El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Evo asegura que sólo pueden hacerle juicio de responsabilidades y que nada le impide ingresar a Bolivia

“Yo soy expresidente. A mí no pueden procesarme. Si quieren procesarme, tienen que hacer juicio de responsabilidades", dijo el exmandatario boliviano en Argentina, país en el que actualmente guarda refugio político.

hace 1 mese(s)

,

El expresidente, Evo Morales, afirmó que sólo puede ser sometido a un juicio de responsabilidades, que necesita la aprobación de la Asamblea Legislativa, y que si fuera su intención nada le impediría ingresar a Bolivia.

"Yo soy expresidente. A mí no pueden procesarme. Si quieren procesarme, tienen que hacer juicio de responsabilidades. Y, si quiero, puedo entrar cualquier momento a Bolivia", manifestó el lunes por la noche Morales en una entrevista concedida al Canal 5 Noticias (C5N) de Argentina. 

En esa línea, el todavía presidente de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba dijo que "el gobierno de facto" de Jeanine Áñez "debe garantizar la vida de sus dirigentes y exautoridades" y terminar con la persecución política contra ellos.

"Estamos viviendo la dictadura y hay que entender esa situación", aseguró.  

El exmandatario boliviano permanece como refugiado político en territorio argentino desde el pasado 12 de diciembre, fecha en la que arribó a ese país luego de abandonar México, nación donde se encontraba asilado hace más de un mes tras su renuncia y posterior salida de Bolivia, ante las denuncias de fraude electoral.  

Desde su permanencia en el país norteamericano, Morales expresó en reiteradas oportunidades su deseo de retornar a Bolivia, así como en varias ocasiones denunció que su salida del país fue debido a un "golpe de Estado".



Ello generó el airado reclamo del gobierno de transición de Áñez al Estado mexicano debido a que Morales, con sus declaraciones vía Twitter o medios de comunicación, iba en contra de su condición de asilado que le prohibíría realizar manifestaciones políticas. 

Incluso, y pese a los compromisos con autoridades diplomáticas, el expresidente mantiene su discurso durante su refugio en Argentina, país desde el que espera ejercer su rol de jefe de campaña del MAS de cara a las nuevas elecciones generales en Bolivia.  

"Vamos a ver la forma de cómo aporta a la campaña desde acá, si no me permiten entrar (...) Estoy seguro que vamos a ganar las elecciones que se vienen en Bolivia", agregó. 

Sobre Morales pesa una investigación por la vía ordinaria por los presuntos delitos de sedición y terrorismo, esto tras conocerse un audio en el que se lo escucha, supuestamente, instruyendo a un dirigente cocalero el cerco a las ciudades para dejarlas sin alimentos.

El expresidente cuestionó las acusaciones en su contra y las comparó con aquellas denuncias que generaron su expulsión del parlamento boliviano en 2002, tras los graves enfrentamientos registrados entre cocaleros y fuerzas del orden que terminaron con la muerte de siete personas

"Cuando fui expulsado del Congreso e inicié una huelga de hambre, fui convocado a una audiencia sobre las investigaciones, pero se suspendió la audiencia hasta ahora (...) Me acusaron de narcotraficante y asesino para expulsarme y ahora otra vez me acusan de terrorismo y sedición", aseveró.


Notas Relacionadas