El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Canciller Pary: "En nuestro país no existe la posibilidad de fraude o de manipulación de los datos"

El sistema de cómputo de datos no ha tenido ninguna paralización, ninguna suspensión que se alega", dijo Pary durante su intervención.

hace 24 dia(s)

,

Este jueves, el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Diego Pary Rodríguez, participó en la reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para informar sobre el proceso electoral realizado en su país el pasado domingo 20 de octubre.

La esperada participación de Pary en la sesión del órgano se dio después de que representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, EE.UU. y Ecuador manifestaran su desacuerdo con el desarrollo y difusión de los resultados preliminares de las elecciones en Bolivia, que colocan a Evo Morales como ganador de la elección en primera vuelta.

"El sistema de cómputo de datos no ha tenido ninguna paralización, ninguna suspensión que se alega", dijo Pary durante su intervención.

El canciller explicó que el proceso electoral en el país se desarrolló con normalidad durante la jornada del domingo, pero que el problema surgió durante el reporte de información preliminar, que es orientativo y de carácter inmediato, a diferencia del sistema de cómputo oficial.

Sin embargo, a solicitud de las misiones de observación electoral de la OEA y la Unión Europea, se reinició con el sistema de resultados preliminares el lunes.

El pasado miércoles, el director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral, Gerardo Icaza, presentó el informe preliminar de la Misión de Observación Electoral (MOE), que auditó el proceso electoral que se llevó a cabo en Bolivia.

La MOE considera que "continúa siendo la mejor opción convocar a una segunda vuelta" debido a que ha cuestionado los resultados de la elección del presidente y vicepresidente, que han variado, mientras avanza el conteo oficial.

OEA sin "carácter vinculante"

Sin embargo, Pary aclaró este jueves que, pese a valorar la presencia de la Misión de Observación de la OEA en las elecciones generales, no recogieron la información con ecuanimidad. Sobre el alcance del organismo y sus recomendaciones electorales, el canciller recordó que no tienen "carácter vinculante".

"En Bolivia no existe la opción de fraude o de manipulación de los datos", dijo Pary, agregando que cada partido político tiene delegados durante el conteo de actas, incluso pueden llevarse una copia y fotografía.

"Ninguno de los candidatos ha presentado pruebas que presenten fehacientemente un supuesto fraude", agregó el canciller.



Para quitar las dudas del organismo, Pary invitó a la OEA a realizar una auditoría de los votos. "Como Gobierno somos los más interesados en la transparencia", señaló el canciller.

Por su parte, el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, explicó que el país suramericano cuenta con dos sistemas de conteo de votos. El sistema de cómputo, que es el oficial y definitivo, y el de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), que es únicamente preliminar. 

"Es inconcebible que se haga un anuncio de fraude sin presentar una sola acta o prueba", dijo Arce sobre las acusaciones del opositor Carlos Mesa de un presunto fraude en las elecciones generales del domingo pasado.  

"Si una vez conocido los resultados, existe una diferencia de más del 10% entre los dos candidatos, no puede haber segunda vuelta electoral", recordó Arce la Constitución del país. 

Este jueves a las 15:32 (hora local), con el 99,16 % de las actas computadas, el cómputo definitivo otorga el triunfo en primera vuelta a Evo Morales para ejercer su cuarto mandato, al tener 46,96 % de los votos, frente al 36,59 % de Mesa. La ley establece que, para definir una victoria sin balotaje, el candidato puntero debe tener más del 50 % de los sufragios, o al menos el 40 % con una diferencia de 10 % sobre el rival más cercano.

"Las reglas del juego se han cumplido, la institucionalidad se ha respetado", señaló Arce, reiterando la invitación a la OEA para realizar una auditoría. "Quien nada debe, nada teme, pero defenderemos la sagrada voluntad del pueblo", agregó.  

Llamado a la OEA

Al respecto, el presidente boliviano,  Evo Morales, quien afirmó que respetará los resultados una vez que se termine el conteo, ratificó su llamado a la OEA para que haga auditoría una vez que finalice el proceso. "Dicen que hay fraude, pues que se demuestre".

"Cualquiera que sea su criterio, deben tener en cuenta el respeto a nuestra Constitución". "La misión de la OEA ya está con el golpe de Estado", afirmó el mandatario.

El martes 22 de octubre, ante las denuncias del opositor Carlos Mesa sobre un presunto fraude en las elecciones, la Cancillería boliviana invitó a los observadores electorales a "reiniciar y verificar una a una las actas de todo el país", para comprobar los resultados que arroja el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

En una carta dirigida al secretario general de la OEA, Luis Almagro, Diego Pary solicita expresamente al organismo que realice una auditoría de "todo el proceso de cómputo oficial de los votos de las elecciones". En respuesta, Almagro aceptó la invitación y señaló que las conclusiones a las que llegaría la misión de la OEA "han de ser de carácter vinculante".


Notas Relacionadas