El tiempo
     Santa Cruz

P Personaje

Conozca el Joven que lidera la Resistencia en Bolivia: Andronico Rodríguez.

hace 3 mese(s)

,

Su infancia y escencia: Nació el 11 de Noviembre en 1989 en Sacaba, Cochabamba, Bolivia. Emigró en 1999 al municipio de Entre Ríos del trópico, donde se encuentra la zona cocalera y reside actualmente. Tiene 30 años, es licenciado en Ciencias Políticas y soltero. Su padre se llama Carlos Rodríguez Cuellar, fue un importante dirigente cocalero, está casado con su madre, Sinforosa Ledesma Camacho, que fue secretaria de actas en el sindicato Manco kapac. Andronico Rodríguez tiene dos hermanos hombres y una mujer. Es el hermano del medio entre Adolfo y Ariel, quienes estudian y viven en el trópico. Su hermana mayor falleció en un accidente siendo una niña.
Su paso por el sistema educativo: Su escuela primaria la transitó hasta tercer grado en la escuela Don Bosco de Melga en Sacaba. Luego, su familia emigra al municipio de Entre Ríos del trópico donde termina sus estudios. También, allí finaliza su bachillerato en el Colegio José Carrasco en el año 2006. Realiza el servicio premilitar entre el 2005 y el 2006 en el Ejército 33 de Infantería Coronel Ladislao Cabrera. Con solo 22 años se recibió en Ciencias Políticas en la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba.
La cuna política de Andronico Rodríguez: Andronico acompañaba desde niño a su padre a las reuniones políticas entre dirigentes y escuchaba los debates. Absorbió de cuna la política, su padre era dirigente cocalero y su madre fue secretaria de actas en el sindicato Manco Kapac en una época en que no era común que las mujeres participaran en política. Desde la cuna lleva en la sangre la lucha heroica de los cocaleros contra la erradicación de la hoja de la coca. Ellos son el sector que más ha resistido la represión de los militares de U.M.O.P.A.R. y la D.E.A. El mismo Evo Morales había sido en 1997 terriblemente golpeado, macheteado y baleado en Senda Nueva, Cochabamba por los militares.

