El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

Detienen, torturan y amenazan a periodista por cubrir la represión en Bolivia.
Por: Verónica Zapata *

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

El jueves 5 de marzo pasado fue detenido René Esteban Huarachi Charca comunicador boliviano de Radio TV Bartolina Sisa y afiliado al sindicato de trabajadores de prensa de fotoperiodistas y medios digitales (SINTRAPREN) de El Alto. El comunicador denunció que fue detenido ilegalmente y torturado en las propias instalaciones de la fuerza especial de lucha contra el crimen y por los propios policías. Además, fue amenazado de que si denunciaba la tortura a la que fue sometido, su familia “pagaría” por ello.

René Huarachi realizaba en el momento de su detención la cobertura de la sesión del senado en el consejo municipal por el 35° aniversario de la fundación de El Alto. De allí debió retirarse rápidamente Jeanine Áñez, la autoproclamada presidenta de Bolivia, quién fue abucheada al grito de “asesina” desde la multitud de alteños que se encontraba afuera esperándola para pedir justicia por los muertos de la masacre de Senkata que ordenó la misma Áñez el 19 de noviembre pasado.

Luego de ello, se desató una represión feroz al pueblo alteño en la que la policía terminó gasificando a una escuela y donde se tuvo que evacuar a los niños de entre 4 y 6 años que escapaban llorando y corriendo del lugar, desatando el repudio generalizado en redes por los videos viralizados donde se observan estos hechos.

Al día siguiente, 6 de marzo, día en que se cumpliera efectivamente el 35° aniversario de la ciudad de El Alto, la autoproclamada presidenta no pudo asistir al desfile en dicha ciudad, ya que el pueblo alteño le demostró el día jueves 5 en que se presentó en El Alto, su total rechazo a su investidura. El pueblo heroico alteño la considera persona non grata como todos los bolivianos que creemos en la democracia y en la libertad y repudiamos el golpe de estado sangriento y violento del 10 de noviembre del 2019 que dejó un saldo de más de 36 muertos y más de 1500 detenidos y centenares de heridos.



El camarógrafo sostuvo en un video que presentó a redes que le secuestraron la credencial de comunicador y su celular y que aún no se la han devuelto: “Denuncio persecución, detención ilegal sin previa notificación y tortura. He sido torturado (muestra fotos como pruebas de ello), después de que me detienen en la ex alcaldía de El Alto me llevaron a un cuarto, luego de ello me subieron a una patrulla y allí viajamos varios detenidos que estuvimos boca abajo al piso y los policías estaban encima de nosotros parados. Posteriormente llegamos a El Alto y allí me decomisaron mi celular y ha revisado mi Facebook, y me han insultado y amenazado. Con un palo me pegaron 5 o 6 palazos fuertes, es por eso que tengo estas heridas (muestra fotos de las partes de su cuerpo herido), me han pateado y me han insultado. Esto no es lo que me duele, sino que me amenacen y se hayan metido con mi familia. En el momento en que me pegaban me decían que mis hijos por mi culpa no van a llegar a nada en su vida y que mi familia pagaría todo esto, que por lo que hago el futuro de mis hijos será afectado. Tengo dos hijos de dos y cuatro años, mi padre y mi familia. Estoy en libertad, pero pido garantías porque la policía me ha preguntado de todo y me ha investigado, con quién vivo, dónde y a qué hora salgo y llego a mi trabajo. Por lo tanto, pido garantías no solo para mí, sino para todos los periodistas y bolivianos. Esto que me pasó no quiero que le pase a ningún boliviano, ni a nadie. Pido garantías para mi familia y mis hijos que son lo más sagrado para mí”.

Por otro lado, el secretario ejecutivo del sindicato de trabajadores de la prensa de la ciudad de El Alto, David Ticona, denunció la tortura que René Huarachi sufrió, uno de sus afiliados: “Los trabajadores de la prensa de El Alto nos sentimos indignados en la forma en que ha sido tratado uno de nuestro afiliados, no es posible, es  inadmisible que haya sufrido torturas, le quemaron la mejilla con un cigarro, le han pegado con una tabla, le han pateado las rodillas, el compañero ha sido torturado en celdas policiales y nada más, ni nada menos que por agentes de la policía nacional y esto no lo vamos a tolerar. Vamos a presentar las respectivas denuncias a nivel local, pero también vamos a acudir a defensa internacional de los derechos de la libre expresión como el relator especial encargado de la promoción y protección al derecho a la libertad de opinión y expresión de la oficina del alto comisionado de naciones unidas, vamos a dejar precedente. A su vez, pedimos a las organizaciones que defiende los derechos de los periodistas como la federación latinoamericana de la prensa que tomen cartas en el asunto. No se puede permitir que se cercenen los principales derechos respecto a la información y al trabajo de los trabajadores de la prensa. Vamos a interponer diferentes recursos para que se cumplan los derechos de los periodistas (…) Vamos a interponer una denuncia internacional contra Áñez y Murillo por lesiones graves y torturas que son delitos de lesa humanidad”.

La detención de René Huarachi se da en un contexto de feroz persecución, de encarcelamiento de dirigentes y periodistas tras el golpe de estado del pasado 10 de noviembre en Bolivia, y que se recrudeció sin tapujos cuando se conoció la candidatura de Arce-Choquehuanca y todas las encuestas los dan por ganadores en las elecciones generales del próximo 3 de mayo.


* Periodista y psicóloga boliviana.

 



Otras Opiniones del Autor

El día de la mujer en Bolivia se traduce en: ‘la pollera se respeta carajo’
Por: Verónica Zapata *

 09 Mar 2020  En esta imagen, tomada el 13 de noviembre de 2019, una seguidora del expresidente de Bolivia Evo Morales porta una bandera nacional durante disturbios con la policía, en La Paz, Bolivia. (AP Foto/Natacha Pisarenko) Este año el ...