El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Acusados del supuesto "caso terrorismo" dejan la cárcel después de 9 años

hace 20 dia(s)

,

Tras nueve años y ocho meses de encierro, los acusados en el juicio de supuesto terrorismo, Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza, lograron dejar el penal de Palmasola. La justicia les permitió salir de la cárcel este martes y les otorgó, como medidas sustitutivas a la detención preventiva asistir a la Fiscalía, cada 15 días, para firmar el libro del caso, presentarse al juicio oral y no están impedidos de hablar con los medios de comunicación sobre el proceso.

La audiencia fue llevada adelante por el Tribunal de Sentencia paceño, de los jueces técnicos Sixto Justo Fernández y Elena Gemio, quienes en otras oportunidades les negaron la posibilidad de que ambos procesados puedan dejar su encierro. Los argumentos de otros momentos fueron múltiples y contundentes, tanto que ni el mal estado de salud de ambos, que padecen problemas de hipertensión, cardiacos y diabéticos, fueron suficientes argumentos para que obtuvieran su libertad.

Ayer la situación cambió. Los juzgadores, que aún deben resolver el final del caso terrorismo, recibieron la petición de los abogados de Guedes y Mendoza para que puedan dejar el penal y esta vez el Ministerio Público se sumó a la solicitud, acción que en otras oportunidades no había ocurrido. Sin embargo, esta vez si aceptó que los dos únicos presos por este caso queden fuera de la cárcel, aunque para ello puso le necesidad de que cubran una fianza económica de Bs 20.000, aspecto que al final no fue aceptado por los juzgadores.



Al final los jueces Fernández y Gemio decidieron aceptar el pedido de excarcelación de los cruceños, a quienes acusan de haber participado como apoyo de la presunta célula terrorista que supuestamente se armó en Santa Cruz y que fue desactivada con la muerte de Eduardo Rózsa, Michael Dwyer y Árpád Magyarosi, durante una acción policial en el hotel Las Américas en abril de 2009.

 

Durante la audiencia, Guedes volvió a denunciar que el Ministerio de Gobierno del expresidente Evo Morales, le ofreció en varias oportunidades casa y dinero para que se declare culpable en el proceso. Incluso recordó que en una oportunidad su familia, fue citada a las oficinas del Conaltid, lugar donde le hicieron el mismo ofrecimiento, a los que él nunca accedió.

Al final y una vez Fernández determinó cesar la detención para los dos procesados, la sala de audiencia estalló. Hubo abrazos y llanto de los familiares que acompañaron a sus seres queridos, que en más de nueve años no fueron encontrados culpables de nada y ahora esperarán el cierre de un juicio, calificado como político y que no logra ser resuelto hace más de siete años.


Notas Relacionadas