El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Cancillería pide a Argentina "repudiar" declaraciones de Morales sobre milicias

En una nota diplomática, la administración de Jeanine Áñez hace conocer al canciller Felipe Solá sobre lo que hace el expresidente Evo Morales y sus efectos en Bolivia, que se prepara para las elecciones del 3 de mayo

hace 2 mese(s)

,

La canciller Karen Longaric expresó este martes a su par argentino Felipe Solá que el expresidente Evo Morales induce a su país a infringir normas internacionales con sus declaraciones sobre la formación de milicias armadas en Bolivia, pero además pidió al gobierno de Alberto Fernández "repudiar" las acciones del expresidente.

La posición de la administración de Jeanine Áñez fue hecha conocer en una carta enviada a Solá, luego que Morales, asilado en Buenos Aires, hablara de la formación de milicias armadas, lo que fue rechazado en Bolivia desde diferentes sectores.

Se hizo público cinco puntos que contiene esa nota diplomática de reclamo. "Nos preocupa que Evo Morales induzca a la República de Argentina a infringir normas y principios internacionales que prohíben la injerencia en asuntos internos de los Estados, la agresión, la violación de los derechos humanos y el terrorismo, con todo lo que esto implica".

También se pidió "al gobierno argentino repudiar las prácticas de Evo Morales, reñidas con la ley y el orden público internacional".

Morales recibió el asilo y tramita su refugio en Argentina. Desde que llegó a ese país no dejó de hacer conocer su posición sobre lo que ocurre en Bolivia, pero también sostuvo reuniones con sectores sociales argentinos y dirigentes del MAS. Ese accionar fue cuestionado por la administración de Áñez por considerar que los comentarios que hace alientan la violencia y vulneran normas internacionales.



"Hoy envié una nota al canciller argentino Felipe Solá rechazando categóricamente la intención de Evo Morales de formar milicias armadas en #Bolivia", escribió Longaric en su cuenta de la red social Twitter.

Morales planteó la organización de milicias como ocurrió en Venezuela, gobernado por su aliado Nicolás Maduro.

"Estas declaraciones llaman a la violencia contra el pueblo boliviano y su gobierno", dice el punto primero de la carta diplomática. Luego prosigue: "Morales se ampara en la figura del refugio e incita a la violencia, el odio, la discriminación, la subversión y el terrorismo".

Además se hace notar que el expresidente cruzó la "línea de la legalidad", resguardándose en gobiernos y territorios desde donde vulnera la democracia y el Estado de derecho en Bolivia.

Morales renunció el 10 de noviembre y se fue a México, desde donde partió a Argentina. Sigue activo en la política boliviana, es más, fue designado jefe de campaña del Movimento Al Socialismo (MAS) para las elecciones del 3 de mayo. ////


Notas Relacionadas