El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Bolivia cumple ocho años con el dólar fijo en 6,96 Bs

hace 17 dia(s)

,



Bolivia mantiene inalterable la política monetaria del tipo de cambio en 6,96 bolivianos para la venta y 6,86 bolivianos para la compra de cada dólar estadounidense, invariable desde el 2 de noviembre de 2011, medida que, según el Gobierno, busca dar certidumbre a la economía local en medio de un contexto internacional adverso y fomentar la política de "bolivianización", entre otros factores.

La última apreciación del boliviano se registró el 2 de noviembre de 2011, cuando la cotización del boliviano respecto al dólar pasó de 6,97 a 6,96 bolivianos para la venta, y de 6,87 a 6,86 para la compra.

Antes, el mayor periodo que permaneció estático el tipo de cambio fue por dos años y un mes y medio, entre el 6 de octubre de 2008 y el 24 de noviembre de 2010, según datos del Banco Central de Bolivia (BCB).

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, aseguró, la semana pasada, que el tipo de cambio se va a mantener porque es una de las políticas económicas que permite hacer frente a la crisis internacional, que se agudizó con la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

"El tipo de cambio se va mantener y, en ese sentido, la población debe mantener tranquila, económicamente estamos bien y vamos a continuar con esta fortaleza", dijo la autoridad.

Desde hace 13 años los "opinadores" económicos auguran una crisis en Bolivia, lo que hasta ahora no se presentó y este año no será la excepción, agregó Durán.

Hoy, viernes, el viceministro de Pensiones, Omar Yujra, recordó que el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia creció 3,13% entre enero y junio de 2019, comparado a similar período de 2018, y eso permite al país mantenerse como líder de crecimiento económico en la región.

"Al primer semestre el dato que tenemos es el 3,13% el acumulado, y eso permite ver que seguimos en la punta del crecimiento económico, pese al contexto internacional adverso", señaló.

Con una cartera de créditos "bolivianizada" a casi el 100%, y con más de 80% en ahorros, el Gobierno fortaleció su moneda para dejar de depender de la moneda estadounidense.

En el periodo 2000-2001, la cartera de créditos estaba dolarizada en más del 90%, es decir que casi el total de los préstamos se hacían en moneda extranjera, según el ente emisor.


Notas Relacionadas