El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Romero califica de "cinismo" pretender echar la culpa al Gobierno por muerte de joven en Cochabamba

La autoridad cuestionó las versiones de opositores que responsabilizaron al Gobierno por las acciones violentas registradas en la víspera en el puente Huayculi donde se apostaron grupos de choque para bloquear el paso.

hace 1 mese(s)

,



El ministro de Gobierno, Carlos Romero, calificó el jueves de "cinismo" pretender echar la culpa al Gobierno por la muerte de Limber Guzmán, de 20 años, quien falleció por muerte cerebral debido a la mala operación de un artefacto explosivo en los hechos de violencia registrados ayer, miércoles, en el municipio de Quillacollo.

La autoridad cuestionó las versiones de opositores que responsabilizaron al Gobierno por las acciones violentas registradas en la víspera en el puente Huayculi donde se apostaron grupos de choque para bloquear el paso.

"Al enterarse de la muerte del joven sus familiares han salido dolidos en los medios de comunicación y dijeron que a él le pagaron actores políticos de oposición y él se iba a ganar sus pesitos a los bloqueos porque quería estudiar una carrera universitaria, eso duele mucho y que ahora aparezcan (opositores) diciendo que el Gobierno lo mandó a matar, ya es el colmo del cinismo", dijo en entrevista con Radio Éxito.

El candidato perdedor Carlos Mesa, responsabilizó ayer al Gobierno por la muerte de Guzmán en Cochabamba, aspecto que también fue replicado por otros opositores mediante declaraciones y publicaciones en redes sociales.

Según un reporte de la Red Unitel, un compañero de Guzmán detalló que el muchacho fue afectado por una falla en un aparato para expulsar explosivos que tenía apoyado en su hombro derecho, lo que le causó serias lesiones en la cabeza.

En ese contexto, Romero remarcó que Mesa y el Cívico cruceño Fernando Camacho alentaron a la violencia y esos grupos de choque que se conformaron para obedecer las arengas de esos dos opositores, traen como resultado esos hechos de sangre, racismo y discriminación de sectores más humildes de la población.  

"Lo que han hecho con la alcaldesa de Vinto ¿ese es el desacato? ¿esa es la desobediencia civil? ¿esa es la toma de instituciones?. Golpear cobardemente a una mujer, quemarle su oficina, eso no es correcto, ayer un joven ha muerto y hay que decir las cosas por su nombre, ese joven fue a los bloqueos pagado por estos actores políticos que están movilizándose en las ciudades, lo dijo sus familiares", insistió.

El titular de Gobierno sostuvo que una vez que se supere la crisis que vive el país, por el desconocimiento del candidato perdedor de su derrota en las urnas y el "oportunismo" del cívico cruceño que pretende ser el "salvador" de la democracia, será necesario hacer una profunda reflexión y evaluación de los hechos.

"Cada uno de nosotros tendrá que asumir su responsabilidad ante la historia y su responsabilidad ante el pueblo", complementó.

Hace más de dos semanas grupos de choque de la oposición al Gobierno del presidente Evo Morales arremeten con violencia, racismo y discriminación, amparados en una supuesta defensa de la democracia.

Esos grupos agreden con palos, bates, piedras y otros objetos a gente humilde y mujeres de pollera en varias ciudades del país, tras convocatorias que hicieron Mesa y Camacho.////


Notas Relacionadas