Su encuentro con Evo Morales y su visión sobre la formación política: Su primer encuentro con Evo Morales lo marcó y fue a los 10 años: “En el 2006 lo conocí de lejos, cuando vino el 1 de Mayo a nacionalizar los hidrocarburos. No lo pude saludar porque había una columna militar. Después lo vi personalmente en el 2012, esa vez le dije que los dirigentes debían formarse en la Universidad”. Su lucidez a temprana edad hizo que tomara consciencia de la importancia del estudio y la formación política ideológica fundamental en la lucha revolucionaria. Lo que lo motivó a ingresar a estudiar a la Universidad Mayor de San Simón donde se recibió en Ciencias Políticas. Andronico sostiene: “Hay que leer y formarse, pero no me gusta que me llamen licenciado o doctor”. Consciente de que la formación académica no garantiza la formación ideológica, ni humanística de un revolucionario y en rechazo a una sociedad que discrimina entre quienes han estudiado en una universidad y quienes no, este último sector siempre ha sido integrado por los sectores campesino indígenas quienes por mucho tiempo estuvieron relegados del ámbito académico en Bolivia.
Múltiples variables que forjaron al líder cocalero: Andronico tuvo la oportunidad de poder estudiar en la universidad, algo que su padre no tuvo, incluso el mismo Evo Morales no pudo continuar sus estudios por motivos económicos porque a muy temprana edad tuvo que emigrar y trabajar en la zafra. Su estudio académico se enlazó junto con la formación que recibió en una cultura originaria de valores y principios enmarcados en el Vivir Bien, base de la revolución boliviana. Cosmovisión transmitida por las familias bolivianas de origen campesino a sus hijas e hijos por generaciones, de contenido fuertemente revolucionario y descolonizante.
Su vida transcurrió en un ambiente familiar donde el debate político era parte de la vida cotidiana, acompañaba a su padre en las reuniones políticas de niño y allí absorbió la experiencia de su padre y demás dirigentes en el chapare.
Andronico sostuvo: “Titularía mi autobiografía como mi vida en tiempos de Evo Morales”. El encuentro con Evo Morales terminó de forjar al líder en que se ha convertido Andronico Rodríguez, en esa relación ha habido un gran intercambio de experiencias y aprendizajes en el campo mismo de la praxis revolucionaria, algo irremplazable y de mucho valor para la formación de un cuadro político que nunca debe quedarse en el “escritorio”. Los últimos años antes del golpe se lo podía observar sentado ha lado de Evo Morales en todos los actos importantes. Ha sido el encargado de abrir con un discurso en Chimoré la campaña electoral del binomio Evo-Álvaro el 18 de Mayo pasado. La mayor parte de su vida o la etapa de su madurez y desarrollo como líder la ha transitado como él mismo define “en tiempos de Evo Morales”. Bajo una Revolución Democrática y Cultural sin precedentes en la historia del continente, que no es tradicional como las que conocemos en la región, que posee como protagonistas a los pueblo originarios con una cosmovisión andina del Vivir Bien, que es una propuesta alternativa al capitalismo, desconocida y poco comprendida por los académicos e intelectuales en general, debido a la formación eurocentrista en la que son formados y los ámbitos en que circulan. La revolución boliviana es una que nació desde las entrañas mismas del continente Abya Yala en el marco de una lucha de más de 500 años hasta el triunfo en el 2006 de Evo Morales. Y que hoy continua el pueblo boliviano, decidido a reorganizarse, reestructurarse como Movimiento al Socialismo, hacer autocritica, aprender, reinventarse y potencializarse para recuperar la democracia en el país y volver con más fuerza.
El contexto geopolítico contemporáneo a los años más importantes de la vida de Andronico Rodríguez se enmarco en un momento en que se logró por primera vez en la historia de nuestro continente, la conjugación de varios gobiernos revolucionarios y progresistas. Es admirador de Hugo Chávez y se lo suele ver con remeras con el rostro del Che. Múltiples variables se entrecruzaron en un anudamiento en tiempo y espacio para forjar al líder cocalero que con solo 30 años ha conquistado un lugar importante en la política boliviana y el cariño de su pueblo, por dentro y por afuera de Bolivia.
Su carrera militante:
– A los 18 años fue presidente de las juventudes estudiantiles.
-2011-2012 asume la presidencia de las juventudes universitarias de las seis federaciones del trópico de Cochabamba durante un año.
-2013 asume la cartera de secretario de actas en reemplazo de su madre en el sindicato Manco Capac.
-2014 asume como secretario de relaciones en la central 21 de Septiembre.
-2015 asume como secretario general de la central 21 de Septiembre
-2016 asume en dos gestiones como ejecutivo de la federación Mamoré Bulo Bulo ente el 2016-2018
-2018 asume como vicepresidente de las seis federaciones del trópico de Cochabamba. Es elegido por unanimidad y de forma orgánica junto a Evo Morales que es presidente de esa federación y líder hace aproximadamente 30 años.
-2019 se confirmó como Senador Nacional por Cochabamba, pero no pudo asumir ante el golpe de estado.
