El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

El Gobierno descarta traslado y cierre de la Planta de Úrea

El Banco Central de Bolivia afirma que Hidrocarburos y YPFB son los encargados de hacer seguimiento y evaluación a los recursos entregados para la construcción.

hace 1 mese(s)

,

Después de un análisis previo realizado por técnicos del Ministerio de Hidrocarburos y de YPFB se determinó que la Planta de Amoniaco y Úrea, en Cochabamba, no se trasladará ni cerrará sus operaciones. Actualmente la factoría está paralizada.

“El análisis mostró que si bien trasladar la planta es una opción de solución al problema de la localización, esta decisión sólo podría tomarse después de realizar estudios técnicos y financieros que demuestren la conveniencia de hacerlo, considerando todos los costos y beneficios inherentes para tomar la decisión de traslado. En virtud a esto, al momento no es conveniente  determinar el traslado de la planta”, señala una nota de prensa del Ministerio de Hidrocarburos.

Incluso agrega que  adicionalmente se deben considerar los  ingresos no percibidos  si la planta se mantiene sin producción durante el lapso que demoraría volver a ponerla en marcha.

Según el ministerio, la Planta de Amoniaco y Úrea es el proyecto de mayor inversión de la historia del país, para la cual se destinó 953 millones de dólares  provenientes de un crédito que dio el Banco Central de Bolivia (BCB).

“Pese a que actualmente la planta atraviesa por dificultades en su operación y la comercialización de productos, es obligación del Gobierno nacional y de YPFB preservar ese recurso e intentar optimizar su funcionamiento por el bien del agro nacional y la economía boliviana”, señalan.

Agregan que no se consideró el cierre de la factoría, dado el tamaño de la inversión y que por el contrario se avanza  en la solución al problema de transporte, logística, provisión de insumos, mantenimiento, parte comercial y otros.

En pasados días, el ministro Víctor Hugo Zamora anunció que entre una de las alternativas estaba el traslado de la factoría, el cual demandaría unos 160 millones de dólares.



Para el experto Hugo del Granado  la sugerencia del Ministro de Hidrocarburos de trasladar la planta, incluso con estimación del costo, es precipitada, debido a que primero se tienen que determinar las causas de los problemas y sus posibles soluciones sin apuros ni improvisaciones, y la decisión tiene que ser tomada por el próximo gobierno.

La solución tampoco pasa por paralizar la planta, porque el clima tropical destruye cualquier instalación sin uso  en cuestión de semanas, especialmente los componentes electrónicos. 

“El traslado de la planta sería el último recurso al que se podría acudir si todo lo demás fracasara. Se necesitarían por lo menos dos años y cientos de millones de dólares”, consideró.

Sobre el stock, afirmó que se  contradice con lo que sostuvo el presidente de Anapo, Marcelo Pantoja,  quien manifestó que su sector se perjudica por falta de provisión de úrea, que calculaba una compra local de entre 10.000 y 20.000 toneladas anuales pero ahora están sin provisión.

El seguimiento

El BCB afirmó que “corresponde al Ministerio de Hidrocarburos la evaluación y seguimiento del crédito otorgado a favor de YPFB”, según una  respuesta a la solicitud de este matutino.

“El ministerio es responsable de la evaluación  de la ejecución de los recursos de los créditos y YPFB es responsable del uso y destino de los recursos desembolsados por el BCB, aspectos que también se encuentran contemplados en los contratos de crédito”, indica.////


Notas Relacionadas