El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Partidos políticos, entre la falta de ética y improvisación

Solo el MAS tiene estructura y militancia política. UN y Demócratas no pueden salir del escenario local. Los demás tienen dirigentes que ‘prestan’ sus siglas

hace 1 mese(s)

,

El sistema partidario de Bolivia está afectado por la improvisación y la intermitencia de las organizaciones políticas, pero a la vez, gana puntos con la consolidación de agrupaciones ciudadanas e indígenas que tienen estructuras solamente en escenarios locales. Los partidos, que en la actualidad son 11 establecidos ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), carecen de credibilidad y una mayoría -casi todos- improvisa para ingresar a la arena proselitista. Según expertos, esta decena de asociaciones políticas afectan el sistema democrático del país porque no actúan con responsabilidad y, además, porque sus líderes buscan réditos personales y de pequeños grupos de poder.

La noche del 3 de febrero de esta gestión fue una de las muchas de este último tiempo en las que la improvisación ganó a la seriedad política. Los partidos tenían hasta esa fecha para inscribir a sus candidatos a presidente y vicepresidente y sus postulantes a la Asamblea Legislativa Plurinacional que deben ser elegidos en las elecciones del 3 de mayo. Ese mismo día varios grupos todavía seguían negociando, sobre todo, los perfiles para ocupar los curules legislativos. Pero además había binomios que todavía no estaban totalmente cerrados.

Paúl Antonio Coca es experto en temas electorales y considera que existe una “reverenda improvisación” en los partidos políticos, ya que, en algunos casos, tienen más de 20 años de vida y todavía siguen buscando candidatos a última hora, pero, además, sus programas de Gobierno carecen de seriedad y aportes para la población.

“No hay partidos que sean serios y eso es una lástima. Los partidos políticos son intermediarios entre el pueblo y el poder. Mientras sean partidos sólidos, con estructura fuerte, con militancia formada política e ideológicamente, tendremos un sistema democrático consolidado, pero mientras existan esos partidos que estén improvisando con candidatos que encuentran en las esquinas, el sistema democrático no será fuerte, y es por eso que el Movimiento Al Socialismo (MAS) gobernó durante 14 años dando paliza a la oposición porque sí tenía cuadros, si tenía estructura política”, destaca Coca.

El experto añade que los partidos políticos, con excepción el MAS, solamente actúan cuando hay un año electoral y el tiempo restante se descuidan de consolidar su estructura y abandonan el trabajo político. Realizar una labor fuera de tiempo electoral sirve para evitar improvisación cuando haya época proselitista.

El día de inscripciones

En esa línea se encuentra Jimena Costa, que recientemente renunció a su cargo de diputada y regresó al análisis político. La politóloga lamenta que los partidos políticos -incluye al MAS en esta coyuntura- improvisen listas de candidatos por “peleas” e “intereses” de algunos jefes de las organizaciones. La exlegisladora relata que los días límite de la inscripción de postulantes son “detestables” por la forma en cómo se arman las planchas.

“Ese día es el más horroroso que se vive dentro de la política. Es el día de inscripción de las listas de candidatos, es el día en que descubres que no hay amigos sino máscaras, y cuando se las quitan ambas caras son monstruosas. Es muy feo. Por suerte, para mí, ya terminó”, reclama Costa.

La exlegisladora explica que los partidos y alianzas “negocian” los espacios legislativos hasta el último día de la inscripción. Costa relata que existen “intereses de pequeños grupos” para colocar a sus allegados. “Así se olvida lo que un partido político es en esencia: el puente entre el pueblo y el poder. Los partidos, por eso, están desgastados”, lamenta.

El ente electoral tiene en su registro diez partidos políticos con personería jurídica: Movimiento Al Socialismo (MAS), Unidad Nacional (UN), Partido Demócrata Cristiano (PDC), Movimiento Demócrata Social (MDS), Movimiento Tercer Sistema (MTS), Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Partido de Acción Nacional Boliviano (Pan-Bol), Frente Para la Victoria (FPV), Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y Unidad Cívica Solidaridad (UCS).

El partido Acción Democrática Nacionalista (ADN) no está en el registro de organizaciones políticas del TSE; sin embargo, el presidente del ente electoral, Salvador Romero, afirma que este partido cuenta con personería jurídica y que puede participar en los comicios del 3 de mayo.

Además, hay 140 agrupaciones ciudadanas e indígenas que trabajan sus estructuras en lo local.

