El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

OEA rechaza violencia racial en Bolivia y pide respeto a indígenas

La resolución llama a las autoridades de Bolivia a respetar y cumplir

hace 3 mese(s)

,

El Consejo Permanente de la OEA aprobó este martes una resolución denominada “Rechazo de la violencia racial y llamamiento al pleno respeto de los derechos de los pueblos indígenas en el Estado Plurinacional de Bolivia”, la cual fue rechazada por el embajador boliviano ante el organismo, Jaime Aparicio, por considerar que el documento va en contra de la pacificación del país.

La resolución fue impulsada por los países del Caribe agrupados en Caricom. Fue aprobaba por 18 delegados, mientras que hubo 11 abstenciones, una ausencia y cuatro votos en contra de Bolivia, EEUU, Colombia y Venezuela representada por un enviado de Juan Guaidó.

Los países que aprobaron la resolución son Dominica, Guyana, Jamaica, México , Nicaragua, Panamá, Saint Kits y Nevis, Santa Lucía, San Vicente, Surinam, Trinidad y Tógado, Uruguay, Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice.

La resolución condena las violaciones a los derechos humanos especialmente toda forma de violencia e intimidación contra los bolivianos de origen indígena. También  rechaza la intolerancia hacia los símbolos, vestigios tradicionales.

Además, hace un llamamiento a las autoridades bolivianas para que garanticen la protección de los derechos humanos y la responsabilidad por cualquier violación de los mismos.     

Bolivia presentó una enmienda -que según Aparicio era para quitar los calificativos- pero fue rechazada por votación en el Consejo Permanente. La propuesta de Caricom terminó aprobándose.

El embajador boliviano rechazó la resolución porque aseguró que en Bolivia no hubo “violencia” racial, sino un fraude inmenso y sus consecuencias.

Dijo que el “delincuente” que impulsó el fraude se escapó del país y está en la Argentina y que, por esa razón, el representante argentino apoyó la resolución. Aseveró que a Evo Morales le servirá este documento aprobado “para seguir tratando de crear violencia entre los bolivianos”.



Aparicio también dijo que le da “pena” la posición de Panamá de apoyar la resolución, cuando debió respaldar la pacificación en Bolivia. Respecto a Nicaragua, agradeció irónicamente que no haya apoyado a la posición boliviana porque es una “dictadura”.

LA RESOLUCIÓN APROBADA

1.    Condenar las violaciones a los derechos humanos y el uso de la violencia contra cualquier ciudadano de Bolivia, especialmente toda forma de violencia e intimidación contra los bolivianos de origen indígena.

2.    Condenar también la intolerancia hacia los símbolos, vestigios tradicionales y prácticas religiosas, así como cualquier aspecto de la civilización indígena que pueda ser objeto de trato o mención desigual. 

3.    Subrayar la necesidad de que las autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia cumplan su responsabilidad inherente, como parte de la comunidad de naciones, de proteger los derechos humanos de todos en Bolivia.

4.    Instar a las autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia a que respeten, cumplan y pongan en práctica eficazmente todas sus obligaciones derivadas del derecho internacional relativas a los pueblos indígenas, especialmente aquellas obligaciones relacionadas con los derechos humanos.
5.    Reiterar el llamamiento realizado por el Consejo Permanente de la OEA el 20 de noviembre de 2019, en la resolución CP/RES. 1140 (2259/19) rev. 1, a todos los actores políticos y civiles en Bolivia, incluidas todas las autoridades, la sociedad civil, las fuerzas militares y de seguridad y el público general, para que cesen inmediatamente la violencia, preserven la paz y busquen un diálogo franco que promueva la reconciliación democrática nacional.  

6.    Hacer un llamamiento a las autoridades bolivianas para que garanticen, de manera plena e irrestricta, la observancia y la protección de los derechos humanos y garanticen la responsabilidad por cualquier violación de los mismos, de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos, tal como se refleja en la resolución CP/RES. 1140 (2259/19) rev. 1, del Consejo Permanente de la OEA.

INTERVENCIÓN DEL EMBAJADOR APARICIO


Notas Relacionadas