoche, lo enviaron a un laboratorio", reveló Trump, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

La revelación de Trump sorprendió a los periodistas en la sala de prensa de la Casa Blanca, y a todo el país. Durante días, y sobre todo luego de compartir una cena con el presidente Brasil, Jair Bolsonaro, y su delegación hace una semana en Mar-a-Lago, su resort de Palm Beach, en Florida, Trump había dicho que no era necesario someterse a ningún estudio para ver si había contraído el nuevo coronavirus, y que se sentía bien. El presidente insistió en esa postura incluso luego de que se supiera que un funcionario de Bolsonaro tenía la enfermedad, y el propio mandatario brasileño se había sometido a una prueba.

Anoche, la Casa Blanca había difundido un memorando del médico de Trump, en el cual afirmaba que el presidente no tenía síntomas, y que, por lo tanto, no era necesario realizar una prueba. El memorando indicaba que el gobierno norteamericano había sido informado que otro "invitado" a la cena había sido diagnosticado con Covid-19, la enfermedad que provoca el virus. "Continuaré monitoreando de cerca al presidente, y actualizaré la información a medida que esté disponible", indicó el médico de Trump.

Desde el atril de la sala de prensa de la Casa Blanca, Trump reveló que había sido sometido a la prueba, sin dar precisiones respecto de cuándo serán develados lo resultados. Por primera vez desde que comenzó la epidemia, la Casa Blanca comenzó a verificar la temperatura de los periodistas.

Pese a haber estado expuesto a personas que contrajeron el virus, Trump mantuvo su agenda de reuniones sin cambios. Ninguno de sus funcionarios se ha recluido o ha cancelado su agenda. Por el contrario, uno de los senadores republicanos que viajó con la delegación presidencial a Florida, Lindsey Graham, ya se recluyó en su casa por precaución. El vicepresidente, Mike Pence, dijo que iba a hablar con el médico oficial para ver si también se realizaba una prueba.



La preocupación por la salud de Trump creció luego de que se supiera que el secretario de Comunicación, Fabio Wajngarten, contrajo el nuevo coronavirus. Bolsonaro dijo anteayer que su prueba había dado negativa , aunque, según fuentes oficiales, el ministro de Salud, Luis Enrique Mandetta, le sugirió realizar nuevos testeos y varios días de aislamiento, según dispone el protocolo médico. Trump, por el momento, ha mantenido su rutina habitual.

Ampliación de la veda

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciara que Europa ha pasado a ser el nuevo epicentro de la pandemia, Trump decidió reforzar las precauciones para impedir la llegada de nuevos y amplió su veda a la llegada de extranjeros dede el Viejo Continente al Reino Unido e Irlanda , dos países que habían quedado fuera del primer anuncio.

Trump también elogió el trabajo de su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y republicanos y demócratas en el Congreso que llegaron a un acuerdo para aprobar un proyecto de ley que pone en marcha un paquete de medidas sanitarias y económicas para hacer frente a la crisis.

Preocupado por el golpe de la pandemia sobre la economía, pilar de su popularidad, Trump volvió a cargar contra el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. Criticó otra vez su política monetaria, al afirmar que no estaba liderando en relación con otros bancos centrales, y dijo que tenía derecho a desplazarlo.

"Tengo derecho a removerlo", afirmó Trump. "También tengo el derecho de ponerlo en una posición regular y poner a otra persona a cargo, y no he tomado ninguna decisión al respecto", continuó.

Estados Unidos es el país con mayor cantidad de casos confirmados en el Hemisferio Occidental, y el gobierno federal se ha esforzado por acelerar la respuesta para impedir una mayor propagación de la enfermedad ante el empeoramiento de la pandemia en Europa. El nuevo coronavirus ya ha llegado a 49 de los 50 estados del país, y ya más de 2100 personas han sido diagnosticadas positivo.////


Notas Relacionadas