De los 11 partidos, al menos siete tuvieron problemas para inscribir candidatos. El MAS no hizo alianzas por tener una estructura consolidada, aunque por ahora dañada por el presunto fraude en las elecciones del 20 de octubre de la pasada gestión. UN, de Samuel Doria Medina, también tiene una armadura política establecida, pero requiere de alianzas para participar en comicios. En esta coyuntura electoral es parte de Juntos, que tiene el binomio Jeanine Áñez-Samuel Doria Medina.

En este grupo está Demócratas, ya que Áñez -candidata y presidenta- es parte de esta estructura. El caso del MDS es una de las organizaciones que fue creciendo. Se consolidó en Santa Cruz con el liderazgo de Rubén Costas e intentó llegar a ser de alcance nacional, pero con poca suerte, ya que solo obtuvo autoridades electas en Cochabamba y Potosí.

Sin estructura política están las demás organizaciones. Incluso, hay líderes de partidos que negocian sus siglas para que un postulante la utilice en las elecciones. Es el caso del PDC, que en las justas del año pasado -que fueron anuladas por ley- postuló a Chi Hyun Chung y que ahora son parte de la alianza Creemos, que enarbola a los excívicos Luis Fernando Camacho y Marco Pumari.

A esa misma alianza se sumó UCS, del concejal Jhonny Fernández. Este partido, que fue fundado por el empresario cervecero Max Fernández, siempre fue parte de coaliciones. En algunas oportunidades fue sola en una elección, pero fue de carácter local.

El MNR en esta contienda electoral se sumó a alianza Libre 21, que postula a Jorge Quiroga. El FRI se convirtió en el esqueleto de Comunidad Ciudadana (CC) del expresidente Carlos Mesa.

Irán solos

El MAS, ADN, Pan-Bol y FPV van solos a esta contienda electoral y el MTS, de Félix Patzi, decidió declinar su participación. El politólogo Macelo Silva observa las intenciones de ADN, Pan-Bol y FPV en estas elecciones. En el primer caso señala que no existe estructura ni militancia, por lo que el proyecto que enarbola Ismael Schabib no tendría éxito.

En el caso de FPV, el experto considera que la figura de Chi Hyun Chung fue determinante para que este partido insista con seguir en la arena electoral, ya que en la anterior elección fue el último en lograr votación con 0,36%.

“No hay otra respuesta, ya que Chi Huyn Chung logró un 8% (en la pasada elección con el PDC) y ese resultado fue determinante para que el FPV busque, por lo menos, presencia legislativa en la futura elección”, afirma Silva.

Y en el caso de Pan-Bol, el politólogo dice que primero se debería establecer la ideología de ese partido y verificar su estructura. En los pasados comicios, esta organización obtuvo un 0,65%.

El caso del MAS tiene más consistencia. Coca considera que este partido tiene estructura y militancia, pero también detractores por los conflictos poselectorales de la pasada gestión. Aun así, dice que parte con un 25% de respaldo, que es el voto duro, sobre todo en el área rural. El experto lo ve como un posible ganador en primera vuelta, pero en una segunda sería derrotado por una alianza.

“A veces veo que el MAS no quiere ganar las elecciones, pero sí quiere tener una fuerte presencia en la Asamblea Legislativa Plurinacional. El MAS sabe ser oposición. Lo fue con Hugo Banzer, con Jorge Quiroga, con Gonzalo Sánchez de Lozada y con Carlos Mesa”, destaca Coca.

Es la improvisación lo que más lastima a los partidos políticos. El caso de FPV, que postuló a dos vicepresidenciables, es una de las pruebas de la situación en las que se encuentran las organizaciones. Chi Hyun Chung presentó en un inicio a Jasmine Barrientos como su acompañante, pero un día después se inscribió junto a Leopoldo Chui, quien la pasada elección fue parte de Pan-Bol y que al final fue expulsado por Ruth Nina.

La seriedad parece ser un objetivo a largo plazo de los partidos en Bolivia. La falta de renovación de cuadros y consolidar las estructuras son los retos.

PARA SABER

AGRUPACIONES CRUCEÑAS |



El departamento de Santa Cruz tiene registradas 22 agrupaciones ciudadanas que pueden ser parte de los comicios regionales de esta gestión. Hay algunas, como Sol, que son parte de una alianza en el escenario nacional.

NUEVA LEY | Como una forma de consolidar el sistema partidario en Bolivia se promulgó la Ley de Organizaciones Políticas, que, entre otros aspectos, obliga a los partidos a realizar elecciones primarias para elegir a sus candidatos. En este proceso no hubo esa disposición.

FRACASO DE PRIMARIAS | Las elecciones primarias fueron un fracaso la pasada gestión. Ningún partido presentó competencia interna y los militantes no tenían al menos una segunda opción para elegir. Al final, ni se respetó el resultado.///


Notas Relacionadas