El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

La disputa del poder genera un quiebre entre Carlos de Mesa y Luis Fernando Camacho

Muchos de los asistentes a este cabildo cuestionaron que tres viejos políticos capitalizaran las protestas a su favor, incluso dejando de lado a Camacho, quien también es cuestionado por su alta carga racista y fascista.

hace 13 dia(s)

,

El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, llegó al aeropuerto de El Alto la mañana del lunes con la intención de ser parte del cabildo que se llevó a cabo en horas de la tarde, pero además de ser insultado y cuestionado por vecinos de El Alto, no salió de la terminal aérea porque Carlos de Mesa, Samuel Doria Medina y Luis Revilla no garantizaron su seguridad puesto que no querían que sea parte de esa concentración.

De esta forma se produjo un quiebre entre el candidato perdedor de las elecciones y el cabecilla cívico de Santa Cruz, dando lugar además a una serie de hechos violentos en la capital cruceña, donde la Unión Juvenil Cruceñista, financiada por Camacho, disparó a quemarropa a vecinos del Plan 3000.

Y mientras esto ocurría en Santa Cruz, en la avenida Costanera de La Paz se llevó adelante el cabildo, sin Camacho, donde entre otras cosas Revilla fue presentado como “un joven político”, pese a que ya lleva más de 20 años en la Alcaldía de La Paz.

Posteriormente, Doria Medina hizo uso de la palabra para simplemente reproducir su frase “carajo, no me puedo morir” y finalmente De Mesa dijo de manera textual que iría “a la cárcel o la presidencia”.



Muchos de los asistentes a este cabildo cuestionaron que tres viejos políticos capitalizaran las protestas a su favor, incluso dejando de lado a Camacho, quien también es cuestionado por su alta carga racista y fascista.

Y este viernes en horas de la mañana, desde El Cristo de Santa Cruz, De Mesa no quiso afirmar que fue a esta ciudad para reunirse específicamente con Camacho, al contrario, dijo que se reuniría “con varios líderes” cruceños, poniendo más en evidencia el quiebre entre ambos.

Lo cierto es que el poder alejó a ambos personajes, puesto que Camacho ya no solo apunta a la Gobernación de Santa Cruz, sino a la Presidencia de Bolivia, para poder así ocultar todas las irregularidades de sus empresas que poco a poco salen a la luz.

Por su parte, el exvicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada (Goni) tiene como única opción aprovechar las protestas para ser presidente, también por intereses personales y porque sería el último aliento en su vida política.///


Notas Relacionadas