La masacre de Senkata y de Sacaba, el estado ausente, Andronico presente: En Cochabamba ocurrió el pasado 15 de Noviembre la Masacre de Sacaba, que dejó un saldo de 10 muertos. Ese día los cocaleros se dirigían a ingresar a la plaza 14 de septiembre para marchar a La Paz en defensa de la democracia. Al llegar a la altura del puente Huayllani, los militares les dijeron que esperasen para dejarlos pasar, y de repente de un momento a otro los empezaron a gasificar, luego dispararon a quemarropa desde los helicópteros. El ministro Murillo sostuvo que: “Los campesinos se dispararon entre sí” para justificar los asesinatos. Otra masacre se llevó a cabo el 19 de Noviembre en El Alto, donde militares y policías dispararon a mansalva en las inmediaciones de la planta de Senkata. Luego el ministro López afirmo cínicamente: “De las armas de las F.F.A.A. no salió ni un solo proyectil”. El 25 de Noviembre la C.I.D.H. se reunió con los familiares de los heridos, fallecidos y desaparecidos para recolectar pruebas sobre la masacre en la capilla de Senkata. El líder cocalero se presentó sorpresivamente allí para acompañar a las víctimas poniendo en riesgo su vida, dado que el gobierno de facto interpuso un recurso penal acusándolo ese entonces de “sedición y terrorismo”. Tuvo que retirarse cambiando de vehículo varias veces para proteger su vida, por la condición de persecución en la que se encontraba. Antes de irse los vecinos de la zona le gritaban: “No te dejes matar, por favor”. En una entrevista denunció: “Hoy no hay derecho a expresarse, ni a circular. Hay requisas en todos lados, te revisan los teléfonos, redes sociales y la acusación de sedición y terrorismo es una constante. El ejército nunca salió con Evo a disparar a su pueblo y acá hubo una orden de disparar sobre el pueblo. Bolivia está en un proceso delicado y sin estado de derecho”.
Persecución e intento de secuestro: en las redes se viralizo el secuestro de Andronico, si bien ello no se logró, el intento de secuestro fue real. El líder cocalero vivió dos momentos muy peligrosos, la primera vez, tuvo que internarse monte adentro por más de 30 horas. Un día después de la renuncia de Evo Morales al salir de Shinahota, Andronico se encontró en medio de disparos que salieron del medio de sus propios compañeros, desde un grupo armado que se habrían infiltrado durante los bloqueos. La segunda vez, un grupo de civiles en un vehículo sin placa y con vidrios oscuros anduvieron preguntando desesperadamente a la gente de Entre Ríos, el paradero de Andronico. Ante la sospecha los vecinos empezaron a controlar y encontraron armas de fuego en un auto, y quisieron retener a los delincuentes quienes lograron escapar. No se sabe si estas personas eran del ejército, de la policía o civiles armados contratados. Por este motivo, se organizó policías sindicales en cada población de los municipios del Trópico. Por otra parte, en las redes sociales figuraban los días previos y durante el golpe las fotos de diferentes dirigentes/es que estaban siendo buscados, como si se los llamara a cazarlos, entre ellos estaba Andronico Rodríguez, que estuvo en la clandestinidad como la mayoría de los dirigentes y ex funcionarios en Bolivia. También, Andronico tuvo que salir a desmentir el 19 de Noviembre unos audios que solo buscan estigmatizar su imagen y que se viralizaron en el que se supone que llamaba a la “guerra y muerte”.
Cochabamba, núcleo duro de resistencia contra el golpe de estado: Este departamento resistió la más fuerte represión, fue uno de los más militarizados con helicópteros y aviones. Allí tuvo presencia un grupo paramilitar conocido como “Resistencia Juvenil Cochala”, integrado por delincuentes motorizados y armados con basokas, granadas, cascos, escudos, palos con clavos, bates, etc. Estos grupos financiados por Fernando Camacho y Carlos Mesa amedrentaban a la población y su principal blanco fueron las mujeres de pollera.
El 24 de Noviembre pasado se llevó a cabo una Mesa de Dialogo a fin de pacificar el departamento de Cochabamba y a nivel nacional, donde participaron las organizaciones sociales, la defensoría del pueblo de Bolivia y Cochabamba, A.P.D.H. y el ejecutivo. Se logró así un acuerdo de un pliego petitorio con un cumplimiento del 98% de los acuerdos: repliegue inmediato de las F.F.A.A., abrogación del decreto 4078 y 4082, indemnización a familiares de fallecidos y atención a heridos, entre otro puntos. Todo se logró por la lucha incansable y heroica de este sector, no porque el gobierno de facto lo dispusiera. Aquí los cocaleros liderados por Andronico tuvieron mucho que ver a la hora de defender los derechos de las y los bolivianosAndronico Rodríguez y la autocritica: “Es esencial tomar en cuenta a gente comprometida, que hizo las cosas por convicción durante el golpe y olvidar a esos dirigentes que renunciaron cuando Evo Morales se tuvo que ir a México”, sostuvo el cocalero en relación a la reorganización y reestructuración que el M.A.S. está llevando a cabo para la renovación de su dirigentes y de cara a las próximas elecciones. Otra reflexión importante que expreso sobre la coyuntura del país: “Uno de nuestros grandes problemas es que se han impuesto candidatos haciendo caso omiso a lo orgánico, hemos dejado pasar la decisión de las bases y más a interesado ser el amigo del ministro o del dirigente influyente, por lo que va a ser necesario tener en cuenta la opinión y decisión de las bases”. En esta frase residen su capacidad de reflexión y su respeto a las bases.
Andronico tiene la formación indígena revolucionaria, comprende la importancia de la formación política constante, tiene la apertura necesaria para seguir aprendiendo y hacer autocritica, condición de todo revolucionario y ha demostrado que le sobra coraje. A sus 30 años tiene la experiencia que ha conquistado a lo largo de su vida en que la política y la lucha lo acompañan desde la cuna. Hoy lidera la resistencia ante el golpe de estado desde el trópico, núcleo duro de apoyo a Evo Morales que ha logrado articular junto a los movimientos sociales de otras zonas, un pacto de unidad para recuperar la democracia en Bolivia.



Verónica Zapata.

Periodista y Psicóloga boliviana. U.B.A. Referente de la Asociación Boliviana de Laferrere.


Notas Relacionadas